Entrevista a Leo Jiménez: “Lo último que voy a hacer en mi vida va a ser dejar de hacer algo porque haya un par de gilipollas que se quejen”

El pasado 26 de marzo, Leo Jimenez estuvo en Fnac Murcia presentando Mesías, su nuevo disco de estudio.

En Rock Culture tuvimos el placer de charlar con él sobre este nuevo trabajo, su carrera musical y muchos otros temas. ¡¡Empezamos!!

P: Después de tantos años de carrera ¿Cómo surge la ilusión de hacer un nuevo disco?

R: La verdad para mí es de lo que más me puede llegar a motivar porque si yo tuviera más tiempo haría más discos. Como mi vida es un ajetreo constante, todo el trabajo que desempeño por mí mismo repercute en que solo pueda sacar un disco cada 2 años. Si no fuera así, estoy seguro de que sacaría un disco al año e incluso, si me dejas, un poco más.

Me encanta componer, es la cosa que más me gusta del mundo.Por eso siempre estoy haciendo música, independientemente de que no sea para mí (a veces hago música para otra gente o bandas e incluso compongo canciones que no tienen que ver con el rock). Cuando trabajo siempre intento sacar lo mejor de mí mismo sacando composiciones nuevas y no necesito una motivación extra de que haya algo especial, porque me apasiona este trabajo. Si me das a elegir entre irme una noche de fiesta con los colegas o quedarme en casa componiendo, elijo la segunda opción.

UN NUEVO DISCO HOY, ES TU NUEVA TARJETA DE PRESENTACIÓN HACIA UN NUEVO PÚBLICO O HACIA EL MISMO PÚBLICO DE SIEMPRE, COMO DICIÉNDOLES “HE VUELTO, ESTOY AQUÍ, ESTOY EN BUENA FORMA”.

P: Normalmente, cuando un grupo saca un disco es porque quiere decir algo ¿Que querías expresar con Mesías?

R: Bueno, no siempre es así. Lamentablemente, no siempre sacas un disco porque quieras decir algo, sino que hay veces que lo haces porque es tu forma de vida. Este trabajo es con lo que yo me gano el pan y entonces hay veces que saco un disco porque es mi manera de renovar mi tarjeta de trabajo. Un nuevo disco hoy, es tu nueva tarjeta de presentación hacia un nuevo público o hacia el mismo público de siempre, como diciéndoles “he vuelto, estoy aquí, estoy en buena forma”. Pero si es cierto que en los textos (o letras) sí que aprovechas para expresar cosas y yo personalmente, desde hace ya como una década en adelante siento que se me acabó la poesía porque no tengo muchas cosas bonitas que decir. Es decir, yo veo cómo está el panorama mundial y veo cosas que cada vez me gustan menos, no sé si es que me estoy haciendo mayor y ya lo veo todo desde un prisma diferente, pero sea lo que sea, no me nace hablar de fábulas ni de historias de fantasía. Siento que me nace hablar del día a día y que debo protestar e intentar por todos los medios ponerle voz a gente que tiene muchas cosas que decir.

En este disco, tengo temas en los que hablo en contra de la violencia de género porque estoy viendo que, lamentablemente, estamos sufriendo en pleno año 2019 muchos casos de maltrato. También en el disco anterior hablaba sobre el maltrato animal, en el caso por ejemplo de la tauromaquia en este país que me parece increíble, son cosas de la edad media y las vivimos todavía, osea, el día menos pensado vamos para atrás y de repente van a sacar otra vez a los esclavos con los gladiadores en el circo romano. Creo que estamos involucionando, entonces yo, que tengo la suerte de poder gritarlo bien alto, lo grito a los cuatro vientos para intentar por lo menos que sirva para algo.

P: Tratas mucha política con tus canciones ¿Has tenido polémica con eso?

