Crónica y fotos: Mark Knopfler en Madrid

Es complicado escribir una crónica de alguien como Mark Knopfler  a estas alturas de su carrera. Ya se ha dicho de todo y todo bueno. Quizá sea el más discreto de ese selecto club de guitar heroes donde encontramos a Clapton, Page, Santana, Perry, Gallagher… tiene tantos incondicionales como críticos pero ahora no es el momento de abrir ese debate… el concierto está a punto de comenzar y charlamos tranquilamente con parte de los responsables de Doctor Music que nos adelantan lo espectacularmente bien que suena la banda  y que son cerca de dos horas de concierto muy folk.

mark knopfler

mark knopfler

El concierto empezaba con Nobody Does That del disco Down the Road Wherever, el noveno y posiblemente último álbum de estudio del músico de Glasgow. La zona de pista llena de sillas y el ritmo del concierto nos hacen sospechar que vamos a disfrutar mucho musicalmente pero que será un concierto más folk que rock. Con Corned Beef City vino la primera exhibición guitarrística con unos maravillosos tonos country que sacaba de su guitarra Danelectro y su Slide. Sailing to Philadelphia da paso a los dos primeros temas de Dire Straits: Once Uppon a Time in the West y una maravillosa Romeo and Juliet, tras la cual anunciaba su despedida de los escenarios ante un público atónito que arranca en ovación “I love you Madrid. I’ll miss you. Good bye” fue su despedida oficial.

Ahora que Mark ya tenía a todo el público metido en el bolsillo, aprovechó para tocar dos temas nuevos y presentar a la banda. ¡Y que banda! La calidad de estos músicos es algo indescriptible pero es que además todos tocan con maestría varios instrumentos distintos. 10 músicos: 3 guitarras más la de Knopfler, bajo, piano, órgano, batería, percusión y vientos…
Igual tocan la guitarra que la mandolina que el violín que la flauta. Cuando dejan la guitarra es el organista el que toca la guitarra. El bajista alterna bajo y contrabajo, el pianista igual toca el piano que el acordeón… ahora cambian en mitad de un tema del folk a bossa y sonidos mexicanos. El otro guitarrista se arranca con el pedal Steel… Un disparate, una maravilla, una pedazo de banda increíble.

mark knopfler

Mark se vuelve a dirigir al Wizink “Cuando era pequeño tenía una sola guitarra muy barata. Me gusta Las guitarras baratas. Ahora tengo miles, y todavía me encantan las guitarras baratas pero también adoro las guitarras caras. Yo no tenía dinero para el tren e iba por toda Inglaterra haciendo autostop con mi guitarra barata. Esta es una canción que recuerda aquellos días ” Así presentaba el tema Done With Bonaparte el cual nos transporta directamente al típico pub de Glasgow con una banda folk tocando una preciosa melodía entre celta y bluegrass. Al acabar el público canta ese tan nuestro oe oe oe oeee y la banda decide acompañar al público unos compases.

mark knopflerMuy a mi pesar debo informar del único momento lamentable de la velada. Como tontos y maleducados hay en todos sitios, aquí no podía ser menos y aproximadamente unos 100 o 150 tarados deciden salir de sus asientos y echar a correr al borde del escenario para quedarse de pie, molestando al resto, como si los cientos de personas que habían en pista no importasen. Supongo que son los mismos que aparcan en plazas de minusválidos porque están más cerca del ascensor y son más grandes o los que se sientan en la metro ocupando 2 asientos, ese tipo de individuos que en los carriles de acceso a las autopistas deciden que la cola no va con ellos y se cuelan al final del carril. Esos que se creen más listos que nadie y en el fondo son tan ignorantes que no son conscientes que podrían haber generado un conflicto que podría haber acabado con la suspensión temporal o total del concierto.  Afortunadamente no pasó nada pero, si vas a un concierto sentado, no es para que eches a correr y te pongas delante de la gente que ha pagado más que tu. Lamentable. Sigamos con el concierto y no dejemos que estos personajes estropeen una gran noche.

mark knopfler

Heart full of holes, She’s gone y un solo de saxo se apodera del recinto… pronto adivinamos que ese solo daría paso a una de las más reconocibles melodías tocadas con ese instrumento: Your Latest Trick forma ya parte de la historia se la música por derecho mark knopflerpropio… un Viejo club de jazz lleno de humo, una copa de bourbon y la silueta de un detective oculto bajo su sombrero me vienen a la mente cual película de cine negro. Magia pura.

El concierto va llegando a su fin entre temas de su discografía en solitario y clásicos de Dire Straits como On Every Street o Telegraph Road. Para los bises queda Money for nothing y Piper to the end. Nos quedamos sin Sultans of Swing, no se puede tener todo… a cambio recibimos una lección magistral de música, clase y eso que en Mississippi llaman Groove, que es algo que le sale por los poros a este escocés.

Gracias por tanto Mr. Knopfler. Le vamos a echar mucho de menos.

Agradecimientos a Riff Music y Doctor Music por hacer esto posible.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.