Reseña: NoProcede – Bellota y Barro

Reseña: NoProcede – Bellota y Barro

Bellota y Barro es el último trabajo de Noprocede. Un EP compuesto por cuatro nuevos temas con el que cierran la saga de dos fantásticos mini álbumes que iniciaron con Espuma de metralla y que completan el lanzamiento de nuevo material de la banda alucheña.

Que NoProcede no conoce de complejos y puede hacer lo que quiera, quedó claro desde que irrumpieron en la escena con su irreverente primer larga duración No quedan valientes. Es una banda que rebosa originalidad, que cuida con finura cada paso que da y que llega a sus seguidores como pocos. Lo mismo cuelgan el cartel de no hay billetes en las salas de mayor aforo de Madrid una y otra vez que hacen un íntimo “sin enchufe” en el que dejan al respetable con los ojos vidriosos o salen triunfadores en el festival gratuito más grande de Latinoamérica. La etiqueta de banda emergente ya se les quedó corta hace tiempo, otro buen puñado de magníficas canciones así lo acreditan.

Bellota y Barro ha sido grabado en La Caverna Estudios a manos de Javi Salas, experimentado técnico de confianza de la banda que exprime los temas como nadie. El EP suena como un cañón y se cuidan los detalles de forma colosal, desde la novedosa portada hasta el título de cada uno de los cortes pasando por la solidez que transmite cada uno de ellos.

Extinguirse para siempre, abre fuego a golpe de estribillo ganador en el que destaca la calidad del agudo de Javier Beltrán, cantante y alma mater de la banda. Le sigue El Héroe Cansado, una oportuna historia dirigida a los que pasamos la vida a merced de los vaivenes del rock and roll. Despeje al centro entra como cuchillo en mantequilla para encarar la recta final de este corta duración y suena consistente en cada uno de sus compases. La guitarra de Kike y ese estilo tan particular que bebe de muchas fuentes cercanas al metal aporta un plus de personalidad que hacen identificar al vuelo el sello NoProcedil que diría aquel. Por último, encaramos el teclado de Bellota y Barro, un tema muy acertado para cerrar de forma sútil y elegante esta obra.

Una vez más, NoProcede aporta energía y calidad envuelta en textos de muchos quilates, combinación idónea para renovar la tróspida escena del rock estatal.

Javier, Kike, Juanfran, Fran, una vez más: hogueras en vuestro honor.