Mejores conciertos de 2019 para: Albert Lloret

Top Conciertos 2019

1. The Menzingers / Sala Independance (Madrid)

Describir lo que sucedió aquella noche aún sigue siendo algo difícil. Fue la primera vez de los de Philadelphia en salas españolas y se aseguraron de hacer que nos acordáramos de aquella noche para toda la vida. Fue durante la presentación de After The Party y esperamos tenerlos este año presentando ese mastodóntico Hello Exile.

2. Bon Jovi / Wanda Metropolitano (Madrid)

Las visitas de Bon Jovi a España son cita obligatoria para aquellos que llevamos toda la vida tras ellos. Esta era la segunda vez que pisaban Madrid tras la marcha de Richie Sambora del grupo, pero aún así consiguieron dar la talla con un Jon Bon Jovi ya con señales de estar afectado por la edad y una voz que ha dado mucho. Pero puedo prometer que superaron las expectativas de todo el mundo. Leer crónica

3. Frank Turner / Fernán Gómez (Madrid)

Nadie sabía cómo iba a terminar un concierto de Frank Turner en un teatro, pero desde que todo el mundo empezó a arrollar los asientos y empezar a situarse en las primeras filas como si de un concierto en sala se tratara, la fiesta empezó de buena manera. La entrevista que le hicimos aquí en Rockculture sirve como precedente de las ganas que el músico inglés tenía de volver a la capital, y no olvidemos que su próxima visita será junto a Dropkick Murphys en el Wizink Center.

4. Touché Amoré (Shoko)

Touché Amoré son de esos pocos grupos que he visto que consiguen tener al público al 100% desde el primer minuto. Desde el primer acorde hasta el último los cuerpos vuelan, se amontonan y forman una vorágine de voces al son de canciones como Honest Sleep que recuerdan a esa hermandad que supone el hardcore y que a veces tanto olvidamos. Leer crónica

5. Between The Buried and Me / Mon Live (Madrid)

Dos sets interpretando un amplio abanico dentro de su discografía. Más de dos horas de gozo. ¿De verdad necesitamos algo más después de eso? Estoy seguro que más de uno se fue a firmar su testamento tras esa noche de locura donde BTBAM desataron todo lo habido y por haber en su arsenal. Leer crónica

6. Deafheaven / Shoko (Madrid)

Quizá lo más bonito de ver a Deafheaven en directo es ese misticismo que su sonido crea. Cerrar los ojos mientras suena Worthless Animal o Dream House es esa experiencia catártica que todo amante de este género debe atravesar al menos una vez en su vida. Leer crónica

7. Haken / Mon Live (Madrid)

Haken son indiscutibles, nada más. Sea lo que sea que hagan está bien por mucho que lo neguemos, incluso ese Affinity que decepcionó a tanta gente puede llegar a ser maravilloso, solo hay que verlo con buenos ojos. Pero lo que dieron aquella noche ante centenares de personas es indescriptible en las pocas líneas que se me permiten. La única decepción fue que no llegáramos a escuchar Cockroach King ni ese cover de Africa de Toto que tantas ganas teníamos. Pero tampoco vamos a enfadarnos por eso.

8. Marea / Wanda Metropolitano (Madrid)

Pese a que siempre me haya mostrado reacio frente a grupos de este estilo; de poetas de la calle con alma de rockero, por así llamarlo. Reconozco que desde el primer momento en que Marea salieron a calentar el ambiente de un Wanda Metropolitano hasta los topes en una insufrible calurosa tarde de julio, eso, amigos, fue calidad y sinceridad. Marea dieron un espectáculo apabullante y pongo mi mano en el fuego de que si a mí me encantó, al resto del estadio también.

9. Kim Lenz / Sala El Sol (Madrid)

Terminé en el concierto de Kim Lenz de pura casualidad, lo reconozco. La había visto ya en una de sus anteriores visitas a nuestro país, también acompañada por Mario Cobo. Pero esta vez el nivel aumentó. En una sala El Sol hasta la bandera, la reina del rockabilly actual dio un show con una calidad irrefutable, acompañada de Mario Cobo (ex-guitarrista de Loquillo)  otra vez y de Alfonso Alcalá (bajista de Loquillo), nos demostraron que el rockabilly sigue más vivo que nunca.

10. Mishima / Passeig Lluís Companys (Barcelona)

Estoy seguro de que un gran porcentaje de las personas que han llegado hasta aquí desconocen este grupo. Estos barceloneses llevan 20 años en la escena nacional, y hay que reconocer que se han ganado a base de sudor y esfuerzo su reconocimiento no solo por parte de la crítica, sino también del público que llena allá donde van. Ese día tocaron con motivo de la Diada Nacional de Catalunya, y ese concierto gratuito que dieron en mitad de Barcelona fue la despedida perfecta del verano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.