La segunda jornada de Rock Am Ring Festival nos daría la bienvenida con un radiante a pesar de que el clima pronosticado indicaba el diluvio universal. La suerte jugando a nuestro favor nos dio un día completo sin contratiempos, solamente a los que no traían crema sol entre sus posesiones festivaleras.

EGO KILL TALENT

Los primeros escenarios se llenaron de vida de las 14:00 hrs, con una afluencia regular de personas que iban llegando poco a poco al recinto. Estrenando el Mandoria Stage el sábado nos tocaría los rockeros de EGO KILL TALENT sobre el escenario. Los originarios de Brasil han recorrido el mundo de tour con bandas como Foo Fighters, Shinedown, Faith No More y hasta abriendo para Within Temptation. A pesar de que su sonido va más enfocado al rock alternativo más corriente y poco reluciente entre el mercado, el gancho que generan en el público es indiscutible.

Con su nuevo trabajo bajo la manga The Dance Between Extremes estrenado el 2021. Ego Kill Talent ya tenía una agenda cerrada para girar con Metallica seguramente nos no los volvamos a encontrar en algún escenario prontamente.

SPORTFREUNDE STILLER

La curiosidad nos llevó a ver a Sportfreunde Stiller al escenario principal. El conjunto alemán inspirado en las hazañas rescatadas del futbol europeo se presentan en Rock Am Ring festival después de bastante tiempo de silencio. Un show bastante excéntrico y divertido de ver. La banda de infancia de muchos alemanes quienes corearon gran parte del repertorio que ofreció Sportfreunde Stiller aquella tarde.

MASTODON

Un día perfecto para apreciar la majestuosidad de MASTODON en vivo, que nunca defrauda. El turno desde el Mandora Stage prometía un setlist cargado del alabado Hushed and Grim, uno de los trabajos más prodigios del 2021. Junto a Pain with an Anchor le daban partida a uno de los shows más memorables del festival.

Un poco del viejo repertorio con Crystal Skull y Megalodon, temas más que probados en vivo y a prueba de cualquier público. El matiz de esta peña de Atlanta es siempre ir innovando en su música. El progresivo donde se manejan al día de hoy es cada vez más complejo y con un en vivo que no deja a nadie indiferente.

Un viaje musical enfocado en repasar su nuevo trabajo, pero a su vez, nos dieron un repaso por su discografía en menos de una hora. Siempre las palabras se quedan cortas para hablar de Mastodon y su tremenda carrera, siempre dejan con un gusto a poco. Pero aun así con la ilusión de encontrarnos nuevamente. En lo personal es primera vez que me los pillo en un festival tan grande y la verdad es que me han sorprendido para bien. Tremendo regalo aquellos que llevaron de rebote a mirarlos, porque se han llevado una banda para toda la vida.

ICE NINE KILLS

En las primeras filas se venía el público ya con sus disfraces preparados para celebrar la presentación de ICE NINE KILLS en Nürburg. Quizás el mejor metal horror show que hayáis visto jamás. Todos los pasos tan bien calculados y los actores que traen a darle vida a las escenas de terror más consagradas de la historia cinematográfica.

Thank God It’s Friday representando a Friday 13, IT is the End con el clásico chico con el glovo Amarillo y la tremenda Rainy Day inspirada en el rollo de Umbrella Corp (Resident Evil). La experiencia que nos lleva a Ice Nine Kills y el metalcore transformado en horror en escena causa estragos en sus seguidores. Que, a medida que va avanzando el espectáculo muchos van sacando mascaras u objetos alusivos a las canciones. Un completo compromiso con la banda.

PLACEBO

Uno de los más esperados por mí y por la gente que hacia un espacio en el Utopia Stage desde temprano para ver a PLACEBO. Lamentablemente y como nos lo esperábamos, Brian Molko y compañía limitaría al máximo la presencia de fotógrafos y cámaras como lo viene haciendo hace años. A pesar de eso tratamos de disfrutar el bolo a más no poder.