Por suerte tanto el heavy metal como el rock están muy ligados a la izquierda en España. Yo me considero una persona de izquierdas y lo digo abiertamente. Sí que es verdad que en el resto del mundo es diferente, el rock en muchos países del mundo está ligado a la ideología conservadora y más de derechas, por ejemplo en EE.UU, pero España conserva ese rock ligado a la izquierda. Creo que por esto nunca he recibido una crítica de ningún sector directamente (supongo que tendré a algún empresario entre mis seguidores que vote a según qué partidos, pero no me suele pasar), entonces me critican por muchas otras cosas pero por mis tendencias políticas nunca me ha criticado nadie, la verdad.

EL PÚBLICO MÁS CLÁSICO, LA GENTE QUE TIENE MI EDAD, LA GENTE QUE ME CONOCIÓ CON VIENTOS DE GUERRA, CON EL CLAN DE LA LUCHA O CON EL AGOTARÁS, PARECE QUE ESTÁ ENFADADA CONMIGO PORQUE YA NO HAGO HEAVY METAL

P: Mesías salió hace pocos días (el día 22 de Marzo en concreto) ¿Cómo crees que ha recibido la gente este nuevo trabajo?

R: Pues he notado una confirmación de lo que llevo pensando los últimos 5 o 6 años y es que el público que me seguía desde Saratoga, el público más clásico, la gente que tiene mi edad, la gente que me conoció con Vientos de guerra, con El clan de la lucha o con el Agotarás, parece que está enfadada conmigo porque ya no hago heavy metal. Tengo que decir que les entiendo perfectamente, entiendo que cuando un grupo que es importante en tu vida cambia de género, puede fastidiar y dejarte un poco con mal sabor de boca y lo puedo entender porque a mí me ha pasado con otros grupos. Pero al final, lo que siempre digo es que esto no es más que música y al fin de cuentas, yo no lo he hecho de una manera instantánea, sino que lo he ido haciendo progresivamente.

Las personas que me conocen de hace muchos años saben que vengo diciendo en entrevistas y avisando de que yo vengo del mundo del black metal, del doom metal, del thrash metal. Yo antes de estar en Saratoga, ya tenía grupos de estos estilos mucho más oscuros que no tienen nada que ver. Sí es cierto que mi voz suena muy clásica y me encanta el heavy metal clásico, pero tanto mis influencias como lo que yo más disfruto en casa son de música un poco más extrema. Entonces, vengo avisando de que voy a llevar a mi público hacia una música más oscura, por lo que no creo que pille de sorpresa a nadie. Siempre he creído que estas cosas sientan peor si el cambio es más fuerte (de hard rock a greencore, por ejemplo), pero creo que cualquiera que esté dentro de la música heavy metal en España sabe que a Leo Jiménez le tira la caña y que siempre que puedo tiro para ese lado.

Lo que pasa es que la gente clásica del heavy metal no lo lleva bien y lo respeto, pero afortunadamente tengo un gran grupo de seguidores nuevos, con gustos un poquito más abiertos a los cuales les gusta tanto un disco de Iron Maiden como otro de Cannibal Grandpa, es decir, disfrutan tanto de la música más bruta como de la más melódica, no son radicales. Mi música actual no la estoy haciendo ni para unos ni para otros, pero siento que le gusta más a este público moderno y aceptan que un tema roce el pop y otro roce la música de Gojira, por ejemplo. De hecho, en mis discos, últimamente soy de los que menos cantan, hay colaboradores que cantan más canciones que yo y eso creo que demuestra gran parte del camino hacia el que quiero ir; creo que Leo Jiménez es una banda donde hay cabida para muchos géneros dentro del rock e incluso fuera del rock en los que estoy diciendo a todo el mundo “Eh, ¿Porque no podemos hacer un disco donde haya un poquito de hard rock, un poquito de hevy metal, un poquito de death metal, un poquito de thrash…?¿Dónde dice que un grupo tiene que hacer solo un estilo?. Esta es mi forma de pensar y afortunadamente, en el fondo, el público que se queja son 20 personas y el resto son chavales que igual les gusta el heavy de toda la vida como,escuchan The Cranberries y no pasa nada. Siempre digo que no somos menos heavys porque nos guste otro estilo, eso ya pasó. Yo si viví en la época de los 80 y 90 en la que existían las tribus urbanas y a día de hoy creo que eso ya no tiene sentido. Así que esta gente nueva disfruta porque en mis discos no te aburres, creo que doy suficientes ingredientes para que a cada persona le gusten por lo menos 5 canciones.

