Entrevista a El Pana (La Gramola de Orihuela)

La Gramola es un local ubicado en la localidad de Orihuela (Alicante) regentado por Mar y José Ballester (El Pana para los amigos) que es a día de hoy y tras más de 27 años de trayectoria un referente musical para todos. Tras sus puertas hemos vivido noches históricas de Rock and Roll y por lo que parece tendremos muchos años más de seguir haciéndolo. Desde Rock Culture charlamos con “El Pana” y nos cuenta su visión del panorama actual.

la gramola pana¿Cómo empezaste en esto de la música y la programación de conciertos?

Pues en cuanto al tema musical pienso que es algo con lo que se nace, un sentimiento que cada uno desarrolla a su manera y es lo que te empuja a seguir. Por ejemplo, lo más normal sería que yo fuera músico, que algo hay, pero no toco ningún instrumento. Bueno sí, un poco la armónica para divertirme pero no desarrollé esa pasión como instrumentista, intérprete o compositor. Lo intenté pero no terminó de dar fruto. A mi siempre me llamó más la atención la parte salvaje del R’n’R y su actitud frente al mundo en todos los ámbitos como ley de vida. Eso me convirtió en un fan y como buen fan llegaron los discos, los conciertos, las amistades y uno desea crecer. En eso montas un garito y cuando pestañeas han pasado 27 años.

En cuanto a los conciertos el primer “concierto” lo monté en mi primer bar, una hamburguesería peculiar. Imagínatelo, una reunión de amigos donde me cantaba algunos temas. Dos años estuve con el burguer como prueba de fuego y medio más para sacar pasta y poder montar La Gramola. Ya en el burguer tenía mi cabina con cientos de vinilos porque había tenido algunas experiencias pinchando en otros bares y demás. El tema conciertos llegó ya con La Gramola allá por el 91. Tenía 23 años y tuve muchísimos problemas con ello. Pasé 10 años peleando por ofrecer conciertos y ante la imposibilidad me vi empujado a colaborar en proyectos paralelos en salas, concentraciones de motos, fiestas, ayuntamientos, festivales, etc… Eso me sirvió de rodaje en todos los aspectos. Cuando abrí la segunda Gramola estaba muy engrasado, pero sin dinero,factor importante para llevar acabo tal propósito aunque no esencial. De hecho ya venía de acarrear un problema de salud y tenía a mi hijo recién nacido. Fue una decisión importantísima para nosotros. Mar y yo estamos en esto juntos desde el 95. La cuestión es que la pasión nos dio valor y aquí seguimos trabajando e ilusionándonos con las movidillas que montamos cada noche.

¿Cómo ves el panorama musical actual desde la perspectiva Underground hasta la más comercial y exitosa?

Para mi el llamado “underground” es la piedra filosofal de donde se nutre todo. Da igual el ámbito cultural. Nunca hay que perder de vista las nuevas propuestas, claro, que cada uno consume música a su manera y hay quien raciona su dosis de tal manera que saber sobre el “underground” le resulta lejano. Es por ello que existe esta segunda parte “comercial” que me dices donde la gente se siente mas acomodada. No quita que muchos  acomodados se sorprendan cuando le descubres cosillas poco a poco. En cuanto a la infraestructura musical pues bienvenido sea internet, los festivales, el capitalismo y su puta madre. Vamos todos a consumir como si no hubiera un mañana. Se abrieron las puertas del averno y todo está al alcance de todos. Hay quienes consumen sin cabeza y otros que somos más gourmet.

PARA MI EL LLAMADO “UNDERGROUND” ES LA PIEDRA FILOSOFAL DE DONDE SE NUTRE TODO.

¿Qué opinas de la oferta tan masiva con respecto a los Festivales por todo el país?

La oferta bien, joder. No hay finde que no se monte un sarao. Luego ya está el tema de bajo que criterio se organizan y qué desea el público. Para mí como promotor es un coñazo mantener la programación en La Gramola con tanta oferta desmedida. Alcanzar el factor sorpresa y conseguir motivar al público es muy costoso con tantas adversidades.

