Discos

Published on marzo 21st, 2018 | by Sergio Ortuño Robles

0

Reseña: When the water smells of sweet – The Dry Mouths

El mes pasado salía a la luz el quinto trabajo de estudio de los almerienses The Dry Mouths, una banda a la que llevo siguiendo prácticamente desde su nacimiento y que nos ha brindado algunas de las mejores texturas del Rock Alternativo y el Desert y Stoner Rock de nuestro país. Ciertamente estamos en una buena época de renacimiento de estas tendencias en la música rock internacional, y a nivel nacional no es nada desdeñable que algunas de las bandas más potentes las encontremos en el sureste peninsular, ducho en desiertos, confluencias, escaseces y durezas territoriales y sociales.

La carrera de los Dry Mouths abarca ya 12 extensos años en los que su actividad no ha decaído en absoluto, aunque siempre lo hayan hecho manteniéndose en una estricta escena underground. Sus anteriores trabajos: 2 Months (2015), And Show Us (2014), Moon’s True Delay Lenght Wah Foo Era (2012) y Lost Bow Case Eckard (2010) son muestras de ello. En When the water smells of sweet la banda nos regala seis cortes que han sido grabados en su propio estudio (Desert City Studio), lo que sin duda les ha llevado a pasar por un proceso creativo más fértilmente relajada que les ha llevado hacia la autoexploración. Sin embargo, una de las curiosidades más chocantes es que han sido siete sellos discográficos independientes distintos, los que han apoyado la edición tanto física como digital de este nuevo trabajo que cuenta además con un espectacular artwork que refuerza los lazos psicodélicos del grupo, firmado por Iván Carreño.

The Dry Mouths

Despiezando un poco este nuevo EP o Mini LP, que también parece ser el formato predominante en el que las bandas actuales están escogiendo editar sus trabajos, el disco comienza con la arrebatadora y enérgicamente explosiva Low Clouds que comienza con un interludio de la guitarra y la voz de Christ O. Rodrigues, a medio camino entre lo psicodélico y lo desértico con tonos y tiempo medios que nos conducen inexorablemente hacia el estallido de la banda en lo que pasa a ser una colectividad llena de grunge de la costa Oeste, como una banda sonora para un oasis de libertad personal cuando caminas encima de tu moto por las soleadas carreteras de California… o sea, Almería, luchando contra tus demonios.

El segundo corte, Catalonian Cream se inicia sin embargo con una estética más setentera de riff fuzzeado doblado por el bajo, que desemboca en acordes arpegiados sostenidos por una sección rítmica en perfecta armonía que llenan el espacio sobre el que se desarrollan melodías vocales orquestadas a modo coral, que pasan a convertirse en un instrumento más con el mismo protagonismo que los demás, produciendo un ambiente equilibrado e intensamente relajado con una letra llena de dobles sentidos y muy de actualidad que desembocan en un estribillo de tinte más progresivo.

El tercer tema del álbum se titula The Whip, y desde el comienzo deja entrever las virtudes de su rareza. Con una inicial y destacable complejidad armónica, los acordes nos llevan hacia una estrofa y puentes que nos crean la sensación de estar escuchando algo al revés, creando una tensión que aparentemente se relaja con la llegada del estribillo, lírico y potente, con una voz esforzada, pero que sin embargo seguirá albergando esta complejidad. La batería de Josh Morales es rica en detalles delicados mientras que el bajo de Andy Reyes es el encargado de aportar cordura y estabilidad a las locuras generadas por la guitarra que desembocan en la contundencia y rabia del puente final del tema.



 

De pronto tropezamos con la canción que titula al disco; esta ambiental When The Water Smells Of Sweet que ha sido creada a modo de interludio instrumental de mitad de álbum con múltiples pistas de guitarra superpuestas que por momentos casi emulan el sonido de un teclado amparadas en los efectos, y con el acompañamiento de una sobria percusión que le aporta un toque épico que nos conduce hacia This Could Be The Beggining Of  A Beautiful Friendship, un tema que en el fondo está cargado de triste dulzura y autoterapia tanto en la música como en la voz y la letra. A pesar de las armonías y la tendencia tristona de la temática, el estribillo estalla en una suerte de canto optimista y de resistencia personal; de lamento y fuerza al mismo tiempo que también se refleja instrumentalmente en el solo que adorna el tema hasta el final.

Para cerrar este estupendo EP, estos chicos del desierto almeriense nos traen su single Doomental: Law Far Low Par, en una línea mucho más cercana a lo que han sido sus trabajos anteriores, de corte instrumental pero potente, lleno de psicodelia, efectos, aturdimiento, ritmos pesados, distorsiones y tensas calmas. Un ambiente que nos vuelve locos con el canto de sus saxos del averno y sus tambores del juicio final, en medio de la deshidratación alucinatoria que vivimos al escucharlo y que nos acusa a la reflexión y a la introspección más desconcertante.

En resumen, un álbum, que como otros tantos del power trío es sobresaliente, pero que sin duda refleja una madurez en su naturalidad que me hace percibirlo como distinto y mucho más definido que los anteriores.

Tags: , , , ,


About the Author

Soy músico profesional; guitarrista y compositor de las bandas Efecto Lucifer, Cuervos Blancos, Led Black Purple, Cinnamon Soul y The Skin Tree Project. Ex – Skyscraper y Double Jazz Band. Imparto clases de Guitarra Eléctrica y Armonía Moderna en el Aula de Música Moderna de Yecla y colaboro como músico de estudio con Estudios Aleatorios (Yecla, Murcia). Además me dedico a la investigación histórica, concretamente a estudiar la relación existente entre la música y la construcción de nuestra Historia.



Deja un comentario

Back to Top ↑