Entrevista a Munmira: “Queremos dar a las nuevas canciones un aire más emotivo”

Munmira es uno de esos grupos murcianos que merecen la pena ver en directo, que merecen la pena escuchar tranquilamente disfrutando de los matices de su música, un grupo que huye de etiquetas y se centra en hacer lo que realmente les apetece partiendo desde una muy interesante libertad compositiva. El pasado año publicaron Un millón de días de sol de abril, un EP de cuatro canciones que tocarán en directo el próximo 16 de junio en la sala 12 y medio de Murcia junto a Le Mur, Bones of Minerva y Pürpura.

Hablamos con el grupo sobre su estilo, su actualidad y sus futuros proyectos.

Buenas chicos, ¿podéis comentarnos cómo nace Munmira?

Somos originarios de Puerto de Mazarrón, un pueblo costero de la Región de Murcia, y todos tocábamos en bandas amigas. Se puede decir que la urgencia por querer hacer algo más libre, personal y experimental que lo que veníamos haciendo hasta entonces hizo que nos acabáramos juntando. También somos buena gente, y muy limpios.

Para quien no os conozca, ¿cómo definirías vuestro estilo?

La influencia del post rock en el sonido y la forma es innegable, aunque también bebemos de otras fuentes. Por otro lado, metemos más voces que los grupos de post rock estándar. Con lo cual, si nos empeñamos en encuadrar el grupo dentro de algún estilo, podría decirse que es una mezcla entre post rock y rock alternativo. Aunque ya te digo, como todo grupo experimental siempre intentamos explotar nuestros mejores recursos y dejar nuestro pequeño sello de identidad.

A finales de 2017 publicasteis Un millón de días de sol de abril, vuestro último trabajo hasta la fecha. ¿Qué tal ha sido la respuesta de crítica y público hasta ahora?

En general hemos tenido buen feedback. Son muchos los amigos y músicos que nos han felicitado y que incluso nos han pedido por privado que les expliquemos acerca de la producción, las letras de las canciones… lo que deja constancia del interés de la gente por nuestro trabajo. Sin embargo, algunos seguidores echan en falta algunos elementos de nuestro anterior EP, como los gritos. Supongo que es algo que le ocurre a cualquier banda que cambia y evoluciona.

Un millón de días de sol de abril es un EP de tan sólo cuatro canciones, ¿por qué elegisteis este formato?

Los temas de este disco son canciones a caballo entre lo antiguo y lo nuevo. Son canciones que no terminan de encajar con el nuevo material, pero a las que les tenemos un gran cariño y también nos parecen cortes de calidad. Por eso considerábamos que merecían quedar registradas, que no se perdiesen en el tiempo. Además, el EP es un formato muy cómodo para la escucha, y el oyente agradece eso.

¿De qué habláis en este trabajo? ¿Hay algún hilo conductor entre los temas?

En principio no se planteó ninguna temática común para los temas, aunque sí que comparten un estilo, tanto en la parte musical al ser temas más melódicos y cohesionados, como también en las letras que giran en torno a determinados aspectos psicológicos y actitudes o comportamientos humanos. Caminante necio está en gran parte inspirada en el libro La conjura de los necios, donde un hombre se cierra en sí mismo, perdiendo todo contacto con la realidad, creando su propio mundo desde el cual cree (erróneamente) que puede erigirse como un nuevo adalid de la virtud. Psiconáutica se inspira en el proyecto MK Ultra, que pretendía, entre otras cosas, inducir determinados estados mentales a los sujetos que tomaban parte en él. Danka Trismegisto va un poco sobre las necesidades impuestas por la sociedad moderna de querer abarcarlo todo y al mismo tiempo no conseguir nada, pudiendo apreciarse un enfoque un poco más filosófico y revelador al final de la canción.

En este EP nos encontramos con un estilo más melódico y menos agresivo que en vuestro anterior trabajo. ¿A qué se debe este cambio? ¿Es éste el sonido que vamos a encontrar en Munmira a partir de ahora?