Para mi sorpresa el setlist vendría cargado las primeras 7 canciones con su nueva placa Never Let Me Go. Para los más fanáticos un acierto, para el resto que venían preparados para saltar a los hits se fueron marchando poco a poco el main stage.Solo llegado For What’s It’s For el ambiente empezó a despegar sin retorno, dándonos al hilo Slave to the Wage y Special K. Lo de The Bitter End como era de esperar tendríamos a todos los sectores saltando al ritmo de las canciones mejor han envejecido del precioso Sleeping With Ghosts. Ya para el cierre nos esperaría Infra-red y el cover de Kate Bush Running Up That Hill.¿Gusto a poco? Definitivamente, ¿podrían haber jugado más con las canciones del set? Definitivamente SI. Pero bueno, con Placebo y les perdonamos todo.

DEFTONES

Corriendo para alcanzar a estar para la masacre de Deftones, quienes saldría con un leve retraso pero que lo valdría todo. El equipo liderado por Chino Moreno desde el escenario Mandoria, el terror de los fotógrafos pudimos hacer unas leves capturas del vocalista, del resto nada. El principal problema fue la altura del escenario y la distancia de los artistas vs el público.

Sin más, la entrada triunfal con Genesis desde su última placa. El punto ebullición no llegaría hasta Rocket Skates, un clásico inquebrantable de la agrupación. Como era de esperar el las canciones elegidas por Deftones esa noche repasaría sus temas más conocidos y movidos para este tipo de fiestas. Acompañados de la caída de la noche y un cielo rosa/naranja que acompañaba la velada no podía hacer más perfecto el momento. Al hilo nos sacaron Be Quiet and Drive (Far Away) y My Own Summer (Shove It), donde se ven la primera avalancha de Crowdsurfing. El momento Koi No Yokan se haría presente con Tempest y Swerve City.

El momento íntimo que nos daría Digital Bath desde el tremendo White Pony seria otro potencial despegue a esta atmosfera tan rica que solo se encuentra junto a Deftones. Diamond Eyes y Rosemary ya para seguir sosteniendo los discos pasados del grupo. El coro aquella noche de la llevaría Change (In the House of Flies), hasta las lágrimas para anticipar la llegada final del su presentación. Lotion y 7 Words cerrarían las 15 canciones de este tremendo acto. Como siempre, un lujo.

MUSE

La vuelta de los legendarios MUSE se ha dado desde Abril de este año, volviendo directamente del receso de la pandemia. Con un par de singles bajo el brazo pero con un Rock am Ring festival esperando con hambre la aparición de uno de los platos clásicos del festival. Era solo ver las camisetas que llevaba la gente de los años anteriores para ver la extensa historia de la banda con el festival.

Las 22 canciones que completaban su vuelta hicieron que las más de 85.000 personas presentes esa noche vivieran la experiencia Muse a tope. Will Of The People haría su entrada triunfal, ¡primera vez tocada en vivo! Esa sería una de las cuantas sopresas que nos depararía esta presentación. El sigo de la banda ardiendo detrás de la batería dándole el aire de grandeza nos introduciría con Interlude pegada a Hysteria. Tracks sacados del Absolution año 2004 –sí, la vida pasa volando-. Una forma sutil para empezar con los temas grandes en 0 segundos, poniéndolos a todos como locos.

Un poco de lo nuevo desde Drones nos entregaría Psycho, con su coro ganchero que hizo saltar a toda la pista de una forma magistral. Pressure tampoco se quedaría atrás, aprovechando el impulso de su anterior temazo nadie se quedó inmóvil en Rock am Ring festival. Para Map of the Problematique las cartas estaban echadas y grandes proyecciones que los acompañaban detrás agrandarían la sensación de satisfacción frente a una de las mejores canciones del Black Holes and Revelations. Una constante en mi reproductor y el de millones de personas alrededor del globo. Un poco saliéndose de la intensidad para Time Is Running Out, el sing alone por excelencia de la jornada.

Plug in Baby y Citizen Erased se ganarían el espacio del Origin of Symmetry. O la mismísima Supermassive Black Hole, Uprising, Prelude y Starlight. Canela en rama para todos y un disfrute imparable. Ya para cerrar nos quedariamos con Kill or Be Killed como world premiere y Knights of Cydonia.

No hay que ser gran fanático de Muse para tener alguna conexión con ellos, su show en si le volaría la cabeza al más incrédulo. Imaginarse un headliner lleno de pirotecnia sin sentido y un montón de recursos visuales que te inundan el cerebro. Una estimulación constante de la mano de música de primer nivel.

CRÓNICA Y FOTOS: KBAEZORTIZ