El festival Granito Rock volvió con todo a su versión original

El pasado sábado 16 de julio la madrileña localidad de Collado Villalba acogía una nueva edición de este especial festival. Con un cartel algo más reducido, pero igual de implicados con las bandas nacionales emergentes, los organizadores del festival se pueden dar por satisfechos de su buen hacer. Esta vez los vencedores de los concursos que dan acceso a participar, fueron Mind e Invaders, grupos lo suficientemente diferentes como para poner atención.

Caía la calurosa tarde en la sierra madrileña cuando Mind, desde Cartagena abrieron fuego con su estilo personal, arriesgado para un festival, pero supieron cargar todo el potencial en los temas, en su técnica, tanto vocal como instrumental. Estuvieron serios y sobrios en las variaciones de tonos vocales.

El sonido fue bueno y los cambios de ritmo y las distorsiones se pudieron disfrutar. Tocaron los temas de su EP, ya disponible en las habituales plataformas y se atrevieron con una cover de una banda con la que bromearon sobre las comparaciones, Tool por supuesto, sin ganas de abandonar el escenario, sus caras reflejaban su nivel de  satisfacción ante el trabajo bien hecho.

Cambio rápido de escenario para recibir a los madrileños Invaders y su caña heavy clásica con ese toque glam sobre todo en la puesta en escena. Da gusto verlos con las tablas que van adquiriendo cada día, dinámicos, dando espectáculo sin parar, interactuando con el público, profesionales en todo momento pendientes de los problemas de sonido, una pena que este estilo de música hoy en día no tenga la repercusión que merece porque los chicos lo merecen. En septiembre presentan nuevo disco, tocaron su nuevo single Spin the Roulette y temas de su EP que ya tienen más que controlados en directo. La versión Into the Fire de Dokken fue sin duda el momento pico del show. Puntuales y con ganas de más daban paso a la banda principal.

La banda sueca H.E.A.T volvía a Madrid tras el sold out de hace pocos meses liderada por su vocalista original Kenny Leckremo tras la marcha de Erik Grönwall. Salvaron los muebles de manera profesional con el percance logístico que sufrieron, un pequeño despiste de algún instrumento. Personalmente las sensaciones eran como de volver a un lugar donde has sido muy feliz con el miedo de no sentir lo mismo, el truco, hacerlo de forma diferente para evitar comparar. Kenny es un frontman arrollador, con una voz impresionante y unas ganas de darlo todo infinitas.

Poco puede salir mal si te rodean tus compañeros de siempre. Jona no puede crecer más como músico, Crash y Jimmy se divierten como siempre y tienen algo más de protagonismo en esta nueva etapa  y David Dalone, con nuevo look sigue con su rollo intacto, aunque lo noté un poco distraído y eché en falta su sonrisa por momentos.

Abriendo con One By One, sentando precedente sobre lo que nos esperaba, un no parar. No hubo cambio de nivel de intensidad entre el público que abarrotaba la Plaza de los Belgas cuanto tocaban Hollywood, Nationwide o Back to the Light, sus temas nuevos, de su inminente nuevo álbum Force Majeure con temas recuperados de su primer disco como Cry o Straight to Your Heart

Hubo cabida para presentar canciones del último álbum Heat II que publicaron justo antes de la pandemia, con Erik a las voces como Rock Your Body, Come Clean o Dangerous Ground. De Into the Great Unknown sólo han mantenido para los directos la electrizante Redefined.

Los momentos cumbres de la noche los traen los  imprescindibles Beg Beg Beg en la que Kenny, con su outfit totalmente veraniego acabó corriendo por el foso y saludando a las primeras filas que abarrotaban aquello. Se atrevieron tanto él como Crash,  a hablar en castellano.

Su himno Livin On the Run fue otro de los especiales momentos, el show se nos hizo excesivamente corto, a todos,  A Shot of Redemption fue el remate a una velada de pasión, entrega y diversión. Tienen un público tan fiel que es complicado que un concierto suyo aquí salga mal. La banda es quizá más banda y suena más compacta que nunca, si nunca has visto a H.E.A.T en directo, es el momento, si los has visto anteriormente, también debes repetir.

El Granito Rock de este año ha funcionado como siempre, agradecer a la organización su curro y nos vemos el año que viene.