El Palacio de los Deportes da una multitudinaria acogida al gran Bryan Adams

El pasado 3 de diciembre en el Palacio de los Deportes de Murcia, veintidós años después de su última actuación en la Región, Bryan Adams nos presentaba su último trabajo de estudio titulado Shine a light.

Bryan Adams apareció ante 7000 personas más que emocionadas por poder presenciar una actuación sin duda extremadamente perfecta al milímetro. Solomon Walker (bajo), Keith Scott (guitarra), Mickey Curry (batería) y Gary Breit (teclados) le acompañaban llenos de entusiasmo, alegría y una sincronía de reloj suizo durante las dos horas de show. Demostró además una humildad tremenda, sin creerse el dios del universo como suele ocurrir con otros artistas de su tamaño; siendo éste ganador de un grammy, con la friolera de más de 65 millones de discos vendidos en la historia de su carrera musical y considerado uno de los grandes referentes del rock mundial. Además del espectacular sonido, nos deslumbró con una voz que te recorría de arriba a abajo como un rayo divino, los 60 no le sientan nada mal al canadiense.

The last night on Earth abría la noche, seguida de multitud de canciones que durante la larga y exitosa carrera del canadiense se han acabado convirtiendo en grandes himnos por todos conocidos, coreados con los ojos llenos de emoción por personas de todas las edades, aunque sobretodo de los más mayores. Somebody, Run to you, When You´re gone, I could get used to this, Heaven, Have you ever really loved a woman, tema grabado con Paco de Lucía. El clásico de los clásicos Summer of ́69 y It´s only love.

La intercalación de sus grandes clásicos junto a temas de su último trabajo hicieron que la ejecución y que el ritmo de la actuación fuesen un vaivén desenfrenado emocionando a todas las edades por igual.

Se despidió solo en el escenario, emocionándonos en lo personal y en lo más profundo de cada uno con su voz rasgada y creando una atmósfera donde nos compartía su talento con gran sentimiento, fuerza y pasión. El gran tema All for love fue el que cerró la noche.

Un estelar concierto de una de las grandes figuras de la historia contemporánea del rock a nivel internacional que nos abrumó en todos los sentidos y os dejó sin más palabras que éstas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.