Crónica Ben Poole + Otto en Garaje Beat Club

Por problemas de conciliación no pude llegar a ver el show de Otto del que me hubiera encantado hacer una crónica, pero me fue imposible llegar a tiempo y tan solo os puedo contar como fue mi experiencia en el show de Ben Poole, espero ver pronto encima de un escenario al joven oriolano y contaros más cosas sobre él.

Metiéndonos en materia quizás decir Ben Poole no sea sinónimo aún de fama, de estadios llenos y de miles de fans haciendo cola para tener una foto con él,  pero si es sinónimo de artista revelación del blues-rock del panorama actual y de los últimos años. Un tipo que ha recibido los parabienes de dioses de la guitarra como son Richie Kotzen, John MayallJeff Beck o del grandísimo Gary Moore es para tomárselo muy en serio.

Ben Poole es un bluesman de Brighton (Reino Unido) que vuelve a España para presentar su tercer disco, Time has come,  después de haber editado Let´s Go Upstairs en 2013 y Live At The Royal Albert Hall en 2014 donde recoge su intenso directo en un lugar donde cualquier músico desearía hacerse oír. Ben fue nominado a los premios British Blues Awards de 2011 y 2013 como “mejor guitarrista solista” y representó a Reino Unido en el “Blues Challenge” (Berlín, 2012).

Su sonido bebe directamente del blues con el toque roquero más actual, su característica voz y ese dominio absoluto del instrumento hacen que el público quede rendido ante la evidencia… Un artista integral, apasionado y con grandes composiciones.

Este artista está a la altura de jóvenes talentosos como lo han sido John Mayer, Jonny Lang o Ryan McGarvey. Su directo intenso y vibrante es garantía de éxito.

El artista británico empezó el show con temas como Let´s Go Upstairs y Win you over el cual duró casi diez minutos, en el que aprovechó para presentar a la banda. Lo siguieron el corte a medio tiempo, con voz susurante Love nobody no more que finalizó acompañado por las palmas de un público, que ya empezaba a conectar con el guitarrista/cantante y el guitarrero Lying to me muy al estilo Bonnamassa.

Continuó el blues, los solos eternos, épicos y vibrantes y las caras mezcla de asombro y placer ante lo que teníamos delante.BenPoole0018

Y llegó el turno de la colaboración de Austin Slack en Starting all over again, el joven niño magnético, que estuvo soberbio haciendo disfrutar al público de un dúo de grandes guitarras y de buen hacer, prometedor artista el que tenemos en nuestras tierras.

Después de esta demostración de poderío guitarrero, Ben Poole nos regaló grandes canciones como Longing for a woman entre otras para terminar con Hanging in the balance un gran show en el que supo mantener la atención del público, satisfecho de lo que había podido disfrutar esa noche.

Un espectáculo digno de los mejores escenarios, como es el del Garaje Beat Club, lugar elegido por la promotora Mad Men Rock para hacernos disfrutar de conciertos increíbles y de altísimo nivel. Mi más fuerte apoyo a la gente que apuesta por la calidad y lo exquisito por encima de todo.

Salud y Rock!!! En este caso Salud y Blues, mucho Blues!!!

Jota Rodríguez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.