TODAS LAS COLABORACIONES QUE HAGO SUELEN SER CON AMIGOS DE VERDAD, CON GENTE CON LA QUE ME LLEVO MUY BIEN.

P: Con respecto a las colaboraciones que tenéis en el disco ¿tenías pendiente juntaros con ellos o ha surgido de manera espontánea?

En el caso de Mero Mero, que es el cantante de Vita Imana y Cuernos de Chivo y en el caso de Corva, ellos viajan conmigo en mi crew y son parte de la banda. Ellos vienen cantando en directo las partes guturales desde hace ya 5 o 6 años, entonces con ellos está más que pactado. De hecho, no entiendo un disco mío sin ellos y lo digo de corazón, no entendería que en un disco mío sólo cantase yo, tiene que haber algún berrido de ellos sí o sí.

En el caso de Diva Satánica (Rocío), que es cantante de BloodHunter, es amiga mía hace ya unos dos años. Es una persona encantadora, junto con su banda que vinieron de Galicia a Madrid y se afincaron ya en la capital y son una muy buena banda. Además, fui yo el que les entré a ellos, les escribí y les felicité porque me había encantado su último álbum y desde ahí surgió la amistad. Es más, en el caso de Ballena negra, que es la canción que canta ella, es una canción que habla del desastre del prestige que ocurrió en Galicia y ella como es gallega te lo puede cantar con más sentimiento que si lo cantase una persona que no lo vivió en primera persona. Y luego está el caso de Sacramento, una banda que ha tocado una de sus canciones en mi disco con mi voz, porque es una canción que me encantó cuando sacaron su disco y me daba mucha pena que ya no se volviera a realizar en directo nunca más (porque la banda está separada) y esta era una manera de hacerles un homenaje y volverle a dar un punto más de vida durante algunos años más de vida a esta canción para poder tocarla con ellos. Y ya por último, está el caso del bonus track, que lo grabamos junto a Gema Hernández, que es una amiga mía cantautora y tiene una de las voces más especiales que yo he oído en mi vida, es una mezcla entre soul y una voz negra que te puede recordar a Adele que tiene muchísima magia; en otras ocasiones he hecho colaboraciones yo con ella en sus discos y esta vez me lo quería agradecer ella a mí cantando en mi disco.

Todas las colaboraciones que hago suelen ser con amigos de verdad, con gente con la que me llevo muy bien.

P: Hablando de hecho sobre Diva Satánica, cuando hicistéis por primera vez una colaboración juntos (con esa versión de la canción de Helloween, I Want Out) que tuvo mucha polémica  por parte de los fans…

Si, por parte de los mismo de los que hablábamos hace un rato, los que no quieren que las cosas cambien. A veces parece como si la nueva versión anulara a la anterior.

P: Por eso ¿Que te hizo volver a querer colaborar con ella a pesar de la opinión de esos fans?

Bueno, pues creo que no me conocen mucho pero supongo que ya sabes de qué va mi perfil y es que lo último que voy a hacer en mi vida va a ser dejar de hacer algo porque haya un par de gilipollas que se quejen. Es más, en este disco hay una canción que se llama Dos tazas y es una canción en plan “no quieres café, pues toma dos tazas”. Es decir, como metieron caña a los Bloodhunter y a Diva Satánica por Helloween, pues ahora más y cuanto más se queje la gente, más lo voy a hacer. Soy ese tipo de persona que disfruta muchísimo haciendo sufrir a los haters, de verdad que me lo paso muy bien.

SOY ESE TIPO DE PERSONA QUE DISFRUTA MUCHÍSIMO HACIENDO SUFRIR A LOS HATERS, DE VERDAD QUE ME LO PASO MUY BIEN.

