Este Muro no se cae: Crónica y fotos del Almazarock Fest 2ª edición

La asociación Almazarock se vistió de gala el pasado 30 de noviembre para celebrar por todo lo alto su segundo año apoyando el rock en Mazarrón.

La asociación Almazarock se vistió de gala el pasado 30 de noviembre para celebrar por todo lo alto su segundo año apoyando el rock en Mazarrón, municipio que en otros tiempos fue un referente para los seguidores del rock en todas sus vertientes, especialmente cuando se celebraban allí festivales como el Mazarock en los años ochenta y las primeras ediciones del Leyendas del Rock.

Con ese espíritu de unir fuerzas para resucitar la actividad musical en la comarca por medio de la colaboración en eventos, organización de viajes a conciertos y otras actividades buscando el apoyo del consistorio, por segundo año lograron tener su día grande dentro del marco de las fiestas de las fiestas patronales.

El evento, con un cartel que hacía un claro homenaje al del Mazarock de 1982, se realizó en la carpa del recinto ferial, muy bien acondicionada en una noche bastante fresca y con un lujo de escenario, luces y sonido. Consiguieron reunir a cientos de asistentes venidos de diferentes puntos de la región que disfrutaron toda la noche de los conciertos y de los precios populares en barras, en las cuales no faltó de nada para comer y beber.

La noche empezó con un punto de humor, ya que los locales Nothingham Prisa, tributo a los Mojinos Escozíos, nos ofrecieron un show bastante fidedigno al que hacen los sevillanos, especialmente en cuanto a sonido. En aproximadamente unos 40 minutos pudimos escuchar varios de los temas más populares de la banda tales como La pastilla de jabón, Mucho gay, Qué güeno que estoy, Mi jefe o Al carajo (vídeo).

Tras pasar un buen rato y conforme se iba acercando más personal a la carpa, dieron paso a otra banda local, Anticiclón.

La joven banda, que ya participó en anteriores eventos al amparo de Almazarock (1ª edición de Almazarock en 2017 y concierto de Rafa Blas en abril de este año), se subió de nuevo a un gran escenario a pasarlo en grande ante decenas de fieles y amigos. Se notó que los chavales se crecen, como debe ser, en vez de pasar miedo escénico en una gran cita. En esta ocasión me pareció que sonaron mejor, demostrando su progresión musical. Nos dejaron buenas dosis de su rock estatal con clara influencia de los grandes del estilo en los 80’s y 90’s y a veces más melódicos y cercanos al pop-rock de bandas como El Canto del loco, quizás por los guiños en la voz del cantante.

anticiclon

En su repertorio hubo lugar tanto para temas propios como Abstinencia, Dejarnos llevar (vídeo) o La del mijo y versiones de Los Suaves y Los Porretas. Hubo un momento emotivo cuando subieron al escenario Pistolo y Turó, bajo y guitarra de Alambrada, banda con la que compartieron escenario en la 1ª edición del festival y que este año ha perdido a su líder y vocalista Ángel. Con ellos tocaron sus temas Euskadi Rock y Los tres cerditos en homenaje al fallecido. Para colofón del concierto tocaron la etílica Goofy, con personaje invitado sobre el escenario para el desparrame final.

anticiclon

anticiclon

La noche iría subiendo en nivel de decibelios con la participación de La Plaza, banda totanera formada por experimentados músicos que llevan más de una década haciendo rock de calidad en escenarios a nivel nacional. Ginés de Ceda El Vaso, a la voz y bajo, Fran de Discordia a la guitarra, David de Heisem a la guitarra y voz y Salva a la batería forman un cuarteto de rock urbano y punk rock cimentado en la experiencias musicales previas de sus componentes y se emparenta directamente con bandas como Los de marras o Reincidentes.

