Música murciana en cuarentena: Luis Pulgar Alemán (Gestor cultural)

Presentación

Soy Luis Pulgar Alemán. Gestor cultural, ideo y pongo en marcha estrategias de marketing cultural.

En 1989, mientras cursaba estudios de “mercadotecnia” en Venezuela, comencé a realizar algunas labores como free lance para EMI Music Venezuela Rodven. En 1992 pasé a formar parte de la plantilla de dicha empresa como International Label Manager de Virgin Records (UB40, Janet Jackson, Meat Loaf, Rolling Stones, Mano Negra, Sex Pistols, Nacho Cano, Simple Minds, Spice Girls, etc). Mis labores incluían la selección de las obras que serían publicadas en ese territorio, estrategia y planes de marketing, comunicación, promoción y publicidad. Creación de eventos especiales alrededor de los artistas bajo mi cargo, negociación con terceros, etc. En 1997 cambié de empresa a PolyGram Records como Director de Producto Internacional (Metallica, U2, The Craberries, The Cure, Brian Adams, Sting, etc).

En 1998 volví a Murcia y por algunos años creé y puse en marcha estrategias de marketing cultural para empresas no culturales, en sectores como promoción inmobiliaria, farmacias, ayuntamientos, carpintería industrial, asociación de perfumerías, asociación de comerciantes, entre otras.

En 2010 comencé a trabajar con Ibolele Producciones, ocupándome del marketing, comunicación, publicidad, ticketing, programación de una sala de conciertos, y algunas labores de campo en conciertos de artistas como: Alejandro Sanz, Manuel Carrasco, Steve Vai, Melendi, Malú, Pablo López, Tom Jones, Roger Hodgson, Miguel Bosé, El Barrio, entre muchos otros.

También tengo experiencia en producción.
2018 lo pasé en Sevilla trabajando con Spyro Music, empresa de management de artistas.

Volví a Murcia en 2019 y he empezado a planificar (para, posteriormente, desarrollar), proyectos culturales, entre otras labores, principalmente en con música. Produzco actividades de calle en la IX Edición del Festival de Cine Fantástico Europeo de Murcia. SOMBRA.

También llevo el marketing de artistas independientes en el ámbito de la música.
Me he asociado a un artista murciano (escultor), para trabajar en la internacionalización de su obra a través de una línea de bustos de músicos.

En el tiempo libre creo planes que quizás podría poner en marcha en algún momento.

musica-murciana-en-cuarentena-luis-pulgar

¿Cómo está afectando la situación actual a tu profesión / proyectos musicales?

En este momento, transcurrido algo más de un mes, ya sabemos casi con total certeza que cualquier proyecto cuyos beneficios dependan de la asistencia de mucha gente, no podrán realizarse hasta el otoño (con suerte) por lo que se ven afectados los eventos como promotor, en tareas de producción y planificación de medios publicitarios para eventos, entre otros.

¿Crees que la industria musical es el colectivo olvidado en estado de crisis? ¿Por qué?

No. Porque hay muchas áreas para las que aún no han sido creadas partidas específicas, tanto en la cultura como en el resto de las industrias (culturales y no culturales). No obstante, creo que el Estado lo está haciendo bien, en el sentido de que NUNCA había visto ayudas específicas para los autónomos, en tiempos de crisis.

¿Piensas que, dentro de todo lo negativo que supone la cuarentena para la industria musical, se puede sacar algo positivo de esta situación?

Desde una óptica medioambiental, está pasando algo positivo… Para la música, que hay mucha más exposición (potencial), porque la gente está aún más conectada (al ocio). También están todas las manifestaciones personales basadas en la música, que no paran de surgir, tanto en RR SS, como en Medios generalistas. Pero la única manera de sacar algo positivo de esta crisis sería aprovechar la falta de carretera de todos, para reforzarnos en nuestros puntos débiles, profesionalizando nuestro trabajo (los más “avispados”). Hacer crecer las audiencias y prepararse (ahora que nadie está en la carretera), para la normalización, cuando saldrá todo el mundo y podría haber un mercado a la baja dada la cantidad de oferta.

La música es la forma de cultura para la que pueden ser desarrolladas más líneas de trabajo y la crisis afecta, principalmente, el consumo por el que paga el consumidor final directamente (conciertos, merchandising y producto físico); pero aún hay otras líneas de trabajo que no requieren el cobro al consumidor final, sino a intermediarios que hoy siguen generando contenidos para los que necesitan música.

¿Crees que esta crisis cambiará de alguna manera la industria musical o todo seguirá igual cuando pase esta situación?

Cuando pase esta crisis podría haber otra específica para el sector de los conciertos, por posible oferta excesiva, ya que no sabemos cuánto dinero habrá en la calle para que haya demanda suficiente que absorba toda la oferta; también debido a una limitación temporal de aforos, lo que aumenta el coste sobre cada comprador de entradas. Desde un punto de vista medioambiental, quizá haya nuevas formas de trabajo, algunas basados en tecnología 5G, en caso de que siga habiendo miedo a las reuniones masivas o que nos concienciemos respecto del daño que infligimos a la naturaleza.

Pero nos estamos percatando de que el medio ambiente parece que respira de nuevo… Así que también podría haber eventos como los actuales, pero basados en modelos de protección medioambiental, lo que abriría un nuevo mundo de oportunidades.

¿Qué medidas crees que se podrían tomar, tanto desde el gobierno como desde la propia industria, para que ésta se recupere lo antes posible?

De aumentar el desempleo, el Estado tendría que invertir en la reducción de costes de los conciertos (estoy en contra de la gratuidad). Desde el lado de los artistas, aquellos que estén ahora trabajando en su profesionalización luego estarán más preparados para un nuevo impulso. Es curioso que los grandes artistas de pop / rock (indie) no hayan puesto en marcha estrategias de comunicación dirigidas al encierro (más allá de los acústicos cutres desde casa y algún concierto para plataformas). Esa paralización también parece existir entre los independientes, que no están intentando llegar hasta un público encerrado en casa (como ellos), y buscando contenidos interesantes y diferentes.

Creo que desde el sector de la cultura podríamos proponer al gobierno que financie nuestra permanencia a cambio de un retorno muy importante, a través de la transmisión de nuestro know how a otras personas interesadas. Hay mucho que hemos ido aprendiendo con el paso de los años, quizá sea el momento de crear planes de estudio y ofrecerlos a cambio de ayudas.

Muchas gracias por tu tiempo. ¿Quieres dejar algún mensaje o una reflexión final?

Las crisis son oportunidades para reciclarse, aprender, crear o descansar. Dependiendo de la elección de cada uno, veremos quienes crecerán cuando volvamos a la normalidad (que, espero, nos haga menos consumistas).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.