Grave Noise

Entrevista a Edu Sanz (Grave Noise)

Grave Noise es una banda de thrash castellana, formada por Edu Sanz a la guitarra, Iker Sanz a la voz y guitarra, Fer Mediavilla a la batería y Toño Sánchez al bajo. Sobreviven a caballo entre Burgos y Soria con Hontoria del Pinar como centro de operaciones. 

Tras su disco debut, From the Cradle to the Grave llega Roots of Damnation, un álbum con diez temas de títulos reveladores, profundos y siniestros. Grabado por Edu Sanz en Savage Estudios, producido por Alberto Marín, mezclado y masterizado por Alex Cappa, y respaldado por Art Gates Records, este trabajo es un paso muy adelante en su carrera. Charlamos con Edu Sanz sobre esta nueva aventura.

Hola Edu, encantada de charlar contigo, ante todo ¿Cómo estáis, cómo va todo, qué tal el lanzamiento del disco, va como esperabais?

Gracias a vosotros por contar con nosotros para vuestro medio. Contarte que el disco de momento va de forma bastante interesante, en medios está teniendo bastante buena acogida. En cuanto al público, de momento el bolo que tuvimos en nuestro pueblo, a la gente le gustó bastante. En general, de momento, va bien la cosa.

Mucho cambio y mucho trabajo detrás, Art Events Records, Ana Laballo, Alberto Marín, ¿Qué os ha aportado todo esto de nuevo, sentís que habéis crecido como banda a un nivel mucho más profesional?

Todos estos cambios han sido muy importantes y se han notado. Tener a toda esta gente alrededor nos lo hace todo mucho más fácil, sobre todo para conseguir unos resultados que antes nos costaba un triunfo lograr por nosotros mismos. Se puede decir que lo único que falla ahora mismo, es la condición de que nos podamos dedicar íntegramente a la música, sería un sueño.

Ojalá pudiéramos dedicarnos a esto de forma profesional y que este fuera nuestro trabajo.

Habéis grabado en casa, en tus estudios y has estado al mando, os ha producido Alberto, se nota el plus de calidad añadido, ¿Habéis dado con el sonido que merecéis, qué tal la experiencia?

Soy técnico de sonido, el estudio lo he estado construyendo años y con la pandemia tuve tiempo de sobra para reformarlo con la idea de montar algo más profesional. Hemos aprovechado para grabar el disco aquí sin problemas de tiempo. Alberto Marín, vino un par de veces a ver ensayos y temas de producción, lo vio viable y ha sido una gran ayuda, tiene una experiencia impresionante. Íbamos a la vez contactando con Alex Cappa para que nos diera algún consejo y facilitarle luego el trabajo de mezclas y master. La verdad es que costó llevarlo adelante al nivel que buscábamos, pero fue un reto bastante interesante.

Respecto al sonido, nos gusta mucho cambiar, pero creemos que con este disco hemos dado con el sonido que de verdad queríamos. Al principio teníamos más miedo de saber si íbamos a poder dar con la tecla, sobre todo con las baterías que, aparentemente, es lo primero y más complicado, que llegasen a sonar como buscábamos. Pero al final, trabajando con la mezcla del máster con Alex Cappa, quedamos muy contentos.

Os han salido unos temas algo oscuros, con cierta tendencia negativa y con planteamientos para dar que pensar, ¿La pandemia os ha servido de inspiración, habéis aprovechado para escuchar cosas distintas, cual es vuestra forma habitual de componer, os ha tocado hacer muchas cosas diferentes?

Nos costó mucho arrancar a componer cada uno en su casa porque nunca habíamos trabajado así. Sobre todo al principio de la pandemia al estar encerrados, fue el momento de ponernos a hacer todo lo que nunca habíamos tenido tiempo. Empezamos a componer, a escuchar los temas, y demás.

Pero también es cierto que hemos tenido ese tiempo extra para pensar, debatir y hacer las cosas con tranquilidad, que habitualmente siempre vas un poco a lo loco. Tampoco teníamos prisa porque no había nadie detrás que nos exigiera nada, Sin duda, ha sido diferente

Riffs potentes, pesadas melodías, guturales, ¿Cuánto te ha costado llegar al nivel de este trabajo tanto desde el punto de vista tanto de músico como de técnico de sonido?

Construir el estudio ha sido un reto bastante interesante, entonces como técnico me he pasado estos meses entre libros y masterclass de mezclas, grabaciones y demás para dar ese plus que buscábamos para el disco.

Como músico me pasé el noventa por ciento del confinamiento dando clases de guitarra con Davish de Angelus Apatrida, que nunca había tenido tiempo y ha sido toda una experiencia.

Alberto Marín ha puesto su magia en uno de los temas, y ha estado bastante involucrado en el desarrollo del disco en general, ¿Cuánto habéis aprendido de él como músico y como persona?

Al final se ha acabado involucrando con la banda casi como si fuera un miembro más, ya nos gustaría que tocara en los bolos con nosotros. Poco a poco hemos ido componiendo el disco, con él detrás ayudando y luego ya cuando nos pudimos juntar, hemos hecho mucha amistad. Siempre que toca cerca nos acercamos a verlo.

