La propuesta musical Blackout echa a rodar

BLACKOUT – Sala Nave Iguana, San Vicente del Raspeig (Alicante)

Primera fecha del ciclo musical Blackout, donde los sonidos más doom se dan la mano con la piscodelia más cósmica y el rock heredero de las grandes bandas de los 70. Tres bandas, los valencianos Double Horse, los alicantinos Domo y los barceloneses Saturna, una sala, Nave Iguana y una fecha de lo más idónea para reunirlas, 31 de octubre, el Halloween más rockero que te podías encontrar en varios kilómetros a la redonda. 

blackout-dark-sounds

Es de agradecer a la promotora Ouija Music la programación de horarios, dando comienzo a una muy buena hora como son las 20h, pues señores, estamos en Europa y aunque como en mi caso no pude llegar a ver el show completo de Double Horse, mi cuerpo (y sé que el de unos cuantos) agradeció estar ya de vuelta a una muy buena hora para los que la semana resultó ser complicada laboralmente (también ya tengo una edad, jajaja). 

A Double Horse llegué al último tema o últimos, es lo que pasa cuando llegas pegado de tiempo y tienes que saludar a los amigos allí congregados. Los valencianos llegaban con su primer larga duración The Great Old Ones recién publicado. Sonidos pesados y oscuros para los que allí empezábamos a reunirnos. 

Double-Horse
Foto: Ouija Music

Domo jugaban en casa y si la primera vez que los vi no me atrapó su propuesta (nada en contra de la banda, hay veces que no estás receptivo) esta vez me dejaron noqueado, disfruté mucho con la fuerza que imprimen en sus temas y los pasajes que te envuelven en esa psicodelia, space rock, post o como quieras definirlo. Lo que hacen es atraparte y eso es lo más importante. La banda arriesgó y salió a defender lo que va a ser su nueva obra Domonautas Vol.1 (de la que nos hablaron hace unos días) con algún tema de sus anteriores trabajos. Domo de 10.

Domo
Foto: Ouija Music

Cerrando la noche y con la gente ya metida de lleno y con un ambiente excepcional, les tocaba el turno a Saturna, banda de insultante juventud pero que llevan a sus espaldas cuatro discos, el último de ellos Atlantis de reciente publicación. La banda salió a matar y nos fueron brindando tema tras tema con aroma a las grandes bandas de los 70 a las que rindieron tributo a mitad de show con el Fire and Water de Free y con la voz de Jimi que podía recordar, como me apuntó mi amiga Isa, al Cornell más salvaje. Un cierre de broche de oro para este primer Blackout.

Foto: Ouija Music

Un gracias enorme a la gente de Ouija Music por todo el gran trabajo realizado que hizo que todo saliera bien y eso se pudo comprobar con lo a gusto que estuvieron las bandas arriba del escenario. Con un muy buen sonido por parte de la sala Nave Iguana. Y por el buen rollo de los que allí nos juntamos. 

A POR EL SIGUIENTE!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.