Hablamos con Angie Lofer, teclista de Rocking Girls, en representación de esta banda formada por mujeres rockeras de una gran trayectoria musical (Amparanoia, Jarabe de Palo, Nacho Cano, TVE1, The Hole 2, Merche, La Voz, La Casa Azul, etc), en cuyo show para toda la familia hacen un recorrido por las canciones más icónicas del Rock de los 70, 80 y 90.

¡Hola, Angie! Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo. Antes de nada, me gustaría que nos contaras ¿Cómo han sido vuestros inicios en la industria musical? ¿De dónde nació el interés por este sector?

Cada una de nosotras tiene una historia distinta, pero todas llevamos muchos años de escenario, por suerte. Es nuestro modo de vida. Yo personalmente fui la primera en la familia. Con 4 o 5 años tocaba el piano de oído: sacaba melodías con cualquier piano de juguete. Mis padres alucinaban así que decidieron apuntarme a clases.

Cada vez podemos ver más la presencia de mujeres en carteles de festivales y otros eventos, pero aun así sigue predominando la presencia masculina en este ámbito ¿A qué crees que se debe?

Totalmente cierto. Y es una pena. Imagino que es porque arrastra la predominancia masculina de la profesión. En algunos sitios todavía se mira con asombro a una batería mujer. O a una guitarra eléctrica, a una bajista… . Nos ha pasado. Supongo que es cuestión de educar a las nuevas generaciones en que los instrumentos no tienen por qué pertenecer a un género. Creo que está todo en nuestras cabezas: un cartel con una banda femenina tiene muchas connotaciones. Una de hombres, no. Puesto que es “lo normal”. Es complicado.

No somos una banda feminista. Pero sí es bonito inspirar a las nuevas generaciones, animarlas y apoyarlas como, quizás, no hicieron con nosotras.

¿Qué medidas pensáis que deberían tomarse para ayudar a que esta situación cambie?

No estoy muy a favor de la paridad obligada o a contratar bandas de mujeres sólo por ser mujeres, sin valorar la calidad artística como a todo el mundo. Pero sí puede ser positivo fomentar la presencia de mujeres en Festivales, eventos y cualquier escenario grande para que vayamos “acostumbrándonos” todos a verlo, hacerlo algo cotidiano y no excepcional para lograr un equilibrio. En definitiva, a educar a la sociedad, a la industria y, sobre todo, a las nuevas generaciones. No hay equilibrio: algo hay que hacer. Apostar por proyectos femeninos de calidad. Y darlo todo.

Ahora en Rocking Girls estamos intentando formar una pequeña banda de niñas rockeras. Sin ninguna intención feminista. No somos una banda feminista. Pero sí es bonito inspirar a las nuevas generaciones, animarlas y apoyarlas como, quizás, no hicieron con nosotras.

¿Cuáles son las principales diferencias que encontrasteis a la hora de introduciros en el mundo musical siendo mujeres?

Casi todas nosotras hemos sufrido algún momento o comentario incómodo y machista. Frases tipo: “¿Pero sabes cómo va este ampli, guapa?”, “Para ser tía, le pegas duro”. “En mis tiempos las mujeres fregaban” … Creo que hemos tenido que soportar cosas distintas a los hombres; como el hecho de ser la única mujer en una banda, casi siempre. A veces se echa un poco de menos la complicidad femenina.  Y… ¡ojo! Los compañeros son maravillosos; magníficos… Siempre nos hemos sentido arropadas por músicos hombres geniales.

Por otro lado, ser músico mujer te expone de distinta manera: todo el mundo está más atento a ver si tocas bien o qué.

¿Veis un crecimiento de presencia de miembros femeninos en esta industria en los últimos años? ¿En qué veis que haya cambiado?

Sí, por fortuna se ven más bandas de mujeres y más músicas en las bandas. A veces incluso se busca por cuestiones de imagen y estética. Lo cual, es un arma de doble filo también. Pero con todo, creo que es algo bueno. Muchas niñas que vienen a vernos al teatro salen diciendo que quieren tocar la guitarra, el bajo, la batería, el teclado… Si de alguna manera somos inspiración para niñas que sólo han visto hasta ahora hombres tocando esos instrumentos… Ya ha valido la pena. Ellas también pueden. Claro que sí.

¿Por qué mujeres te sientes inspirada? ¿Hay alguna con la que te haría especial ilusión trabajar?

Uff. Muchas. Luz Casal, Ana Belén, … Puestos a pedir…: ¡Tina Turner! 🙂

Puesto que todavía no hay un equilibrio, dar una sección especial a las mujeres es una manera de contribuir a mover la balanza. Os doy la enhorabuena.

¿Cuáles son las artistas que ves dentro del sector que sirven como referencia para nuevas generaciones?

Amparo Sánchez, sin duda. Es un referente en todos los sentidos, como autora, productora, escritora y mil cosas más.

Siendo mujer siempre se juzga más la apariencia, algo que en los hombres parece no ser tan relevante ¿Ha influido tu aspecto físico en algún sentido a la hora de trabajar en este sector?

Ha influido, sí. Aunque creo que los criterios estéticos afectan también a los hombres cuando se trata de espectáculos donde se exige cierto aspecto físico.

¿Hay alguna situación que hayais vivido en esta industria por ser mujeres que os haya marcado?

Recuerdo un pueblo de Extremadura tocando con The Ladies. Las caras de asombro y los comentarios de algunos hombres mayores fueron para no olvidar.

¿Piensas que en este sector prevalece la sororidad ante la envidia o al contrario?

Hay de las dos, no sabría decir qué predomina porque suelo quedarme con lo bueno. Así que diría que prevalece el compañerismo.

Ha pasado ya bastante tiempo desde que comenzó la pandemia del Covid-19 y que tanto ha afectado a la cultura, especialmente a la música en directo. Poco a poco se van dando pasos hacia una vuelta a la normalidad, pero aún sigue habiendo riesgo. ¿Cómo lo has llevado todo? ¿De qué manera ha afectado a tu actividad y cómo has conseguido seguir adelante con tus proyectos?

Lo hemos pasado regular como todo el mundo. Todos los proyectos se detuvieron o cancelaron en cuestión de días. Nos quedamos sin tocar, que es lo que más nos gusta hacer. Ha sido muy duro psicológica y económicamente. Sobre todo, por la incertidumbre de una profesión tan volátil como la nuestra. Los autónomos, especialmente los artistas, estamos muy desamparados. Hemos logrado sobrevivir inventando nuevos proyectos, como Rocking Girls, y con mucho aguante. Aprovechando para estudiar, prepararnos más y coger carrerilla para salir a por todas.

¿Qué opinas sobre esta sección de mujeres en la industria? ¿Piensas que ayuda a destacar la presencia de la mujer y sus circunstancias en el rock y el metal; ¿o, por el contrario, crees que puede transmitir algún mensaje negativo?

Por supuesto, me parece una gran idea. Puesto que todavía no hay un equilibrio, dar una sección especial a las mujeres es una manera de contribuir a mover la balanza. Os doy la enhorabuena.

Para ir finalizando, ¿Te gustaría dejar algún mensaje a los lectores de Rock Culture?

Pues que te abrazo en la distancia y te doy las gracias si has llegado hasta aquí en tu lectura. Ojalá te veamos por el teatro. Y gracias a Rock Culture por dar hueco a Rocking Girls. Estamos todos los domingos a las 12:30h en el Teatro Fígaro de Madrid.
Somos:
Belén Estrada, voz
Elena Castello, guitarra
Maylin Johoy, batería
Carmen Niño, bajo
Angie Lófer, teclados