Estuvimos en... Nashville Pussy

Published on noviembre 30th, 2017 | by Lèa Nath

0

Crónica: Nashville Pussy en Madrid. Energía y macarrismo.

NASHVILLE PUSSY en Madrid
(Sala Caracol, 25 de Noviembre de 2017)

La mejor manera de que Nashville Pussy empiece un concierto es diciendo algo muy guarro, así que eso es lo que hicieron, “keep on fuckin” y se abrió el infierno, directamente y sin anestesia.

Nashville pussy

No os voy a hablar de la historia de Nashville Pussy, para eso buscad en Google, podéis poner algo así como “mejores bandas de rock´n´roll que se pueden ver en la actualidad”, así que nada de historias y antepasados, si no les conocéis lo suficiente porque habéis estado enterrados, podéis empezar con Ten Years of Pussy, un recopilatorio con 22 temas de los últimos diez años y que les ha traído por esta última y extensa gira Route Resurrection a nuestras tierras, exactamente por seis ciudades, empezando en Bilbao y terminando en Barcelona.
The LizardsDe lo que quiero hablar es de lo que pasó el sábado pasado en la Sala Caracol de Madrid, penúltimo concierto de la gira, un esperado día que para muchos, en que se produjo una auténtica declaración de lo que significa ser una de las pocas bandas que existen en la actualidad en las que el espíritu del rock´n´roll más fiestero, salvaje y descarado está vivo, le pese a quien le pese.
Al llegar a la sala no había demasiada gente dentro pero empezaban a tocar el trio de Barcelona The Lizards, formado en 2007 y que cuentan con dos álbumes que no tienen ningún desperdicio, con un sonido muy potente, estribillos pegadizos y claras influencias de Motörhead o Joan Jett.

The Lizards gustaron mucho y prueba de ello fue que la sala que en un principio estaba más o menos dispersa, se reunió en las primeras filas para disfrutar de ellos, supieron aprovechar el escenario, las luces y un sonido muy potente. Sin duda intentaron caldear el ambiente durante algo más de media hora que duró el concierto y os aseguro que lo hicieron muy bien. Me sorprendieron mucho, ya no solo por el sonido que tenían, sino por cómo defendieron su directo de bien. Se despidieron recibiendo los agradecidos aplausos de la sala, que para esas horas ya estaba prácticamente llena.

Nashville Pussy salieron contentos, supongo que vieron que el aforo que había en la sala era mucho más que digno y como más tarde pude comentar con Bonnie Buitrago (de la que próximamente tendremos entrevista) un escenario como el de la Sala Caracol, con buena iluminación y buen sonido, crea las condiciones perfectas para hacer lo que quieren sobre un escenario, desparramar energía y macarrismo.
Todo el repertorio elegido sonó perfecto y la actitud de cada uno de ellos Nashville Pussydestacaba por su propia personalidad sobre el escenario, en mi opinión, Blaine y Ruyter han dejado de ser protagonistas absolutos de la banda, que nadie se me eche encima por favor lo digo, no pretendo desmerecer a ninguno de ellos. Blaine estuvo muy activo, marcándose bailecitos de los suyos y moviéndose por el escenario y entre tema y tema, trago de bourbon y a seguir dando caña. Ruyter cercana, poderosa, enérgica y siempre demoledora, al igual que ocurre con Bonnie Buitrago, de la que tengo que extenderme algo más porque merece la pena y se lo merece, durante estos seis años que lleva con la banda ha sabido hacerse su lugar y para muchos de nosotros es símbolo de sensualidad, fuerza y erotismo, creando una base rítmica absolutamente potente que encaja a la perfección con la energía que desprende Ruyter y para la que, tengo que decirlo, la palabra actitud se queda corta. Muy grande Bonnie Buitrago sobre el escenario e igualmente fuera de él.

 

Ben Thomas a la batería, tuvo su momento muy especial de protagonismo marcándose un solo impresionante.

Nashville Pussy

No se entretuvieron demasiado en las presentaciones de la banda, ¿para qué?, sonaron clásicos como I´m so High, Hate and Whiskey, Why, why, why o Go motherfucker go y nos presentaron un nuevo tema We Want You, que forma parte del nuevo álbum y que no tardará mucho en llegar, ya está grabado y ha sido producido por Daniel Reg (también productor de Ramones) y en el que hay dos canciones muy especiales sobre Lemmy.

Una vez más, NASHVILLE PUSSY volvieron a salir victoriosos, gran concierto, la audiencia contenta, mucha diversión, alcohol y rock´n´roll. El año que viene les volveremos a recibir con la botella preparada y los brazos abiertos. Siempre bienvenidos.
Como nota final no puedo olvidar las acertadas palabras del Señor Kilmister cuando afirmó que no conocía a ninguna otra banda mejor que Nashville Pussy para abrir un concierto de Motörhead.

Nashville Pussy

Noviembre 2017. Lèa Nath

Tags: , , ,


About the Author

Fotógrafa de Madrid.
La mayor parte de su trabajo está centrado en la fotografía social y documental, siempre con un profundo compromiso que trata de mostrar todo tipo de emociones y sentimientos, creando historias a través de imágenes que sin duda, tienen como protagonistas absolutos a personas.



Deja un comentario

Back to Top ↑