Crónica y fotos de Loquillo en Murcia

Crónica de Loquillo en Murcia: La tormenta eléctrica que amenazaba Murcia se había materializado, ¡pero sobre el escenario!

La gira Rock and Roll Actitud que conmemora los 40 años de Loquillo sobre los escenarios llegaba a Murcia. Miles de personas pasamos la tarde mirando al cielo y refrescando la aplicación del tiempo esperando el milagro, pues la cosa pintaba fea… Aviso de gota fría y tormenta eléctrica…  Pasaban las horas y el tiempo parecía respetar pese a que la amenaza apocalíptica seguía sobre nuestras cabezas con unas nubes más negras que la camisa de Johnny Cash, así que cogimos las cámaras nos subimos al coche y nos dirigimos al cuartel de artillería.

Los incondicionales del Loquillo tomaban las calles aledañas entre cervezas, harleys, olor a gasolina y rock and roll esperando el momento de disfrutar de un concierto que había levantado muchas expectativas, pues se iban a repasar toda una vida sobre las tablas.

loquillo murcia

Rock and Roll actitud era el tema elegido para abrir el concierto. Sale Loquillo, mirada al infinito, patada al micrófono y, con sólo unos acordes de la guitarra de Josu García, comprendimos que la tormenta eléctrica que amenazaba Murcia se había materializado, ¡pero sobre el escenario! ¡Cómo le suena la guitarra a este tipo! El hijo de nadie y A tono bravo remataban las tres canciones que tenemos para fotos y que eran toda una declaración de intenciones de lo que nos esperaba para las próximas 2 horas.

A Loquillo se le ve más cercano – comentábamos los de prensa en nuestro rinconcito con una caña en la mano-. Y es que Loquillo miraba a sus fans con una sonrisa, de tipo duro, sí, pero sonrisa, a fin de cuentas. También le vimos bajar al foso a saludar a las primeras filas…  “Esta banda suena muy bien” –decía uno de los presentes- (no fueron exactamente esas las palabras, pero debemos guardar las formas…). La banda la forman Josu García (productor y guitarrista), Igor Paskual (guitarra), Alfonso Alcalá (bajo), Laurent Castagnet (batería), Mario Cobo (guitarras y lo que pongas delante) y Lucas Albaladejo (teclados varios y músico de la tierra que recibió una gran ovación al ser presentado).

loquillo murcia

loquillo murcia

Siendo todos excelentes músicos, sería poco correcto resaltar a alguno de ellos. Pues me vais a permitir que sea muy incorrecto, porque me pasé todo el concierto con la boca abierta con Josu García, me explico: sabía que es un excelente músico y un gran productor, Loquillo siempre se ha rodeado de grandes músicos, pero es que Josu tiene una cosa que hasta la fecha sólo he visto a pocos, muy pocos (por no decir dos), guitarristas en España (que no significa que otros no lo tengan, pero que yo sólo se lo he visto a dos, Josu García y Santiago Campillo). Hablo del “groove” americano, esa cosa que no se puede explicar muy bien… Que algunos identifican por ir una milésima de segundo por detrás del compás pese a ir a tiempo, eso que tiene gente como mano lenta Clapton que, en cuanto escuchas tres compases, sabes si lo tienen o no… Los gitanos lo llaman duende, los bluesman groove, otros lo llaman alma, swing…  Resumiendo: eso que te hace mover la cabeza, aunque no quieras, y que te toca la “patata” con cada nota… Pues Josu tiene de eso, y mucho, y es un gustazo verle en directo.

loquillo murcia

Los temas estaban sonando muy bien, parece que Loquillo pudiera estar otros 40 años más dando guerra… Y, justo entonces, suena una de las esperadas de la noche: El ritmo del garaje une cantando a 3 generaciones de público, lo cual supone una esperanza para los loquillo murciaque nos resistimos a creer que el rock ha muerto (pese a que discográficas lleven años intentando matarlo con fórmulas de escaso talento cargadas de autotune y toneladas de tontería). El rey del glam (versión de Alaska) suena actual pese al paso de los años: es todo un single con mayúscula y tiene todo lo que debe de llevar un single: batería a lo Ringo, palmitas y un estribillo de los que te levantas al día siguiente con ellos en la cabeza y no los quitas de encima. Con este tema vemos disfrutar especialmente a Igor, con su boa roja en el micrófono es un rey del glam, no cabe duda.

Channel, cocaína y Dom Perignonirrumpe por sorpresa en el setlist mientras en la pantalla que preside el escenario se proyectan imágenes cargadas de nostalgia. Los siguientes dos acordes no dejan duda, llega la versión de Cash que popularizó en España Loquillo El hombre de negro que se re-versionan a sí mismos dándole un aire ligeramente distinto que se agradece… Tras ella suenan Quiero un camión donde Alfonso Alcalá se luce al contrabajo y Esto no es Hawaii que todos coincidimos en que no la esperábamos y nos gustó.

Esto se acababa… El tiempo había respetado, Loquillo y su banda habían superado con loquillo murciacreces lo que se esperaba de ellos (que no era poco) Rock and Roll Star, Cuando fuimos los mejores, La mataré con una intro de bajo poderoso a cargo del señor Alcalá y un Loquillo santiguándose al final de la misma, quizá por una letra que hoy se antoja imposible. Feo fuerte y formal donde un coro de miles de personas acompaña a la voz y tras ella llega el momento de que Loquillo y los suyos se suban al Cadillac solitario y pongan fin a una gran noche y rumbo a la siguiente parada que les aguarda en la carretera. Nos quedamos con la sensación de que a Loquillo le queda mucha gasolina por quemar. Salud y rock and roll para todos.

Nuestro agradecimiento a Riff Music por otra maravillosa producción y facilitarnos tanto el trabajo para que hayamos podido traer esta crónica y fotos y a Ibolele producciones por su colaboración local y su inestimable ayuda.  

loquillo murcia

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.