Crónica: Carach Angren en Madrid con Wolfheart, Thy Antichrist y Nevalra

El pasado sábado comenzó en Madrid el Pitch Black Summer Tour de Carach Angren junto a Wolfheart, Thy Antichrist Nevalra que pasaría por 4 fechas más en España, organizada por RocknRock.

Puntuales como reloj suizo, Nevalra salieron al escenario para comenzar a tocar. Ya preparado iba el vocalista y guitarrista para salir luego de nuevo junto Thy Antichrist y su corpsepaint nos daba la pista, aunque algunos asistentes no sabíamos que pertenecía a ambas bandas. Black/death metal melódico, los americanos presentaban su primer trabajo de estudio titulado Conjure The Storm en un total de 25 minutos de actuación que nos dejaron con muchas ganas de más. It Dies In Vain, Warchestra, …Of Ruination y el homónimo Conjure The Storm fueron algunas de las canciones de su setlist. Terminaron de manera muy brusca e inesperada sin despedirse siquiera, pero al menos nos ofrecieron una buena apertura de la velada.

Seguidamente y casi sin darnos cuenta tras la salida de Nevalra, aparecieron sobre el escenario preparados para satanizarnos a todos, los también americanos Thy Antichrist, con una presentación inicial ritualística. El vocalista, ataviado con una túnica negra y portando un bastón coronado por un cráneo, dio pie para que comenzase el show. Presentando el que es su último trabajo, Wrath Of The Beast, fueron un cañonazo bestial a ritmo de black metal. Algunos de los temas que tocaron fueron The Great Beast, Desolation el cual descolocó a más de uno con una intro a guitarra española que hizo que algunos de los asistentes coreasen el olé olé. Tuvieron un trato muy bueno desde el escenario para todos los asistentes, fueron muy simpáticos y agradecidos y nos lo hicieron pasar estupendamente. Además tras la actuación se hicieron fotos con todo aquel que se acercaba amablemente a pedírselas y hasta a charlar un rato con ellos. Una banda de 10 musical y personalmente.

Tras estas dos bandas llenas de tralla, nos llegaba la calma antes de la tormenta (en comparación) con los fineses Wolfheart. Tuomas y compañía se plantaron en sus respectivas posiciones sobre el escenario de la Mon como si fuesen estatuas, totalmente concentrados y muy serios. Una apisonadora de puro death metal melódico con sus pequeños toques de progresivo. Llegaban presentándonos su trabajo Constellation Of The Black Light. Con demasiados sonidos pregrabados e interludios que dejaban a la banda totalmente inmóvil en el escenario, algunos de los temas fueron los conocidos clásicos Zero Gravity, The Hunt y Ghosts Of Karelia junto a otros como Everlasting Fall, Stregth And Valor y Breakwater. Los únicos que dieron un poco de ánimo a la gente fueron el bajista Lauri Solvonen presentando a la banda y algunos temas y animando a hacer pogos, junto al guitarrista Mika Lammassaari muchas veces al borde del escenario y el más cercano al público.

Y para acabar, tras un descanso en el cual pusieron a punto la batería y el escenario, por fin salieron sus oscuras y esperadas majestades. Desde los Países Bajos, el trío de black metal sinfónico Carach Angren hacían su aparición, acompañados en los directos por el guitarrista Baastian Boh “The Butcher”. Un show estelar, donde los rápidos y característicos movimientos del vocalista Dennis Droomers “Seregor“, junto a sus vestimentas y corpsepaints hicieron rugir a un público más que entregado a la banda, cosa que ellos supieron responder durante toda la actuación y tras ella, al bajar del escenario y hacerse fotos con todos los fans. Su extenso setlist venía formado por temas de su último trabajo, pero también por grandes clásicos de la banda. Algunos de ellos fueron The Sighting Is A Portent Of Doom, Spectral Infantry Battalions, In De Naam Van De Duivel para a continuación descubrir un maniquí femenino con palabras grotescas pintadas en el cual Seregor se recreó de forma gore cortándole el cuello y llenándose de sangre que posteriormente escupió al público para dar paso a Blood Queen. También fue gore cuando dio paso al tema A Strange Presence Near The Woods simulando cortarse la lengua y dársela de comer a una fan de primera fila, llenándola de sangre. Junto a Charlie y The Funerary Dirge Of A Violinist entre algunos otros temas. Finalizaron la gran noche que nos brindaron saludando y agradeciendo al público.

Muy poca gente se reunió en general en la Sala Mon (antigua Penélope) para esta velada de black y death metal, pensamos que lo más probable es que fuese debido a la coincidencia de fechas con el festival Rock the Coast en Málaga. Algo que impactó mucho, ya que Carach Angren y Wolfheart suelen atraer a mucha más gente de la que estuvo presente y es una verdadera pena cuando ocurren este tipo de cosas.

Igualmente, las bandas salieron a tocar y a hacer que al menos nos lo pasáramos pipa todos los que fuimos esa noche a la sala a disfrutar de sus respectivos espectáculos. Quizá por ello estuvieron tan cercanos al público dentro y fuera del escenario, como agradecimiento extra por dárselo todo a pesar del poco ambiente para lo que todos estamos acostumbrados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.