No es el sur de Europa el lugar más amable y propicio para hacerse un hueco en la escena del heavy metal en pleno 2024. Quizás nunca lo fue, pero hoy en día el reto se antoja todavía más complicado. Pese a todas las adversidades imaginables, todavía quedan las bandas aventurándose, desde el Mediterráneo como puerto de partida, en busca de un mayor reconocimiento fuera de sus fronteras. Una de las que con más fuerza está esgrimiendo el hacha del heavy metal tradicional en la última década es la portuguesa Toxikull. “Hablando de la escena de heavy metal actual, basta con mirar las pocas bandas del sur que tienen alguna proyección internacional. Estamos un poco olvidados y devaluados y sentimos casi un racismo indirecto de la industria musical del heavy metal hacia las bandas del sur. No tenemos las mismas oportunidades para crecer que otros, si eso no es discriminación entonces no sé qué lo es”, lamenta Lex Thunder, guitarrista y vocalista principal, en la previa del Iberian Tour en el que presentarán Under the Southern Light (2024) en España y Portugal del 25 de abril al 4 de mayo.

Formada en Lisboa en 2016 y compuesta por Lex Thunder a la voz y guitarras, Michael Blade a las guitarras, Antim «The Viking» al bajo y Tommy 666 a la batería, la banda se encuentra inmersa en una extensa gira de presentación de su tercer álbum con más de treinta fechas programadas por toda Europa. “Hemos crecido mucho en los últimos años, intentando sacar siempre lo mejor de cada disco, cada música y cada composición. Claro que hemos atravesado momentos de mucha incertidumbre, pero intentamos absorber esas experiencias para transformar todos nuestros sentimientos en música”, comenta. En ese sentido, en el comunicado que acompañaba el lanzamiento de Under the Southern Light, Thunder explicaba el proceso de composición como “un retablo de las experiencias personales de Toxikull en el mundo, sobre la dualidad de vivir en las tierras del sur de Europa, en lugares con tanta luz, con tanta alegría y potencial, pero, al mismo tiempo, con tanta escasez de oportunidades, sin futuro, e infestadas de sombras”.

Una realidad social, política y económica que impacta en los diferentes estratos de la sociedad, tanto como a la industria musical y, en este caso concreto, a la escena del heavy metal y que Lex Thunder tiene claro que para una banda como Toxikull se traduce en “una condición de desventaja” basada en su lugar de nacimiento. La posición geográfica es otro problema añadido. Una banda alemana o sueca con un año de existencia puede organizar una gira europea por muchos países. Nosotros en la Península tenemos que esperar y trabajar muchos años antes de conseguirlo. Es complicado, pero tampoco debe ser una excusa para dejar de luchar, sino todo lo contrario. Nosotros somos “Hijos de la luz”, tenemos que convertir las dificultades en nuestras mayores armas, añade.

Siguiendo el ejemplo de los murcianos Iron Curtain con Savage Dawn, Toxikull ha lanzado su tercer álbum a través uno de los sellos referentes del heavy metal underground, Dying Victims Productions.“Ha sido muy importante, sin duda. Nos va a ayudar a llegar a un mercado fuerte”, comenta el cantante, sobre sus perspectivas de crecimiento en países con una mayor tradición y cultura de heavy metal, como es el caso de Alemania. En el plano musical, Under the Southern Light también ha supuesto culminar un “proceso natural” que los ha llevado del speed metal con influencias thrasher predominantes en Black Sheep (2016) y Cursed and Punished (2019) a mostrar una versión más madura, melódica y evocadora del contundente heavy metal ochentero. “La música es un reflejo de nosotros mismos y ya no somos las mismas personas que éramos hace cinco o seis años. Evolucionamos y maduramos y la tendencia natural nos ha llevado hacia el heavy metal clásico. No ha sido algo algo premeditado, sino que empezaron a surgir riffs de guitarra más heavys y nos dejamos llevar en esa dirección con mucho gusto”, explica el guitarrista, que cita entre los referentes invocados en el disco a “Ozzy Osbourne, Dio, Judas Priest, Accept, Saxon, Manowar, Black Sabbath, WASP, Ratt, Scorpions, Picture, los alemanes Warlock, los americanos Icon, los franceses Sortilege y muchos más”.

Dentro de su periplo europeo, Toxikull afronta el Iberian Tour teniendo muy presente la necesidad de “construir una escena musical ibérica fuerte” y la importancia de fomentar una “una mejor aproximación cultural” entre Portugal y España para que cada vez sea mayor el número de bandas que se atrevan a “asumir riesgos a la hora de salir fuera”. Con todo este bagaje a sus espaldas, la banda lisboeta se reencuentra con el público español “con las expectativas muy altas” dos años después de la gira Metal Defender y de otras visitas acompañando a SDI, Exciter y Angelus Apatrida en las que han construido una “relación de pasión” con España: El público español es nuestro favorito. Nos apoyan mucho más que en nuestro propio país, por lo que no podemos imaginar nuestra carrera sin España”.

Vigo, Madrid y Sevilla, además de festivales como el Kabiefest el 8 de junio y el Algarrobo Rock del próximo 31 de agosto son las ciudades en la que la banda portuguesa presentará unas canciones nuevas que «están siendo muy bien recibidas” junto con los temas más clásicos en un repertorio pensado para incluir todo lo que “los fans quieren escuchar”. “No me gustan las bandas que cuando tienen un disco nuevo lo tocan por completo. Se vuelve aburrido porque las canciones tienen que madurar y por eso en nuestros setlist mezclamos las canciones nuevas con las clásicas. Creo que es justo hacerlo así”, concluye el vocalista Lex Thunder.