La semana pasada volvíamos a disfrutar de Brujería a su paso por Murcia en su gira por España tras su última visita en 2018, donde recordábamos el apoteósico directo del conjunto mexicano, de la mano de HFMN Crew.

La noche comenzaba ya fuerte con la actuación de los murcianos Semilla Animal. El cuarteto de Molina de Segura llevan más de 20 años repartiendo leña y arrasando los escenarios de la Región. Tras varios cambios de formación por unos motivos u otros, parece que tras la pandemia y con la actual, vuelven sobre las tablas con más ganas que nunca de tocar y con una energía más que contagiosa. Nacido Para Odiar, Nivel Superior o Ke Gore Ke Soy, fueron algunos de los icónicos temas de la banda en su extenso setlist donde hicieron un buen repaso por temas de toda su discografía y nos deleitaron con la sorpresa de alguna canción nueva que próximamente verá la luz.

Sin duda alguna, la matanza era inminente en la sala Garaje Beat Club. Todos los asistentes estaban listos para la batalla y podemos dar fe de que tuvo lugar. En cuanto aparecieron sobre el escenario, todo fue un sálvese quien pueda. En un directo donde Brujería esta vez vino con 3 vocalistas; los dos que van siempre con la cara tapada, uno de ellos con un pañuelo con la bandera de México y el otro que también es el que hace guturales cuando procede; junto a un tercero más mayor y a cara descubierta. Y con un bajista diferente al de su visita en 2018 (ese año fue el reconocible bajista Napalm Death), repartiendo a diestro y siniestro su poderoso death/grind con unos fieros toques de hardcore a golpe de un bajo atronador y unos riffs demoledores. Pero no sin ello, ser super cercanos y jocosos con los asistentes, un carisma muy mexicano, sin dejar tampoco de estar metidos en el show.

Otra banda repasando su larga trayectoria musical, haciendo que los asistentes no sólo se dejasen el cuello haciendo headband y el cuerpo en todos los pogos, sino la voz en absolutamente todas y cada una de las canciones del repertorio. Vayan sin miedo, La Ley de Plomo, Cola de Rata, Anti-Castro, Revolución, Brujerizmo… fueron sólo algunos de los temas del setlist, pero por supuesto lo mejor se vino al final, con su himno Matango Güeros enseñando sus machetes y alzando una cabeza de muñeco cortada (marca Brujería, como bien gusta) y su despedida bailando y repartiendo todo su amor con los fans con la canción de Marijuana.

Como siempre, todo un despliegue de bestialidad a la par que buen rollo y todo un placer tener bandas tan grandes como Brujería dispuestas a venir a nuestro país y hacer un tour enorme por varias ciudades para que todos puedan disfrutar de ellos en todo su esplendor.