la plaza

La Plaza han plasmado todo este sonido en su primer trabajo en forma de EP titulado Alfileres (2018) en el que ha colaborado precisamente Fer de Reincidentes y cuyos temas descargaron uno tras otro alternando las tareas vocales entre Ginés, David y Fran. Letras de contenido social y cercano, a veces con un toque de ironía como en el caso de El primo (vídeo), para dejarnos un concierto muy enérgico de una banda que promete dar mucha guerra.

la plaza

Y con la fría noche ya más que entrada en calor, los valencianos Erotic Psycho vinieron a aportar mucho glamour y rock’n’roll. Como recién salidos del túnel del tiempo desde el Sunset Strip de Los Angeles en los 80 dieron todo un recital de actitud, buen sonido y dinamismo encima del escenario. Con unos miembros cuyos nombres y estética evocan a esa época dorada del Sleaze Rock y el Glam, Nando Saints, Jay Martino, Lokki Sixx y Frost Moore, nos presentaron su primer álbum titulado The Lost Boyz (2018), donde temazos como Suite in Hell, Lost Boyz o Squirt Baby Squirt (vídeo) nos transmitieron un ambiente de fiesta y desenfreno propio del estilo que representan.

erotic psycho

Letras muy provocadoras y actitud golfa de una banda de las que no abundan en nuestro país mientras que en otros como Suecia es toda una corriente revival de aquella época que ha dado ya varias bandas referentes a nivel mundial. Erotic Psycho no tienen mucho que envidiarle a bandas como Hardcore Superstar aparte del caché y lo demostraron en todo momento. Abrieron el concierto con Psycho MF de su primer EP Sex You Up! (2015), del cual también tocaron Abstinence Song y Rockin’ On The Wild Side. Una pena que fuese el penúltimo concierto de su batería Frost, que anunció esa semana que dejaba la banda, pues es toda una bestia a las baquetas. Aún tuvieron tiempo de darnos el gustazo de marcarse un cover de Talk Dirty To Me de Poison y dejar muy buen sabor de boca entre el público más heavy que ya fue acudiendo a la llamada de los míticos Muro, banda que cerraría la noche.

De Muro, cabeza de cartel, poco hay que contarles a los veteranos del lugar. Banda referente en el heavy metal ochentero, más concretamente en el subgénero del Speed Metal, del que fueron estandartes en nuestro país y que les llevó a actuar en grandes festivales y acompañar a grandes nombres internacionales en sus giras en nuestro país.

Tras varias separaciones y reuniones, en 2013 su vocalista de siempre, Silver se desvinculó definitivamente de la banda, ocupando su hueco al frente de la banda en el micro Rosa Pérez más conocida como “Rocksa”.

muro

Y Rocksa fue la gran sorpresa para un servidor, pues a base de fuerza, garra vocal y un par de ovarios se encargó de que nadie echase en falta a Silver, con quien los otros tres miembros presentes, léase José Manuel Navarro “Largo” (guitarra), Julio Rico “Julito” (bajo) y Juan Ramón Ruiz “Lapi” (batería) habían grabado su último trabajo discográfico titulado El cuarto jinete en 2013 meses antes del cambio a las voces.

muro

Decir que esta “nueva” formación se encuentra en una forma espectacular, y lo demostraron en un conciertazo que abrieron precisamente con El cuarto jinete, y donde tocaron otros temas de este último trabajo como La voz, Otra batalla y Honorable, junto a grandes clásicos de su carrera como Traidor (vídeo), Juicio final, Mata (vídeo), Acero y sangre, Maldición de Kor o Telón de acero. Entre medias, una sorprendente versión de Crazy Train de Ozzy Osbourne (vídeo) que sirvió para dar más juego aún a la conexión con un público muy fan y entregado.

muro

En los bises también incluyeron la versión de Fast As A Shark de Accept que es un clásico de la banda desde que la grabaran en su primer álbum Acero Y Sangre en 1987 y que hizo levantar los cuernos y agitar las melenas una vez más antes de dar paso a Mirada Asesina, trallazo con el que cerraron un concierto que sin duda animará a la asociación Almazarock a seguir apostando fuerte por próximas ediciones.

muro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.