MUJERES EN LA INDUSTRIA MUSICAL: CAT EYE PHOTOGRAPHY ESP/ENG

Click here for english version

¡Hola! Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo. Antes de nada, me gustaría que nos contaras ¿Cómo han sido tus inicios en la industria musical? ¿De dónde nació el interés por este sector?

Solía trabajar como booker y promotora de un club juvenil en mi ciudad. A mí también me ha gustado siempre ir a los espectáculos. Me he gastado todo mi dinero en entradas para conciertos. Una vez, en una noche de club, un tipo repartió folletos de su revista musical. Estuvimos charlando y resultó que necesitaba escritores para su publicación. Poco después me envió a un concierto en Bélgica y escribí una reseña sobre él. Desde entonces, escribía sobre los conciertos hasta el día en que los fotógrafos de la revista se pusieron enfermos y me pidieron que fuera su sustituto. Por aquel entonces ya era fotógrafo de fiestas y clubes, así que me dije que tenía que probar la fotografía musical. Y me encantó incluso más que escribir. He ahorrado todo mi dinero y he comprado mejor equipo, he podido fotografiar espectáculos a gran escala, he hecho nuevos contactos y amigos y he acabado siendo una de las jefas de fotografía de una revista que he levantado. Hoy en día también soy comercializador, hago entrevistas delante de la cámara y también acabo de empezar un nuevo trabajo como operador de cámara que espero que sea útil dentro de la industria.

Cada vez podemos ver más la presencia de mujeres en carteles de festivales y otros eventos, pero aun así sigue predominando la presencia masculina en este ámbito ¿A qué crees que se debe?
Nunca he tenido la sensación de que el personal femenino y el masculino estén divididos mientras trabajaba en la industria. Tal vez he tenido suerte y tal vez se deba a mi personalidad fácil y un poco sarcástica. Siempre me he sentido como una “parte del equipo masculino”. Toda mi vida he preferido trabajar con chicos. Puede ser que a veces tenga prejuicios y espere más drama de las mujeres, o puede ser la simple falta de mujeres en la industria en el momento en que empecé. A fin de cuentas, creo que la razón de este problema en general es que las mujeres siguen estando infraexplotadas en la industria. Cuando se habla de producciones de conciertos y del trabajo entre bastidores, se te viene a la cabeza el hecho de levantar objetos pesados y trabajar muchas horas. La gente de fuera de la industria a menudo simplemente no ve que hay algo más que llevar una maleta de A a B, lo que todos los géneros pueden hacer. Otra razón podría ser que la industria musical sigue siendo glorificada como sexo, drogas y Rock’n’Roll y el olor de un mundo misterioso detrás de las cortinas. Es una imagen que la sociedad ha creado desde que existe la actuación musical en directo. Es difícil quitárnosla de la cabeza.

¿Qué medidas piensas que deberían tomarse para ayudar a que esta situación cambie?

Tal vez eso se convierta en una cortesía común, tal vez dar una oportunidad a más mujeres se convierta en una tendencia. Ya veo que cada vez más productoras contratan a mujeres a propósito.  Yo no denunciaría a ninguna productora que no lo hiciera. El problema principal es la imagen en sociedad, no en la contratación del personal de las empresas de producción.

¿Cuáles son las principales diferencias que encontraste a la hora de introducirte en el mundo musical siendo mujer?

Como he dicho antes, siempre me he sentido más atraída por salir con chicos de todas formas. Tal vez eso me convierte en parte del problema porque nunca me lo he cuestionado. Tal vez sólo tenga suerte. Tengo amigas a las que han echado de la gira simplemente por ser mujeres. El hecho de que hayan hecho un trabajo no importaba comparado con el hecho de que un miembro de la tripulación se sintiera incómodo por las razones más estúpidas y los problemas de su parte, a saber, una novia celosa y desconfiada en casa. Los que mandan tienen que poner un buen trabajo por encima de tener un pene o no. Sin embargo, yo misma he tenido chicos que se me han insinuado mucho, con los que me he sentido tremendamente incómoda. Sin embargo, siempre he abordado el tema y he tenido gente que me ha apoyado. Además del hecho de que las mujeres en las giras o en los espectáculos no deberían ser vistas como presas por los compañeros de la industria u otros, tenemos que ser vistas como miembros del personal en igualdad de condiciones. Nada más. Y lo que es más importante, sin tener la presión de sentirnos como si las mujeres tuviéramos que trabajar más duro que los chicos para ser vistas como iguales.

¿Ves un crecimiento de presencia de miembros femeninos en esta industria en los últimos años? ¿En que ves qué haya cambiado?

En los últimos dos o tres años, sí. Y he visto cambios en todos los trabajos de la industria, especialmente los que requieren mucho pensamiento en lugar de sólo músculos.

