Crónica y fotos: Dirkscheider y Raven en la Sala Gamma (Murcia)

DIRKSCHNEIDER + RAVEN
Sala GAMMA (Murcia)
Viernes 20 de octubre de 2017

La Región de Murcia se ha ganado históricamente la reputación de tener gusto por el Heavy más clásico. Festivales y conciertos con artistas consagrados se han celebrado en esta tierra o por gente de esta tierra en regiones vecinas, como el caso actual del festival Leyendas del Rock. Y es precisamente la promotora Madness Live, que trabaja mano a mano en la contratación internacional del festival, la que está apostando más fuertemente por este género en el paso por Murcia de algunas de sus giras, léase Airbourne hace un par de semanas y en breve Wasp o Lacuna Coil. Fruto de esta apuesta tuvimos el lujo de recibir a Dirkschneider proyecto engendrado por una de las voces míticas del Heavy Metal, el Sr. Udo, cuyo impronunciable apellido da nombre a la banda y que es un tributo a Accept, la apisonadora germana con la que empezó a labrarse un nombre en el olimpo de los dioses del metal. Como escuderos para esta velada vinieron acompañados de Raven, una de esas bandas de las consideradas incombustibles en la escena.

El horario de comienzo del evento, las 19:30 hrs., un poco tempranero inclusive para una cita de este calado siendo viernes, hizo que por Raven Murciamotivos laborales llegase al recinto cuando ya había comenzado la descarga de Raven. Como no fui el único que llegaba a esa hora todavía tuve el placer de encontrar por los alrededores a algunos de los amigos y fieles seguidores del género. Por allí también estaba presente Marcos Rubio, organizador del Leyendas del Rock, al igual que lo hizo en el de Airbourne.
A estas alturas del evento, el público presente apenas superaba el centenar de personas, pero la veterana banda británica estaba en su salsa, rockeando y animando al personal como si estuviesen tocando hace 35 años en la cuna de la NWOBHM. Al frente se encuentran los hermanos Gallagher, John al bajo y voz principal, y Mark a la guitarra y coros. Nada que ver con los famosos hermanos Gallagher de Oasis en lo que se refiere a actitud y longevidad como socios en el duro negocio de la música. Completaba el trío Dave Chedrick joven batería que ha tenido que sustituir por problemas de salud a Joe Hasselvander, titular del puesto desde 1987.

Siempre digo que existe una brutal diferencia entre músicos de Rock que pasados los 60 años (y algunos con menos) siguen subiéndose a un escenario porque necesitan ganarse la vida de alguna manera pero no parecen disfrutarlo, y aquellos que lo disfrutan hasta el día de su muerte aunque a malas penas se ganen la vida con ello. Estos que teníamos enfrente son de éstos últimos. No había más que verles todo el tiempo moviéndose de un lado a otro, levantando los brazos para enfervorecer al personal y alzando al aire sus hachas con cuerdas curtidas en mil batallas (la guitarra de Mark de hecho tenía más desconchados que él arrugas en la cara…). Por mi parte me los perdí en su reciente visita este verano al Leyendas Del Rock y tenía mucha curiosidad de revivir aquella banda de la que hace unos cuantos años me compré una cinta cassette en un puesto de mercadillo, cuando aún no existía el top manta.
Estaban terminando con All for One, de su tercer álbum homónimo y luego siguieron con Hung, Drawn & Quartered, del mismo disco lanzado en 1983. Con Rock Until You Drop, temazo que daba título a su primer trabajo discográfico y con una sala ya con una entrada más decente, se fueron viniendo cada vez más arriba hasta terminar con un solo de guitarra de Mark que definitivamente puso a todo el mundo en situación, por si no sabíamos dónde estábamos y para qué habíamos venido.
Entre otros clásicos de su repertorio como Faster Than The Speed Of Light y On & On tocaron también algún tema más reciente de su último álbum Extermination (2015), para luego marcarse una especie de medley con Rock Bottom de UFO y Sympton Of The Universe de Black Sabbath como anticipo de su último tema Crash Bang Wallop, cañero y frenético como todo su concierto que nos dejó con ganas de más fiesta a pesar de no haber sonado con un volumen demasiado contundente.

Raven Murcia

 

En el cambio de bandas salí a tomar un poco el aire y puede comprobar que aquello ya estaba más concurrido, calculo que la asistencia final fue algo más de la mitad del aforo, nada mal teniendo en cuenta el tamaño de la sala y sobre todo que se trataba de la segunda vuelta de una gira, Back To The Roots, que ya pasó en 2016 por el Leyendas Del Rock. No obstante, se esperaba más de la banda en esta nueva visita, principalmente por tratarse de un concierto en sala donde es cabeza de cartel y puede tocar un setlist más amplio.
Volvimos adentro y ya estaba todo preparado en el escenario. Me llamó la atención el set de batería, bastante impresionante, que en breve ocuparía, Sven Dirkschneider, el joven hijo de Udo. Por lo demás, el metalero logotipo con letras plateadas destacaba en un telón y atrezzo de escenario cubierto de verde camuflaje, fiel a la estética habitual del pequeño gran teutón.