Cuando compusimos las canciones de Un millón de días de sol de abril, no recuerdo que en ningún momento hablásemos sobre hacer algo más melódico o con menos caña. Simplemente fuimos acentuado más el proceso de supresión, de eliminación de aquello que no es indispensable o aleja a las canciones de su esencia; por ejemplo, eliminar los gritos. Esto concretamente fue sugerencia de Raúl de Lara, quien estuvo a los mandos de la grabación. Personalmente, los gritos no me disgustan, aunque sí es cierto que daban un aire más cercano a los grupos de metal de hace unos quince años (algunos venimos de tocar nu-metal), no acorde al carácter de la parte instrumental de las nuevas piezas. Creo que fue una decisión acertada de cara a conseguir un estilo más actual (que no moderno) y con mayor proyección.

En recientes entrevistas habéis comentado que Un millón de días de sol de abril es un disco de transición, ¿hacia dónde va el sonido del grupo?

Queremos dar a las nuevas canciones un aire más emotivo, más melancólico, pero al mismo tiempo sin perder el “toque” del grupo ni la fuerza del directo. Ese es el equilibrio que pretendemos alcanzar.

¿Estáis trabajando ya en un nuevo trabajo? ¿Qué nos podéis contar sobre él?

El LP está bastante avanzado, falta que nos encerremos los cuatro este verano y le demos un último empujón, ya que actualmente la mitad del grupo se encuentra viviendo fuera de la península. En cuanto al estilo, me remito a lo que te he contestado en la pregunta anterior. En lo que a temática se refiere, el disco cuenta la historia de un personaje que se enfrenta a situaciones más o menos fantásticas o surrealistas, pero que tienen un carácter mimético al representar situaciones de lucha o conflictos internos, que pueden ocurrirle a cualquier persona en su día a día. Y hasta aquí puedo contar…

¿Y sobre vuestros próximos conciertos? ¿Tenéis algunas fechas cerradas para los próximos meses?

Tocamos el próximo 16 de junio en la sala 12&Medio junto a Bones of Minerva, Pürpura y a nuestros ya casi-hermanos Le Mur y en verano queremos enfocarnos en la producción del disco. El inicio de la nueva temporada está un poco en el aire.

Últimamente estamos viviendo en España lo que podríamos llamar un pequeño (o gran) boom de estilos como el post rock y el rock progresivo con nuevos festivales y una gran cantidad de grupos. ¿Creéis que el estilo goza de buena salud en nuestro país? ¿Pensáis que hay suficiente público interesado en esta música o hay más oferta que demanda?

El talento sin duda está, otra cosa es que se le dé más o menos cabida en los grandes medios. Por suerte y como dices, parece que el público se está abriendo más a estos estilos y que el interés va creciendo poco a poco. Yo opino que por parte de las bandas también se está perdiendo el miedo a hacer algo diferente y a ofrecer propuestas más personales, lo que hace que aumente la oferta y el público tenga más donde elegir.

Nos podríais dejar algunas recomendaciones de grupos nacionales que escuchéis actualmente o que creáis que merecen la pena destacar.

Nuestros colegas de Our Next Movement lo están petando, en poco tiempo han pulido muchísimo su sonido en directo, la verdad que asistir a un concierto suyo es una verdadera gozada. Y Noah Histeria acaban de marcarse un trabajazo progresivo con su disco Hautefaye, estamos deseando ver cómo lo defienden en los escenarios.

¿Y en Murcia? ¿Qué pensáis de la escena musical murciana?, si es que se puede llamar así. ¿Algún grupo o grupos que os gusten especialmente?

Como siempre, recomendar a nuestros amigos de Le Mur. Han trabajado mucho y nos encantan, sin duda este es su momento. Otros a los que tenéis que echar un ojo son Max Von Sydow, la nueva banda de Álvaro Martínez y nuestro paisano Juandi Aznar, que estilan un rollo oscuro-denso-depresivo muy interesante que espero dé que hablar en los próximos meses.

El próximo 16 de junio tocáis en la Sala 12ymedio con Bones of Minerva, Le Mur y Purpura. Un cartel bastante variado y sobrado de calidad, que podemos esperar de vuestra actuación.

Como bien dices, por lo variado creo que el concierto puede agradar a una gran diversidad de público. A nosotros ya nos conocéis, nos vamos a dejar los cuernos como siempre.

¿Os gustaría dejar algún mensaje para los seguidores de Rock Culture?

Les diría que no tengan prejuicios a la hora de acercarse a la música en general. Que no se dejen llevar por la moda o la impostura, sino que escuchen aquello que les llene y les haga sentir bien.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.