Las cinco mejores canciones de Opeth

Las 5 mejores canciones de Opeth

Mucho hace que no me toca hablar de estos suecos ya míticos y padres de la escuela del death metal progresivo, con permiso de los enormes Death. Hoy me toca recomendar las cinco mejores canciones de Opeth. Si bien sé que mucho pureta de las primeras etapas más enfocadas al death me pueden acribillar por esto, mi etapa favorita de los suecos se centra en el primer decenio del nuevo milenio, el cual nos trajo discos tan míticos como Blackwater Park, Damnation o Ghost Reveries, entre otros, los cuales son profundamente culpables de mi amor hacia este género hoy día.

mejores-canciones-de-opeth
Foto: http://www.jonasakerlund.com/

Windowpane – Damnation (2003)

Seguramente la única canción de este estilo que vaya a poner en este top. Opeth nos sorprendían en 2003 tras sendos bombazos lanzados poquitos años antes como eran Blackwater Park y Deliverance con un disco de corte totalmente melódico y con temas alejados de los guturales, growls y distorsión a los que estaban acostumbrados. Windowpane es el tema que abre el disco. Un tema totalmente fundamental si buscas la paz interior y acercarte a la melomanía.

Dirge For November – Blackwater Park (2001)

Si bien no soy una persona a la que le gusten los temas o géneros repetitivos, esta canción bien merece una excepción y un monumento al buen gusto. Con una ambientación tremendamente oscura, este tema de alrededor de los 7 minutos de duración nos introduce en un bucle perfectamente construido y llevado a la práctica, empezando en unos acordes preciosos, pasando por uno de los mejores riffs en distorsión de la banda y terminando en otra maravillosa parte acústica que hace las delicias de todo aquel que cae en su hechizo.

The Grand Conjuration – Ghost Reveries (2005)

De un discazo como lo es Ghost Reveries solo podemos sacar temazos. Este en concreto se acerca a los 10 minutos de duración y no nos deja ni un solo respiro. Me parece alucinante esta canción en concreto porque las transiciones entre partes no solo están más que definidas, sino que llevan un rollazo todas y cada una de ellas que no puedes sino sentir profundo agradecimiento por que este tema exista y tú hayas llegado hasta él.

Hessian Peel – Whatershed (2008)

Este tema tiene muchísimas connotaciones emocionales para un servidor. Fue una canción que trastocó algo dentro de mi ser que me condujo a viciarme a esta banda y verla con nuevos ojos. Simplemente me parece que el inicio de canción, sumado a su segunda parte, hace un compendio global que puede dejarte p’allá muy fácilmente. Si no os habéis introducido en esta banda o no la habéis escuchado, este es un gran comienzo.

The Moor – Still Life (1999)

Pongo esta canción en primer lugar no porque sea mi favorita, sino porque creo que es la que mejor puede definir a esta banda: canciones largas, estructuras que parecen no acabar, riffs mágicos, la sensación de que son más pesados que una vaca en brazos y, aún así, no querer parar… Esta canción es como el tomacco que vendía Homer en las buenas temporadas de Los Simpsons.

 




2 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.