P: Sabemos que vas a estar en el festival Rock the Coast (y en muchos otros sitios en directo con el nuevo disco) , pero también que padeces laringitis crónica ¿Crees que vas a estar al 100% con todas estas cosas nuevas?

Al 100% no estoy desde hace casi una década pero soy tan currante y tan luchador que mi 70% equivale al 200% de la mayoría de las personas.

cartel-rock-the-coast-festival

P: Y ante un escenario como el que presenta el Rock the Coast, que tiene muchas bandas de un gran nivel ¿te sientes nervioso o los años te han acostumbrado a esa adrenalina?

Siempre me he sentido nervioso. De hecho creo que el día que se me pase ese hormigueo en el estómago antes de subir al escenario, todo dejará de tener sentido. Lo único bueno que tiene este trabajo realmente (porque tiene muchas cosas malas y de hecho hasta me he planteado escribir un libro sobre ellas) es el hecho de que cada vez que te subes al escenario es una inyección de adrenalina y de vida que te rejuvenece. Osea, todo lo que vienes puteado del año anterior, en un sólo día se te pasa. Por ejemplo, yo cuando veo a Dickinson veo que está muy mayor ya, pero se sube al escenario y no parece que tenga la edad que tiene porque se sube por encima de los amplis y se mueve como nadie en el escenario. Eso es lo bonito de mi trabajo, el día que no tenga esos nervios, me sentiré muerto. De hecho creo que hay muchos artistas que dejan de tocar por eso, porque aunque vengan 30 grupies a adorarte o aunque tu disco venda más o menos, lo que te apetece es sentir ese feedback con el público.

CREO QUE EL DÍA QUE SE ME PASE ESE HORMIGUEO EN EL ESTÓMAGO ANTES DE SUBIR AL ESCENARIO, TODO DEJARÁ DE TENER SENTIDO

P: En Mesías hay una canción en concreto que está claramente inspirada en Metallica ¿Cómo surgió hacer La ira?

Estaba en casa, componiendo en navidades (una época en la que compongo mucho porque es de los pocos mes en en los que no hay demasiado trabajo) del año 2016. Entonces estaba con mi guitarra tocando y me salió un riff muy en la onda del Blackend de And justice for all de Metallica y lo dejé ahí. Poco después, mi hermano entró en la habitación y me animó a continuarlo, pero a mí me sonaba mucho a Metalllica, aún así siguió animándome a seguir componiendo aunque fuera para mí. Entonces seguí componiendo pensando en cómo lo harían los propios Metallica de la época que a mí me gusta (desde Ride the lightning hasta el Black Album) sin copiar nada, simplemente intentando emular la composición de las rítmicas (porque yo soy guitarrista rítmico) que haría Hetfield y así fue sucediendo hasta que me di cuenta de que estaba inmerso en una composición de muchas horas y me vi a mí mismo creando cosas que me gustaban mucho por el aprecio que le tengo a esta banda. Lo que pasó un mes después es que se lo puse a mi hermano y le encantó, pero estaba reticente a sacarlo por el parecido a Metallica, el me animó a sacarlo y así lo hice, como un homenaje. Además, cuando llegó el momento de cantar tuve que trabajarlo mucho porque mi manera de cantar es muy diferente a la de Hetfield y cogí esa rabia con la que cantaba para llevarla a mi voz. De hecho, al principio, al grabarlo en casa me destrocé la garganta, pero después de un tiempo y ya grabando en el estudio lo hice con todo el poder y me siento muy orgulloso porque ha quedado como yo quería.

P: ¿En qué pensaste para hacer la portada de tu disco?