¿Por qué mujeres te sientes inspirada? ¿Hay alguna con la que te haría especial ilusión trabajar?

Elisha Boland, Olga Kenig y Lucy Jade Hind. Búsquelas.

¿Cuáles son las artistas que ves dentro del sector que sirven como referencia para nuevas generaciones?

Por supuesto. Pero si nos fijamos en las artistas, también es una cuestión de mercado y de demanda y oferta. ¿Los fans/consumidores quieren más artistas masculinos o simplemente no pueden aceptar la oferta de más música hecha por mujeres porque la oferta aún no existe?

Siendo mujer siempre se juzga más la apariencia, algo que en los hombres parece no ser tan relevante ¿Ha influido tu aspecto físico en algún sentido a la hora de trabajar en este sector?

Nunca he trabajado como músico. Pero como mujer en la industria seguro que sí. No puedo negar que he tenido beneficios como que los chicos lleven mis cosas, abran las puertas o me mantengan a salvo del crowd surfer mientras estaba en el foso de las fotos. Pero también se me ha negado el acceso al backstage o se me ha cuestionado simplemente por llevar pantalones cortos, ser rubia y guapa, porque la gente, sobre todo el personal del local, me juzgaba como una fan perdida que intentaba conocer a su ídolo. Sin embargo, debo añadir que los mayores prejuicios provienen de los miembros del público. Me han mordido, me han tirado del pelo mientras estaba en el photopit y he leído montones de comentarios groseros en mis redes sociales sobre mí. Así que, aunque la industria ya está aprendiendo, el consumidor sigue teniendo muchos prejuicios.

¿Hay alguna situación que hayas vivido en esta industria por ser mujer que te haya marcado?

Ahora sí que tengo problemas de confianza. A menudo me han dicho que una banda me lleva de gira como su fotógrafa para conseguir algunas fotos gratis que he tomado o mostrar que he trabajado. Pero supongo que los chicos también tienen ese problema.

¿Piensas que en este sector prevalece la sororidad ante la envidia o al contrario?

Hace unos años habría respondido que las chicas se envidiaban y juzgaban unas a otras en lugar de apoyarse y aprender unas de otras, hoy en día la envidia entre mujeres ha desaparecido principalmente. Nosotras, como mujeres, también hemos aprendido.

En esta situación que estamos viviendo la cultura está siendo más afectada respecto a otros sectores ¿Cómo lo estás llevando?

Sinceramente, tuve más que un colapso mental, además de que me quitaron mi seguridad económica. Durante los primeros meses me quedaba en casa, comía y veía la televisión pensando demasiado en mí. Estuve muy cerca de convertirme en autoddestructiva. El cambio llegó con el cambio de mentalidad y la reconexión con la naturaleza y el retomar mi viejo amor, la equitación. He aprovechado el tiempo que me han dado para desconectar de la gente que me molesta, aprender cosas nuevas, hacer manualidades, ir de excursión y pasar el rato con mi familia y la gente que me hace (sentir) mejor. Incluso he conseguido cambiar mis hábitos alimenticios y me alegra decir que hoy en día como principalmente vegano o vegetariano. De alguna manera me he transformado, ni siquiera puedo decir cómo. Pero estoy locamente feliz por este reinicio y por el tiempo que me han dado. No puedo cambiar la situación de la pandemia, pero puedo cambiar lo que hago con ella.

Para ir finalizando, ¿Os gustaría dejar algún mensaje a los lectores de Rock Culture?

Gracias por leer. Y a las chicas, manténganse humildes, apóyense mutuamente, conéctense y aprendamos unas de otras.

English Version

 

Hello! Thank you very much for giving us your time. First of all, I would like you to tell us how were your beginnings in the music industry? Where did the interest in this sector come from?

Ive used to work as a booker and promoter for a youth club in my hometown. I’ve always loved going to shows myself too. I’ve spend all my money on concert tickets. One time at a club night a guy handed out flyers for his music magazine. We’ve had a chat and it turned out that he needs writers for his publication. Soon later he sent me to a show in Belgium and I’ve done an review about it. Ever since I would write about concerts until the day that the magazines photographs called in sick and I was asked to be his replacement. At that time I’ve been a club night and party photographer already so I’ve told myself to give music photography a try. And I loved it even more than writing. I’ve saved up all my money and bought better gear, got to shoot large scale shows, made new contacts and friends and ended up being one of the heads of photography for a magazine that I’ve raised up. Nowadays I am merchandiser too, I do interviews in front of the camera and also just started a new job as a camera operator which hopefully will be useful within the industry.

We can see more and more the presence of women in line-ups of festivals and other events, but even so, the male presence continues to predominate in this area. What do you think this is due to?