dirkschneider murciaCon puntualidad y una sala expectante, nos sorprendió una intro de Fire de The crazy world of arthur brown, tema setentero psicodélico y bailongo para dar inicio al ritual de salida de la banda. Buen rollo previo a la progresiva salida al escenario de los miembros de la banda entre oscuridad y humo.
El primero en salir fue el más reciente fichaje de la banda. Bill Hudson, guitarrista brasileño afincado en USA que cuenta en su haber con experiencia en las filas de algunos grandes como Trans-Siberian Orchestra, Jon Oliva’s Pain, Circle II Circle y Savatage. Reemplaza en la formación al finés Kasperi Heikkinen. Va apareciendo también el otro guitarra, el ruso Andrey Smirnov y el bajista Fitty Wienhold, así como el joven Sven. Cabe decir que estos son los miembros de la actual formación de U.D.O. la otra banda con la que Udo Dirkschneider ha hecho carrera musical tras su salida de Accept, banda con la que de hecho tiene mayor número de trabajos discográficos.
Arrancaba la banda con The Beast Inside, y en breve aparecía Udo para regocijo de un público ansioso por grandes noches como esta. Inconfundible en su vestimenta y su pose contenida, algo mística incluso, para empezar a soltar esa voz tan característica que a día de hoy sigue conservando, a diferencia de otros veteranos cantantes que con un registro parecido han ido cayendo.

Fueron desgranando un setlist diferente al del Leyendas del Rock en 2016, bastantes temas del álbum Objection Overruled (1993), como Bulletproof, Slaves to Metal y Protectors of Terror. Es un álbum que en su día no me caló demasiado, pero es indudable que estábamos allí para disfrutar el inconfundible sonido del legado de Accept y Udo ejecutado por unos músicos sobresalientes. Los dos guitarras Bill y Andrey demostraron a lo largo de toda la noche que son verdaderos maestros de las 6 cuerdas tanto en las partes rítmicas como en los solos, y que dominan la pose de “guitar hero” como los mejores. Igualmente el más veterano después de Udo, el bajista Fitty demostró estar a la altura y derrochó actitud, simpatía y buen engranaje con sus compinches de escenario.
Entre tema y tema, Udo, que todo hay que decirlo tampoco es un gran entertainer, animaba al personal al grito de “gracias, Murcia!!”, ya tiene una edad (y un peso alto para su estatura) y tampoco está para pegarse carreras por el escenario, aunque esto tampoco ha sido su seña de identidad como frontman. A Udo hay que apreciarlo por otras cualidades más relacionadas por su voz rasgada y su figura icónica en medio del escenario.

dirkschneider murcia

Siguiendo con el setlist, cayeron Aiming High y Another Second To Be, ambas del Russian Roulette (1986), y Fight It Back del reivindicativo y polémico Balls To The Wall (1983), llegando a uno de los momentos estelares de la velada cuando tras hacer una versión más corta de Cant’ Stand The Night, del álbum Breaker (1981), enlazaron con la emotiva Amamos La Vida que a mí siempre me ha sonado muy a Scorpions, todo hay que decirlo…
Tras una pequeña pausa, continuaron con Hard Attack, Love Child y Objection Overruled, con las continuas exhibiciones de los dos guitarristas a la menor oportunidad, que junto con la iluminación fueron de lo más destacable del concierto. Fondos predominantemente azules, otros temas verdes, y también rojos, dieron juego a un servidor y el resto de fotógrafos para realizar nuestro trabajo gráfico. Siempre es de agradecer el buen gusto del técnico de luces y en este caso así lo hacemos. Respecto al sonido, también hay que felicitar a la Sala Gamma, pues sonó bastante potente, sin llegar a los niveles del concierto de Airbourne, y muy ecualizado todo, haciendo que fuese un sonido lo más fiel a lo que uno recuerda de los discos de Accept.

Tras tocar Russian Roulette y hacer el típico receso previo a los bises, vino la parte del setlist que la inmensa mayoría debía estar esperando, ydirkschneider murcia que fue lo único que repitieron de su actuación en el Leyendas Del Rock. Comenzaron con Princess Of The Dawn, cuyo riff me tiene ganado desde el primer día que lo escuché cuando era un imberbe heavy metal kid. Sonó espectacular y nos puso a todos a corearla, mientras los guitarras, en este caso Andrey, seguían disfrutando y dejando detalles de calidad como tocar el solo con una sola mano. Lo dicho, espectacular. Y si de riffs cautivadores iban los bises, vino el clásico de los clásicos Metal Heart, ahí sí que nos tocaron la patata a los más veteranos y nos recordaron lo que era un concierto de Heavy Metal auténtico… por supuesto con solo de guitarra de espaldas al tendido del Sr. Smirnov una vez más.
Pero la cosa no quedó ahí, pues al sonar la intro Hi De Hi Do Hi Da ya sabíamos lo que venía, una Fast as a Shark que de nuevo seguía llevándonos a la locura. Y por si faltaba alguna, adivinen. Balls To The Wall no podía faltar, broche del concierto, que tuvo como preámbulo a un Bill Hudson pegándose una vacilada tocando las notas de la sintonía del Inspector Gadget en clave power.
Fin de fiesta, abrazos, agradecimientos, puas y baquetas. Todo el mundo contento y agradecido por tener la suerte de ver en Murcia una vez más a grandes como Udo, su banda y Raven.
Esperamos que siga esta tendencia y la apuesta sea recíproca entre promotores, salas y público.

 

 

Manu Hernandez
Metalomaníaco admirador de aquellos que se comunican mediante notas y acordes musicales. Siempre tienen algo que decir, aunque pocos les entiendan. Intento responderles con imágenes, pero también hablo inglés, portugués, y murciano. Ah, y a veces escribo, en castellano.... XD

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9,956FansMe gusta
6,198SeguidoresSeguir
1,974SeguidoresSeguir
180suscriptoresSuscribirte