R: La canción que le da nombre al disco es Mesias porque creo que es la canción más impactante, la más llamativa y me daba mucho juego para la portada. El diseño corre a cargo de Manuel Jiménez Caballero, representa a tres dioses ancestrales con una calavera detrás y refleja la sensación que tengo de que siempre estamos dirigidos por unas fuerzas mayores, incluso por encima de los políticos que vemos cada día en los medios de comunicación. En la portada se ve a un ser humano como derrotado y un dios que está sujetándolo, el del centro parece que esté diciendo “adoradme a mí” y el otro ser humano que aparece está completamente sometido. Esas son las tres caras que quería reflejar, la de adoración, otra de refugio y otra del lado más oscuro, cuando la persona está sometida a ese ente superior. La letra de la canción que da nombre al disco habla precisamente de eso, de que las personas de a pie no somos menos que los actores, políticos, futbolistas, etcétera. Desde mi percepción me da rabia que la gente se sienta menos que yo por estar en el escenario, este trabajo es maravilloso porque vives en algo que te apasiona, pero la vida dentro del mismo no es nada fácil, ciertos trabajos como el mío desde afuera se ven muy bonitos pero desde dentro no son tan agradables. Así que Mesias habla un poco de que tú puedes ser tu propio ídolo.

LA LETRA DE LA CANCIÓN QUE DA NOMBRE AL DISCO HABLA PRECISAMENTE DE ESO, DE QUE LAS PERSONAS DE A PIE NO SOMOS MENOS QUE LOS ACTORES, POLÍTICOS, FUTBOLISTAS, ETCÉTERA.

leo-jimenez-mesias

P: Yo descubrí tu música gracias a la versión de Hijo de la luna que hiciste con Stravaganzza, creo que esa versión es de las de verdad, completamente diferente de la original y como ahora muchas personas critican los covers quería preguntarte tu opinión sobre los covers.

Hay una diferencia entre hacer un cover de algo que amas y darle tu personalidad haciendo un homenaje a esa música a lo que se ha extendido mucho últimamente que es hacer una banda tributo y vivir del talento de otro. Lo que menos me gusta es cuando llega a extremos, últimamente veo carteles por todas partes donde pone Héroes del silencio y en letra pequeña especifica que es un tributo y eso para mí es estar engañando a la gente. Otro ejemplo es lo que dijo Robe de Extremoduro, cuando hacía los conciertos los tributos llenaban la ciudad donde Exremoduro iba a tocar con carteles del tributo y usando el logo del grupo de Extremoduro anunciaban un concierto días antes con un precio mucho más barato, haciendo una competencia feroz y desleal. Esto no es lo mismo si haces un tributo a una banda que ya no existe porque no estás engañando a nadie, sino haciendo un homenaje. 

HAY UNA DIFERENCIA ENTRE HACER UN COVER DE ALGO QUE AMAS Y DARLE TU PERSONALIDAD HACIENDO UN HOMENAJE A ESA MÚSICA A LO QUE SE HA EXTENDIDO MUCHO ÚLTIMAMENTE QUE ES HACER UNA BANDA TRIBUTO Y VIVIR DEL TALENTO DE OTRO.

P : Quería terminar preguntándote qué tema consideras más significativo de los que hay en el disco.

Creo que no podría elegir uno, como ya te he dicho Ballena Negra denuncia el desastre del Prestige y Quererme así trata sobre la violencia de género, por otro lado, La era de la individualidad es la primera que saqué,y le tengo especial cariño, en la letra hablo de la falta de conexión que tiene el ser humano en plena era de la comunicación, en Cuantas veces explico esas veces en las que siento que hay una conspiración general que hace que si los poderes superiores quieren colarnos una esa semana hay más partidos de fútbol o grandes eventos de entretenimiento. Luego tengo Un mundo loco que habla de que cuando nací, quizás por haber salido de una dictadura, todo estaba mucho más calmado y la gente se reunía en las casas para ver el Un, dos, tres, había una conexión especial, al fin y al cabo, y ahora se ha perdido; en La ira expreso esa rabia interior cuando te reprimes mucho algunas cosas y al final explotas, Piensa en ti es una balada que cuenta la historia de un padre que termina suicidándose porque no puede afrontar sus gastos y deja a su hija sola, entonces no podría elegir una porque sería como elegir a un hijo mío y matar a los demás.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.