Discos pervy-perkin-totem

Published on noviembre 28th, 2016 | by Jorge Fernandez

Reseña: Pervy Perkin – .ToTeM.

Hace pocos días Pervy Perkin estrenaban su primer videoclip, eligiendo para tal ocasión el tema KountryKuntKlub de su álbum .ToTeM., publicado en abril de 2016. A pesar del tiempo transcurrido, no podía dejar escapar la ocasión para hablaros sobre él, un trabajo absolutamente apasionante y demencial.

Dicen que hay una línea muy delgada que separa la genialidad de la locura, o quizás sea que todo genio tiene una pizca de locura en su interior. En esa imaginaria separación, para mí Pervy Perkin están firmemente posicionados en el terreno de la genialidad. Y si así no fuera, permitid que me quede en su zona de locura. Quizás todo esto es un sueño en el que el tótem que gira indefinidamente es el disco de Pervy Perkin. En cualquier caso, no vengáis a por mí. Estaré bien.

pervy-perkin-totem

.ToTeM. es un trabajo distinto. Pervy Perkin son un grupo distinto, rompen con todos los conceptos. No hay canciones, son historias que fluyen por distintos ambientes, tomando influencias de infinidad de sitios, sin orden aparente. Incluso pasan por encima del concepto de álbum: se cierra con la primera parte de lo que parece ser una ópera rock que ya nos dejó su tercera parte en el anterior trabajo, Ink. Así funcionan sus mentes. Imaginad un grupo de jóvenes tremendamente talentosos, con enormes inquietudes, sin ningún cliché a seguir, sin ninguna limitación, dejándose llevar por la absoluta libertad de que cualquier sonido que les guste, cualquier idea, pertenezca al estilo al que pertenezca, va a tener su sitio en un tema. Que en ningún momento puedan decir “no tío, eso no suena a Pervy Perkin, no lo ponemos”, sino más bien un “joder, eso suena cojonudo, lo ponemos”.

Y no sólo en el concepto, sino también en la ejecución son muy buenos, musicalmente son unos intérpretes solventes que te pueden hacer creer que serían capaces de ser un grupo de referencia en el estilo en el que estén tocando en ese momento, ya sea doom o country. La producción es espectacular, y el sonido de muy alta calidad. El trabajo vocal, a la altura del resto de la obra, cante quien cante las voces son personales y pasionales, con cambios de registros brutales. En fin, todo el trabajo es un alarde de creatividad y pasión que te da una bofetada en la car a cada minuto que pasa, te deja con la boca abierta en cada pasaje, con cada cambio de estilo, con cada giro, con cada guiño que hacen a sus interminables influencias e inspiraciones.

¿A qué suena Pervy Perkin? Pues por momentos a Dream Theater, a Tool, a Queen, a Black Sabbath, a Mike Oldfield…qué más da, han creado algo único, algo que no habías escuchado con anterioridad.

Hay una idea que coge peso con cada escucha, y es que me parece un trabajo tremendamente cinematográfico (es algo que ya estaba muy presente en su primer trabajo, basta recordar el comienzo de Ink con Opening Credits al más puro estilo Morricone), como si cada pasaje tuviera que ir unido irremediablemente a unas imágenes, a una secuencia concreta de una supuesta película que el grupo tuviera en la cabeza y su música tan solo fuera la banda sonora, tan solo una pieza más de su enorme imaginario. En este contexto, creo que Pervy Perkin supone para la música lo mismo que para el cine supondría si pudiéramos juntar la creatividad y la constante experimentación de Nolan con la combinación de géneros, el gusto por los personajes excéntricos y la personal y concienzuda puesta en escena de los hermanos Coen.

El trabajo consta de 4 canciones largas (de muy diferente duración) y cuatro interludios entre ellas, finalizando con T.I.M.E. (Part 1: The Experiment), que pertenece a una obra distinta que se nos va dando por entregas.

I Believe es el primer tema, y parece que es sobre el que han basado el título y el artwork del álbum. Un tótem representaba para ciertos pueblos indígenas de américa los distintos niveles del ser humano e incluso la existencia de deidades superiores. Sobre esas ideas y creencias nos hablan en la canción, del conocimiento interior “when my mind is calm and free then I understand”, de la conclusión a la que llega el protagonista de que hay algo mirando hacia abajo, hacia la tierra: “I know there´s something more, I hear it like a song”. La música es la que marca su realidad, o quizás sea lo divino lo que suena como una canción. I Believe es el tema menos loco, más espiritual, el más progresivo de todos, donde ya intuimos lo que se nos viene encima: giros y más giros, potentes riffs tras corales coros y pasajes ambientales propios de Encuentros en la Tercera Fase. En la portada del álbum podemos ver las representaciones animales que se solían ver en los tótems, una pirámide maya al fondo, y un ser extraterrestre y/o divino representado en la camiseta del joven indígena.

