Estuvimos en... ilegales murcia 2017

Published on abril 24th, 2017 | by JM Gómez

1

Crónica: M76 + Marañones + Ilegales. Parque Fofó, Murcia

Llevaba contando los días para que llegara esta noche. Hablar de Ilegales para mí no es cualquier cosa y voy a intentar que no empañe en demasía esta crónica la profunda admiración que siento por el grupo de Jorge Martínez y cía. En realidad no es una banda que corresponda a mi generación, pero un servidor fue muy curioso a una edad temprana con los discos que ponían mis hermanos mayores. Era finales de los ochenta y recuerdo ponerme el vinilo de Todos están muertos a escondidas. Sentía que escuchando esa música tan absolutamente vitamínica estaba haciendo indiscutiblemente “ilegal” y que me producía un indescriptible subidón. Y así es como me sentí por una noche : como ese niño de 10 años que flipaba, cerrando la puerta, con las “macarradas” que escuchaba.

Tan esperada fecha fue el pasado 7 de abril en el Parque Fofó de Murcia, espacio del que guardo muy gratos recuerdos y que me parece perfecto para albergar este tipo de eventos. Además, estuvieron muy bien acompañados por unos clásicos del rock murciano como son Los Marañones y M76, grupo desconocido para mí hasta esa noche.

Con bastante puntualidad salieron M76 al escenario. El cuarteto murciano tuvo que romper el hielo ante el poco público que había al comenzar su actuación, aunque también es verdad que fueron bastantes más los que disfrutamos de sus últimos temas. El grupo dejó el pabellón por todo lo alto con su rock con toques de garaje y punk, y sus letras críticas. Presentaron los temas de su primer álbum ¿Has leído a Gógol? publicado en 2016, así como algún adelanto del que será su segundo trabajo, como Estoy Durmiendo dedicada “a Donald Trump y su puta mierda”. Tendremos que seguirles la pista de cerca…

M76

Turno para Los Marañones, uno de los grandes grupos de rock de Murcia en activo desde 1987. El setlist fue bastante parecido al que defendieron hace unos meses en su concierto junto a Los Enemigos, abriendo con El misterio de tu amor, y continuando con temas como Yo no soy Supermán, El hombre del melón o Mi gato se llama Persona. El sonido de la banda me impresionó sobremanera. El concierto rozaba la perfección a nivel técnico, fruto de la suma de unos musicazos experimentados que dominan la escena a la perfección, un buen equipo y unos técnicos que saben lo que hacen. Una buena dosis de rock clásico que terminó de calentar el ambiente para el plato fuerte de la noche.

los marañones

 

Y llegó el momento de los asturianos más macarras. Suenan los helicópteros de la introducción de África paga, al son de la iluminación que resalta el rojo fuego de la hoja de sierra circular del nuevo logo de Ilegales. Sorprendentemente comienzan con Los chicos desconfían, contundente comienzo y cojonuda canción, aunque nos deja a todos con las ganas de África paga, la cual tocarán después. Jorge hace algunas indicaciones al técnico de monitores intentando estar en el escenario lo más cómodo posible. Siguen con Voy al bar, bombazo de su última criatura La vida es fuego, con la que el sonido se consolida. A Jorge se le empieza a notar cómodo.

ilegales murciaUn servidor tuvo la suerte de ver a Ilegales en 4 ocasiones antes de su separación y re-conversión en “Los Magníficos”. Si algo puedo decir en comparación es que han ganado bastante en profesionalidad. Ahora cuidan mucho más la imagen y algunos aspectos técnicos, yendo además los cuatro perfectamente uniformados.

Contra-atacan con una agresiva Chicos pálidos para la máquina, donde podemos apreciar el acierto de incorporar a Mike Vergara al teclado, en este caso, y a la guitarra rítmica en otras canciones. Suena en los clubs un blues secreto ataca rabiosa mientras todos coreanos el pegadizo deja de joder la música a los negros. Inevitablemente no puedo dejar de pensar en al recientemente desaparecido Chuck Berry y en todos los músicos blancos que intentaron robarle – sin éxito- la corona del rock.

Me entristece echar en falta a Alejandro Blanco y a su eterna sonrisa. Pero también tengo que decir que ver a un mítico ilegal como Willy Vijande compensa todo lo sentido. Es toda una institución “ilegal”, responsable algunos bajos míticos dentro la larga carrera de Ilegales. Suena Agotados de esperar el fin, una de las canciones más antiguas del repertorio ilegal. Sigue sonando fresca y emotiva. Ya tienen al público en el bolsillo. Continúan con África paga, con mención expresa de Jorge a que el mensaje de la canción sigue tristemente vigente. Continúan con la “macarrada” de No me gusta el trabajo , y ya empiezo a sentirme como aquel niño de 10 años escuchando música peligrosa. Llega uno de los momentos más memorables de Ilegales, pues tocan la imprescindible Yo soy quien espía los juegos de los niños. Empiezo a estar realmente emocionado. Se refuerza mi opinión de que es una de las mejores canciones compuestas del rock en castellano, junto a Enamorados de Varsovia, que sonará bastante después. La gamberrada de Regresa a Irlanda es otro de los pocos temas de su último álbum que nos ofrecen. Jorge sigue cantando y tocando con una actitud y ferocidad tremenda. Aunque está más callado de lo habitual, sigue convenciendo. Creo que no es nada fácil, pues sale muy airoso. Después de 35 años manteniendo esta pedazo de actitud es bastante difícil no caer en la caricatura.