¿Te has parado a pensar que después de 27 años en esto la gente ve a tu local “La Gramola” como algo mítico y a tí como un referente en este mundillo?

Mítica era mi querida abuela con 98 años. Lo que quiero decir es que los años pasados importan pero importan más los venideros. Si nuestra trayectoria nos sirve de aval pues déjate llevar y participa. Prefiero que la gente hable de nuestro próximo concierto a de aquel que ocurrió en el 96, por ejemplo. De ser un referente, según la perspectiva que lo mires, no soy un buen ejemplo (risas).

Por la Gramola han pasado todo tipo de bandas. Si tuvieras que quedarte con una que te haya hecho especial ilusión ver sobre ese escenario, ¿cuál sería y por qué?

Hay ilusiones especiales pero más por el momento vivido que por la trascendencia en sí. Trabajar y disfrutar con diferentes bandas de las cuales soy fan desde mi adolescencia es muy difícil de elegir: Fleshtones, Pretty Things, Cynics, Tav Falco, Dictators, Murder Junkies, Lyres, Fuzztones…. ¡Flípalo!

PREFIERO QUE LA GENTE HABLE DE NUESTRO PRÓXIMO CONCIERTO A DE AQUEL QUE OCURRIÓ EN EL 96

Lo de las anécdotas con los músicos es caso aparte. Cuéntanos alguna que se pueda saber y que sea de las que no se olvidan.

Las anécdotas se suceden antes, durante y después. Tengo un menú variado, pero contaré una divertida. Concierto de Carvin Jones en la lonja de Orihuela y 300 personas abarrotan el recinto. Vamos a salir y el batería está tocando un piano que hay en backstage. Da un grito y dice que ¡Se le ha salido el hombro! Nos quedamos sin saber qué hacer y decidimos pedir paciencia al público y demorar media hora para ir al centro de salud cercano y ver la gravedad del asunto. Antes de ello Carvin me insta a pedir un médico entre el público por si hay suerte y lo podemos solucionar allí mismo. Ahí que me veo en plan monologuista super nervioso pidiendo un médico en sala sin explicar nada antes. Claro, la reacción fue de descojone y yo pidiendo seriedad. No hubo suerte. Cuento la peli y nos largamos al centro de salud. Allí nos dicen que sin radiografía no le tocan. Volvemos al recinto y el público ya está caliente con la espera. El batera decide tocar con un solo brazo y Carvin como figura principal decide adaptar el repertorio y pasar de presentar su nuevo trabajo, con el fin de sacar adelante el bolo haciendo gala de sus habilidades guitarrísticas. Carvin es muy americano, tanto que durante la prueba de sonido le acompaña un balón de baloncesto. Ya me entendéis, es tan americano que me incita a salir de nuevo y explicar lo que va a ocurrir debido a las circunstancias y le ponga mucho énfasis. Allá va el Pana monologuista. La peña gritando, silbando y muy calientes aplauden la decisión y se lanza la banda con el batera manco con el brazo en cabestrillo. De repente un tío buscándome por el backstage me dice que es fisio y que si quiero le echa un vistazo. Volvemos a parar el concierto (Carvin y el bajista se quedan improvisando). ¡Ufff! El batera sufría. Un tiarrón tirado en el suelo con el otro encima forzando el hombro. Unos gritos que se oían fuera y nada, que se le había enfriado y aquello no iba al sitio. El tío decide salir a tocar otra vez y el Pana a escena para el bla ,bla ,bla. El público aplaudiendo y exclamando un ¡Ole tus huevos! para el batera. Carvin disparando riffs por encima de las butacas, tremendo. Casi nos sacan en hombros. Todo fue una puta montaña rusa de concierto donde por suerte salimos vencedores .

¿Cuál fue ese primer disco que te hizo hacer “CLICK”?

Elvis. Tendría entre 8 y 10 años. Mi tío de Francia dejó en mi casa un antiguo radiocassette con una cinta de él. HOUND DOG me hacia enloquecer.

EL R ‘N’ R TIENE SU HUMOR Y HAY QUE SABER REÍRSE DE UNO MISMO Y YO SOY MUY ASÍ.