Han tenido innumerables colaboraciones para los coros de este tema, sólo por citar algunas, las de Persefone, Cheeto’s Magazine, Moonloop, The Unwritten, Jardín de la Croix, Back to R’Lyeh, Carving Colours, Noah Hysteria, Morgana vs Morgana, Kharma Code y Fisherman’s Horizon. Esto da idea de la repercusión que están teniendo.

El siguiente tema largo es el protagonista del videoclip, KountryKuntKlub. Empieza la locura con este canto antirracista (como ya deja ver en sus siglas), un diálogo rapero sobre música country, que aunque el vídeo ambiente en una época actual, bien podría salir del Mississippi de los años 30 (no dejo de ver en mi mente a The Soggy Bottom Boys de O Brother, Where Art Thou? interpretando esta canción en directo en la radio). Bien es cierto que ha quedado mucho mejor así, y además hecho con sus propios medios.



Mr. Gutmann es sin duda el tema más indescriptible de todo el trabajo. La locura. La genialidad. 26 minutos en los que parece que podemos adentrarnos en ambientes tan diferentes como un club de jazz o una sala de fiestas hasta el interior de un videojuego de plataformas. A veces con guitarras claras y melódicas, a veces cargadas de distorsión. Y un ejercicio vocal impresionante, desde partes que nos hacen pensar en el pasaje coral de Bohemian Rhapsody hasta guturales y voces de blues. Todo ello mientras vivimos un día en la vacía y rutinaria vida de Bill, escuchando sus pensamientos y sus diálogos con el resto de personajes.

Y para terminar, Hypocondria, con un riff de guitarra surgido de aquellos pioneros del metal clásico británico…oh wait, calla, que es death metal. Lo normal.

Pervy Perkin me recuerdan mucho a Devin Townsend, solo que son capaces de ir desde Casualties of Cool a Strapping Young Lad (pasando por Ziltoid the Omniscient) en tan sólo un par de temas.

Y luego están los 4 interludios: las ambientales The City y The Fog, que parecen salidos de la BSO de algún juego dan paso a las perturbadoras The Sound y The Void, que podrían poner música a alguna película de terror japonesa con el mismo nombre.

No se vayan todavía, aún hay más. Para terminar el trabajo, nos dejan con la primera parte de T.I.M.E., llamada aquí The Experiment, que comienza una historia cuya tercera parte escuchamos en Ink. El experimento parecen ser los viajes en el tiempo, el poder de deshacer lo ya sucedido, además de otros incluir otros ingredientes extra como el amor. Y digo parece porque quién puede imaginar siquiera por dónde van a llevar esa ópera rock, o por dónde la han llevado ya, o qué demonios tienen estos chavales en sus cabecitas. El experimento empieza como un baladón pop y termina con unos guturales de la leche.

Pervy Perkin. Apuntad ese nombre. Se está gestando algo muy grande. Son unos músicos muy valientes, haciendo tan sólo lo que les dicta su corazón y pasión por la música, recorriendo un camino que transitan prácticamente en solitario. Sed valientes también como aficionados a la música y dad una oportunidad a esta obra de arte. Pero antes cerrad los ojos y olvidad todo lo que habéis escuchado previamente.

El panorama musical nacional, especialmente el progresivo (en el que, digamos, podríamos emplazarles), está viviendo este año una época excepcional, con multitud de lanzamientos y muchos de ellos de muchísima calidad. Y Pervy Perkin se han ganado un lugar privilegiado en él. En mi debe personal del año está el no poder haberles visto en directo, y no es progstureo de fan, es una espinita que espero sacarme muy pronto, porque lo de estos chicos en directo estoy seguro que debe ser todo un espectáculo. Tan sólo espero que algún día puedan contar con los medios necesarios para poner en escena todo lo que tengan pensado para adornar y representar su música en vivo.

Los responsables de esta locura son:

– Dante The Samurai / Guitars, Vocals

– Aks / Bass, Vocals

– Alejandro Macho / Lead Vocals, Keyboards

– Carly Pajarón / Drums, Vocals

– Álvaro Luis / Guitars

Podéis escuchar sus trabajos al complete en su bandcamp y seguir sus noticias en twitter y facebook.

Tags: , ,


About the Author

Aficionado a la música. He escuchado cosas que no creeríais.



Back to Top ↑