Nos ha enseñado de todo, a la hora de componer, cómo gestionar temas que, como banda nobel, pues estábamos en bucle de hacer siempre lo mismo. Aportó trucos que tiene él, tanto a la hora de grabar como de tocar, cosas que había probado antes y le funcionaban. Nos ayudó mucho su visión externa en general. Al final acabamos por las noches cenando juntos y echando un trago en el pueblo. 

Broken Land va para corte fuerte del álbum, el pedazo de video que habéis grabado lo apoya, ¿Es vuestro tema favorito o hay algún otro especial por algún motivo?

A mí personalmente me gustan todos por igual, y el resto de la banda diría lo mismo. Había algún tema antes de grabar que lo veíamos un poco más cojo y estuvimos pensando incluso en quitarlo, pero luego le dimos un apretón de tuerca y al final nos gustan todos bastante.

Si elegimos Broken Land fue porque es un poco más comercial y diferente a lo que veníamos haciendo, para enseñar algo que no fuera siempre lo mismo. Y porque también tenía esa temática especial para el videoclip que nos molaba mucho, por tratar algo que llamara la atención. Podíamos haber elegido cualquier otro.

La grabación del video fue bastante espectacular, nos grabó un amigo de Burgos, Carlos del Hierro, que tiene una empresa de servicios audiovisuales Del Hierro Films y curra impresionante. Grabamos la parte del grupo aquí en el pueblo, de noche, a temperaturas de bajo cero, y nosotros estábamos más o menos bien, por los bidones de fuego que nos rodeaban, pero los de alrededor estaban un poco más jodidillos con el frío que hacía. Luego el día del rodaje de la historia, sin fuego, acabamos de madrugada muertos de frío todos. Ha sido duro, pero necesario.

¿Hay futuro y sentido en grabar un disco entero dado que casi no se compra música física y casi todo se consume on line?

Esto va sobre gustos. Sí que se nos planteó la idea de tirar dos o tres temas y luego otros dos rollo singles, pero dijimos que no. Nos gusta más el formato disco, todos los miembros de la banda consumimos bastante música en formato físico, para escuchar el disco completo en el coche o donde se pueda. 

Cierto es que la música on line es comodísima, aunque no tiene la misma calidad. Valoramos mucho también el formato, por eso nos hemos currado bastante el digipack, de tres cuerpos con buenas fotografías, con la portada y los dibujos del artista bien detallados y el libreto con las letras escritas. La portada la ha hecho Juanjo Castellanos que aunque es más de trabajar con bandas de black metal, ha quedado impresionante.

Al final pensamos que abrir una plataforma y escuchar una canción lo puede hacer cualquiera, ya que alguien va a pagar doce euros por el disco, por lo menos que lleve algo interesante. 

Cantar en inglés, aparte de porque el estilo os lo pide, supongo, ¿Es la clave para intentar haceros un nombre en los circuitos de festivales europeos?

Básicamente nos encaja más cantar en inglés, ahí vamos mejorando cada día, que tampoco somos bilingües. Y si nos sale algo más en el extranjero donde podamos movernos pues mucho mejor desde luego.

Parece que el thrash, en general, desde su eclosión en los ochenta, nunca pasa por su mejor momento, ¿Qué aportáis vosotros de nuevo al panorama estatal?

Angelus Apatrida es toda una referencia para nosotros, pero tenemos bastantes y variadas influencias de todo un poco, desde Pantera, black metal y rock en general. Tener esa mezcla entre todos hace que no seamos una banda totalmente de thrash metal, en nuestros temas hay riffs un poco de muchos géneros.

Ya casi vamos dejando esta mala etapa atrás pero lo hemos pasado mal, ¿Cual es vuestra opinión sobre el trato que la cultura en general y la música en particular ha sufrido estos dos largos años?

Ha ido de mal en peor esto. Personalmente yo soy técnico de sonido, curraba en directos, perdí mi trabajo, de hecho sigo sin volver al mundo este. Llevo dos años currando dónde puedo porque no hay hueco ni para las bandas, ni para los técnicos. Hay que matarse para conseguir un bolo, mal pagado y de cualquier forma, es lo que hay, esperemos que poco a poco todo mejore.

Hay algunas fechas por ahí confirmadas, en nada tocáis en Madrid en el Hysteria Thrash Festival ¿Qué esperáis de ese concierto, qué planes hay de gira, festivales de verano y demás?

Sí, el 30 estamos en Madrid, en el festival de la sala Hysteria, va a ser un fiestón, compartimos escenario con Rancor y Mordhida. Vamos a presentar el nuevo disco tocando todas las canciones y alguna más del disco anterior y lo que nos dejen.

En cuanto a festivales, tocaremos en Murcia en el 240 Brutal Metal Festival, estamos a punto de cerrar el Soria Rock y hay algún bolo ya firmado en Burgos. Tocaremos donde vaya saliendo y podamos ir por temas laborales. Hay que hacer lo que se pueda por pasarlo bien al final.

Hysteria trash fest

Gracias por tu tiempo Edu, nos vemos pronto.

Un saludo a vosotros y a los lectores y nos vemos por los escenarios siempre de buen rollo.