Crónica: MareaRock Murcia 2022 (Viernes):

Marearock Murcia 2022 (Viernes)

Después de tres largos años volvió el MareaRock a Murcia. Dos días intensos para todos los organizadores y trabajadores quienes lo han dado todo por hacer que esta edición fuese la mejor hasta la fecha.

Antes de nada, quiero aplaudir la elección de unos puestos de comida 100% libres de carne animal. Con el recinto ubicado al lado del Auditorio Víctor Villegas, era fácilmente accesible para aquellos que venían desde la ciudad o las afueras; por lo que unos puestos de comida con opciones solo vegetarianas y veganas han hecho más bien que cualquier molestia puedan haber causado.

Con doce horas por delante, repartidas para ocho grupos casi equitativamente, el primer día de conciertos ya prometía mucho.

KNIBAL

Para inaugurar el festival, una de las bandas favoritas de la región, KNIBAL. Presentando su último disco Tripolar al completo, el trío ya hizo temblar el suelo desde la primera canción. Este es un grupo que he visto crecer mucho en los últimos ocho años y como siempre cada directo suyo es una explosión de emoción e intensidad; con temas brutales como Palabras Vacías o Involución, y letras impactantes como Malos Tiempos o Mi Cuerpo, Mis Normas. Se despidieron con su primer single, Adrenalina, un título que describe en una única palabra al grupo; pero no sin antes tocar un nuevo tema y adelanto de su siguiente trabajo.

Knibal

Knibal

SHÖCK

Un grupo que empezó en 2015 en Bilbao, SHÖCK. Sinceramente, desconocía de su existencia pero fácilmente se han convertido en mi actuación favorita del primer día. Sus canciones No son para mi, Es terrorismo, Juntxs otra vez, La sexta extinción, por nombrar unas pocas, se me han grabado en la mente; pero la que acabaron cantando hasta las personas que no conocían al grupo fue El artista de las manos rotas, una canción dedicada a Alfons Vila i Franquesa (popularmente conocido como Shum).

Shock

KAOTIKO CRIM

A primera hora del día anunciaron que KAOTIKO tuvo que darse de baja del cartel; me llegó el rumor de que el batería había tenido un accidente pero no pude confirmarlo, igualmente esperamos que se encuentren todos bien. A pesar de ser a última hora, fueron reemplazados por los jóvenes y talentosos CRIM, quienes pudieron llevar el cambio con buen rollo y humor. Además de una versión de Prince Of The Rodeo, de Turbonegro, el público disfrutó de sus temas Benvingut Enemic y Castells de Sorra, entre otros.

Los De Marras

Comenzaba a atardecer sobre el recinto con los primeros acordes de A tu vera. Los De Marras habían subido al escenario con la misma energía de siempre, revitalizando al público para otro asalto. Continuando con Callejear y Poeta, noté como cautivaban el alma de todos los presentes.

Llegó el turno de sorprender a los músicos cuando el primer verso de Revolviendo empezó a sonar por todo el recinto; a unísono, todos coreaban cada estrofa y verso de la canción. Siguieron, entre otras como Malabares y Sexo en la calle, más canciones de Surrealismo (2014); De que se ríe, y Compadre, antes de terminar con una de las favoritas del público, Hoy.

Los Chikos Del Maíz

Escupiendo verdades y reivindicando causas como la absolución de los jóvenes de las vías, el cierre de las casas de apuestas, y aperturas de las fronteras para refugiados de todo color de piel; Los Chikos del Maiz fueron recibidos como todos los demás grupos, demostrando que el género musical no importa cuando se comparten los mismos ideales.

Mafalda

Terminando de tirar cualquier barrera o prejuicios, lxs componentes de Mafalda subieron al escenario En Guerra. Con temas como X, Bombas Violetas, Aguas Negras, Necesarias, pero absurdas y Absurdas, pero necesarias, era evidente por qué tantos amaban sus directos. Fusionando elementos de Ska, Reggae, Funk, y hardcore, crearon un ambiente único en toda la noche, siendo una de las actuaciones más populares. Solo había escuchado al grupo en disco, y me alegro de por fin haber visto como tocan.

Talco

Habiendo pasado tanto tiempo en casa, no pensé que podría levantarme después de nueve horas en pie; pero al sonar las primeras notas de Il Tempo no hubo nadie en el recinto capaz de permanecer sentado. Los italianos empezaron a toda velocidad y sin pausas, continuando con L’odore della morte y La parabolla dei batiaghi; el ska predominó aquella noche, y todo el mundo lo bailó. El buen humor inundó el festival con La Mano de Dios y St. Pauli, dos himnos futbolistas que nunca han faltado en uno de sus directos; como Bella Ciao, una canción que escuché a todo el público cantando en solidaridad.

Es la quinta vez que he visto al grupo en directo, y sin duda fue uno de los conciertos más logrados que he visto por parte de los músicos. Sonaba la décima canción, Danza Dell’Autunno Rosa, y para lo que para mí apenas habían sido unos minutos el grupo llevaba casi una hora tocando. Desafortunadamente poco después cuando el cantante presentó Punta Raisi, algo en su voz me decía que faltaba poco. Pero el concierto no acabaría sin que antes tocaran Tarantella Dell’Ultimo Bandito, Tortuga, y La Torre.

Juantxo Skalari & La Rude Band

La noche aún no había acabado y la Rude Band subía fresco al escenario al ritmo de Siglo XXI, uno de sus últimos temas originales. Aunque el grupo tenga temas muy buenos como este, las canciones más anticipadas eran las de Skalariak; el antiguo proyecto de Juantxo que se disolvió en 2008. No era de extrañar que escuchar Oligarquía y A Buen Ritmo en directo crease una extraña sensación de euforia que movería a cualquiera.

Otra Vez Tú y Yo del reciente disco Roots Market, con Júlia Soler en la voz y trombón, le dió un ambiente distinto al concierto; tengo que decir que me he quedado con las ganas de ver si harán más canciones originales a dos voces. Después de varios temas originales, se abalanzarían con Skalari Rude Club, Jaia, Despídeme, Puto Alcohol y Solo Vivir; antes de finalmente despedir la primera noche de conciertos con su single, Rudi Not Dead.