El concierto se convierte en una concatenación de “hitazos”: Todos están muertos, Si la muerte me mira de frente me pongo de lao, Europa hailegales murcia muerto, Saber vivir, Enamorados de Varsovia, Hacer mucho ruido, Eres una puta, Todo lo que digáis que somos y la psychobilly El número de la bestia. Auténtica dinamita.

Los “backliners”, otra novedad con respecto al cambio de profesionalidad que he notado en esta última gira, entran en acción. Cambian guitarras y bajos. Jaime Beláustegui , ese metrónomo humano que tiene la banda como batería, marca el comienzo de Regreso al sexo químicamente puro. El bajo no suena y vuelven a salir los backliners para ver si pueden solucionar el problema. Jorge los mira, mientras toca y canta esta canción , de tremendísima letra. Termina la canción sin que lo solucionen y lanza un chulesco: es la primera vez en mi vida que toco está canción sin que suene el bajo. Y añade, un tanto mosqueado, que va a tomarse algo mientras lo solucionen. Y justo cuando desaparece del escenario, el bajo comienza a sonar.

Sigue el bombardeo de clásicos y la parte más punk del concierto. Revuelta juvenil en Mongolia, el himno Tiempos nuevos, tiempos salvajes, Soy un macarra, Dextroanfetaminas, Caramelos podridos, El Demonio, Problema sexual y Bestia, bestia deja el concierto en todo lo alto. Tengo la adrenalina en límites que seguramente infrinjan alguna norma moral. Se despiden y todos, obviamente, pedimos otra. No se hacen mucho de rogar y vuelven a salir. Jorge nos dedica una “bendición ilegal” y encaran Hombre solitario y Destruye, como colofón del show. En el público hace tiempo que los pogos son una constante y se incrementan en la recta final. Me alegra constatar que no soy uno de los asistentes más jóvenes, lo cual también supone otra magnífica novedad. Se despiden mientras suena Chuck Berry. Todo un detallazo a una de las, seguramente, mayores influencias de Jorge Martínez.

ilegales murcia 2017

Me siento muy feliz. Ha sido una gran noche. He visto conciertos en los que Jorge ha estado más comunicativo, aspecto que sin duda hace que los shows carezcan de desperdicio alguno, pero han sido 32 pepinazos en los que no he parado de cantar y bailar de forma literal. La energía recorre mi cuerpo. Creo sinceramente que si Ilegales hubieran nacido en otro país con más tradición rockera, serían un clásico a nivel internacional. No tengo ninguna duda. No hay grupo en España que iguale su actitud. Ellos son el puto rock´n´roll, tal y como yo concibo que ha de ser el rock n roll: canalla , macarra y sin medias tintas. Una buena bofetada a algunos grupos actuales que dicen hacer rock, pero de forma absolutamente inofensiva, y con actitudes condescendientes y vergonzantes.

Me marcho comentando, con mi inmejorable compañía, el documental Mi vida entre las hormigas. He tenido ya el privilegio de visionarlo de forma online, pues fui mecenas del crowdfunding del proyecto. Me quedo con una frase que suelta Jorge en el metraje que me hace sonreír y que me da muchas fuerzas para continuar en la brecha del rock´n´roll: ¿Le caemos mal a usted? ¡Estoy encantado de ser su enemigo!.

Tags: , , ,


About the Author

Fundador , cantante y guitarrista de la banda Efecto Lucifer. También canto en la banda de versiones Led Black Purple.
Tengo mi propio estudio de grabación donde intento ganarme la vida: Estudios Aleatorios. También soy Técnico de sonido freelance y trabajo para distintos tipos de eventos en directo.
Siempre me ha gustado escribir y la Social Media. De vez en cuando escribiré por aquí…



One Response to Crónica: M76 + Marañones + Ilegales. Parque Fofó, Murcia

  1. Ruben Calle says:

    La “hoja de sierra circular del nuevo logo de Ilegales” ? ja ja !! Crónica digna de un mongol sin conocimiento del grupo. La “sierra circular” es un logo que tiene más de 10 años, como podéis decir que habéis estado en más de 4 conciertos de ilegales y no saberlo? los ilegales han mutado en hermosas señoritas con corbatitas y Jorjón está en sus peores épocas interpretativas con su voz rota desde el principio del bolo.

Deja un comentario

Back to Top ↑