Aparte de las actuaciones musicales en tu local desarrollas otras actividades como exposiciones o un Karaoke rockero al que bautizaste como “KARAROCKER”.¿Cómo fue la idea y sobre todo cómo has conseguido que siga funcionando tan bien a día de hoy?

Curiosamente me entere a posteriori que ya rodaba ese nombre. En mi vida imaginé montar un karaoke, pero oiga, las casualidades deben existir. En un Azkena vi el anti-karaoke y llamó mi atención. Pensé en traer a Rachel Arieff, la organizadora. No me hizo ni puto caso, ni respondió. Recuerda que durante un tiempo fue muy popular con sus movidas en Madrid y Barcelona. La cuestión que comentando la jugada sobre como lo montaba mi amigo Abel me dice que las pistas te las puedes bajar de Youtube. Él tiene varias que descargó para una fiesta de cumpleaños y me las pasa. Ahí empecé a darle forma tanto en la parte técnica como interpretativa. Debería ser lo más fiel posible a un directo pero sin perder su toque humorístico. Esto muchos talibanes del Rock no lo comprenden. El R ‘n’ R tiene su humor y hay que saber reírse de uno mismo y yo soy muy así. Me puse manos a la obra y monté toda una infraestructura escénica de sonido, luces y efectos. Para rematar un atrezzo no fácil de igualar, ya que algunas de las prendas que se utilizan forman parte de mi vestuario particular. Elaboré un listado de canciones lejos de lo habitual sin perder esa esencia que motive a participar. Incluso me atrevo a subir al escenario y cubrir huecos cantando con el fin de dinamizar el espectáculo. Acaba gustándome, ¿Eh?  Y mira, que en la vida se me ocurrió ir a un karaoke pero como herramienta promocional en redes y detalle para el público decido inmortalizar a todos los participantes realizando un álbum de fotos cada noche. Esto se convierte en una medida que corre como la pólvora. Normalmente subo el álbum de fotos a Facebook la misma noche y cuando despierto hay cientos de fotos compartidas en perfiles y demás. Eso le hace alcanzar una popularidad inesperada la cual abre puerta a un público que quizás no se hubiera acercado y que muchos de ellos se sumaron ya a la dinámica de conciertos y sesiones del bar (lo cual se agradece). Es una actividad paralela que nos divierte y vemos que al público más. Al fin y al cabo es nuestra misión siendo un local de ocio y de ninguna manera perjudica nuestra trayectoria. Le ponemos mucho cariño y eso también se nota.

Tienes un hijo, Otto, que te ha salido músico ¿Cómo ves su futuro dentro de este mundo que tú tan bien conoces?

Creo que Otto esta captando el verdadero éxito de este mundillo que para mí es poder vivir lo máximo de lo que te gusta y si encima ganas dinero pues ya está. Le queda mucho por vivir y verdaderamente lo siente, lo lleva dentro.

¿Crees que tantos años de trayectoria de La Gramola habrían sido posibles sin la otra parte de tu tándem que es Mar, tu mujer?

Definitivamente NO, hubiera muerto ya hace años.

la gramola orihuela

Ya tienes preparada una extensa programación para la temporada que abarcará el fin de este año y parte del próximo .Cuéntanos como de variada va a ser y si nos espera alguna sorpresa especial para ella (en 2019 ya serán 28 años de la Gramola).

Pues te diré que cada vez programo a más corto plazo. Como bien hablamos antes la cantidad de festivales y tours enrarecen el mantener un calendario. Ya sabes que no tengo objeción alguna en programar entre semana. Es una manera de captar bandas interesantes en unas condiciones más óptimas para nosotros y a la vez más satisfactoria a nivel personal. Nos gusta tener una exclusividad en nuestros conciertos y constantemente hay que estar al loro, por lo que mas allá de tres meses vista es raro que cierre algo. Sorpresas, por supuesto, habrá. Pero es sorpresa y lo sabrás en su momento. Y el Aniversario por todo lo alto, como siempre .

Salud y R’n’R .

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.