Reseña: Gomad! & Monster – The Inner Encouraged Desire

GOMAD! & MONSTER – The Inner Encouraged Desire

Tengo claro que no mucha gente que visite esta página sea fan de la electrónica y del “drum and bass”, pero si a alguno os gusta la fusión de géneros como el industrial metal, o grupos como The Prodigy, Pendulum, The Qemists, vais a querer añadir este disco a vuestra colección.

Estos madrileños llevan ya ocho años de carrera musical, han dado giras por Europa, tocado en algunos de los festivales más grandes del país, y tenían ya varios EPs editados, con su mezcla original de Rave&Roll. Y ahora, bajo el sello de Maldito Records, han lanzado su primer disco de larga duración el pasado 13 de Diciembre, The Inner Encouraged Desire.

gomadandmonster

Para empezar, cuando me enteré de que el productor era el DJ venezolano “Zardonic”, supe que la calidad del disco iba a ser excepcional, no hay ningún tema que pueda destacar por encima de otro en cuanto a grabación o sonido.

Y luego están las colaboraciones. Casi todas las canciones cuentan con la colaboración de artistas de distintas partes del mundo, como “The Game Shop” (Corea), “Cloud9+” (Hungría), CMD/CTRL (Inglaterra), Richy nix (Canadá), Julia Marks (Rusia), entre otros. Se nota en cada canción la energía que aportan estos artistas y el toque característico propio que le ponen los componentes de GOMAD! & MONSTER.

El primer videoclip del disco Virus cuenta con la colaboración de Jon Howard (Ex miembro de “Dizmas” y “Stellar Kart” y guitarrista suplente en giras de Paramore entre el 2010-2016) y es todo lo que una canción que fusiona el metal y la electrónica busca ser. Una base contundente, un riff de guitarra con la distorsión al máximo, y una voz desgarrada y furiosa que te hace querer gritar y bailar. No sé si ha sido cosa mía, pero ha habido una parte que me ha hecho pensar en Five Finger Death Punch tocando en una rave.

Por último, termino la reseña dándole una mención especial a la canción que probablemente sea la menos escuchada del disco, pero remarco como favorita por empezar con un fragmento de un discurso del filósofo Alan Watts, “Universe A. D.” Es, además la única canción sin artista colaborador, y le da un final enérgico y a la vez tranquilizante al disco

Podéis escuchar el disco entero en Youtube y otras plataformas virtuales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.