I’ve never felt like female and male crew are devided while working in the industry. Maybe I’ve been lucky and maybe it’s due to my easy going kinda sarcastic personality. I’ve always felt like a ˋpart of the male crew´. All my life I’ve prefered to work with guys. Could be that I was  prejudice myself sometimes expecting more drama from females, could be the simple lack of females in the industry at the time that I’ve started. At the end of the day I think the reason for that issue in general is, that woman are often still under exterminated in the industry. When talking about concert productions and work behind the scenes, lifting heavy and working long hours pops up in your head. People outside the industry often simply don’t see that there’s more to it than rolling a case from A to B, which btw every gender can do. Another reason might be that the music industry is still glorified as sex, drugs and Rock’n’Roll and the smell of a misterieous world behind the curtains. It’s an image society created ever since live music performance been around. It’s ist hard to get it out of our heads.

What steps do you think should be taken to help this situation change?

Maybe that could become common courtesy maybe giving more females a chance becomes a trend. I already see more and more production companies hiring woman on purpose.  I wouldn’t not press charges on any production company that doesn’t. The main issue is the image in societies heads, not in production companies staff booking.

What are the main differences that you found when entering the musical world as a woman?

Like I’ve said before, I’ve always felt more drawn to hang with guys anyway. Maybe that makes me part of the problem because I never questioned it. Maybe I am just lucky. I’ve friends that been kicked from tour simply for being female. The fact that they’ve done a job didn’t matter compared to then fact that a crew member felt uncomfortable for the most stupid reasons and problems on his side, aka jealous mistrusting gf at home. Those who are in charge have to put good hard work over having a penis or not. I myself did had guys hitting on me hard though, which I’ve felt madly uncomfortable with. I’ve always addressed the issue though and had people support me. Besides the fact that woman on tour or shows shouldn’t be seen as free to hunt by fellow industry members or others, we need to be seen as equal staff members. Nothing more. And most importantly, without having the pressure to fell like we as woman need to be working harder as guys to be seen as equals.

Do you see a growth in the presence of female members in this industry in recent years? Where do you feel things have changed?

Within the last two or three years, yes. And I’ve seen changes in all jobs of industry specially those who require a lot of  thinking rather than just muscles.

Which women inspire you? Is there any you would be especially excited to work with?

Elisha Boland, Olga Kenig and Lucy Jade Hind. Look them up.

In this sector which are the female artists that serve as a reference for new generations in your opinion?

For sure. But looking at artists it’s also a question of the market and the demand-offer issue. Do fans/consumers want more/mayinly male artists or do they simply can’t take the offer of more female made music because the offer isn’t there yet.

Being a woman, appearance is always judged more, something that in men seem not to be so relevant. Has your physical appearance had an influence in any way when working as a musician?

I’ve never worked as a musician. But as a woman in the industry it did for sure. I can’t deny that I’ve had benefits like guys carrying my stuff, opening doors or keeping me save from crowd surfer while in the photo pit. But I’ve also been not allowed or questioned backstage simply for wearing shorts, being blond and cute cause people, mainly venue staff, would judge me as a lost fan trying to meet their idol. I may add that the most prejudice comes from members of the audience though. I’ve been bitten, my hair was pulled while in the photopit and I’ve read heaps of rude comments on my social media about me. So while the industry is learning already the consumer is still heavily prejudice.

Has there been any situation that you have experienced in this industry for being a woman that left a mark on you?

I defo have trust issues now. I’ve often been told that a band takes me out on tour as their photographer to get some free pics I’ve took or show I’ve worked. But I guess guys know that problem too.

Do you think sisterhood prevails over envy in the music world or is It the other way around?

A few years ago I would have answered that girls would envy and judge each other rather than supporting and learning from eacother, nowadays the cattiness of  woman is mainly gone. We as woman learned too.

In this pandemic  situation that we are experiencing, culture is being more affected compared to other sectors. How are you taking it?

I honestly had more than more mental breakdown, besides my financially security being taken away from me. For the first few months I would stay in, eat and watch tv overthinking my whole self. I’ve been very close to become selfdestructive. The change came with changing my mindset and reconnecting with nature and picking up my old love, horseback riding, again. I’ve used the time given to cut off poising people, learn new things, craft, hike and hang out with my family and people that make me (feel) better. I even managed to change my eating habits and I am happy to say I mainly eat vegan or vegetarian today. I’ve turned myself around somehow, I can’t even say how. But I am insanely happy for this restart and the time I was given. I can’t change the pandemic situation, but I can change what I make out of it.

To finish, would you like to leave a message to the readers of Rock Culture?

Thank you for reading. And to the girls, stay humbled, support eachother, connect and let’s learn from eachother.

 

 

Melanie Silva
Adicta a la fotografía,amante del retrato sobre el escenario.Abriéndome paso en el fascinante mundo del medio musical.

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,455FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte