Foto: Rubén Fivvecore

¡Hola! Muchas gracias por dedicarnos tu tiempo. Antes de nada, me gustaría que nos contaras ¿Cómo han sido tus inicios en la industria musical? ¿De dónde nació el interés por este sector?

¡Gracias a vosotros por darme esta oportunidad! Pues el primer contacto que tuve fue el introducirme en una banda de covers de rock de cantante y bajista, estuve un año hasta que nos separamos. Más adelante me metí en Rais, una banda de metal alternativo, en la que actualmente sigo. Siempre me ha gustado cantar en casa, a todas horas, me he animado muchas veces a cantar en karaokes y ya era bajista amateur antes de animarme a ello. Siempre pensé que sería genial tocar en alguna banda, aunque no buscara ese camino por mi cuenta antes. La verdad que el formar parte de este mundo llegó a mi vida por ciertas circunstancias que a día de hoy sigo agradeciendo mucho, me he cruzado con personas que estaban ya metidas en este mundo bastantes años, quisieron apostar por mí. Eso, a su vez, me generó más confianza en mí misma ya que también era algo tímida.

Cada vez podemos ver más la presencia de mujeres en carteles de festivales y otros eventos, pero aun así sigue predominando la presencia masculina en este ámbito ¿A qué crees que se debe?

Yo creo que eso se debe a que, por ejemplo, el rock y el metal se ha visto como un género de gusto más “varonil” desde fuera, aunque realmente no ha sido así si contamos con la gran cantidad de mujeres que presencian conciertos y festivales, desde tiempos de Elvis.

¿Qué medidas piensas que deberían tomarse para ayudar a que esta situación cambie?

Una de ellas, que me parece importante, es fomentar la misma igualdad desde las raíces de donde una viene, de la familia. Esa carencia se suele dar más de lo que quisiéramos, el valorar de la misma forma que una mujer pueda ser artista, dedicarse a ello, pueda cumplir sus sueños sin impedimentos ni prejuicios.

De hecho, cuando veo o descubro bandas cuyas integrantes son todas mujeres, me transmite mucha paz. 

¿Cuáles son las principales diferencias que encontraste a la hora de introducirte en el mundo musical siendo mujer?

Siendo mujer no he tenido ninguna, me siento muy afortunada de estar rodeada de gente maravillosa y que siempre me ha tratado bien, nunca me he sentido discriminada.

¿Ves un crecimiento de presencia de miembros femeninos en esta industria en los últimos años? ¿En que ves qué haya cambiado?

Notablemente sí, eso me alegra muchísimo. De hecho, cuando veo o descubro bandas cuyas integrantes son todas mujeres, me transmite mucha paz.  Veo que no solamente  hay más cantantes femeninas, sino que también hay más mujeres a la batería, al bajo…

¿Por qué mujeres te sientes inspirada? ¿Hay alguna con la que te haría especial ilusión trabajar?

Son varias, pues hay grandes artistas repartidas por el mundo y quizás me deje muchas. Algunas de ellas son Tatyana Shmaylyuk de Jinjer, Elin Larsson de Blues Pills, Beth Hart, Alissa White-Gluz de Arch Enemy, Vanja Plavsic, (ex-inMute) entre otras. Me haría mucha ilusión poder colaborar con Estefanía Aledo de Mind Driller.

¿Cuáles son las artistas que ves dentro del sector que sirven como referencia para nuevas generaciones?

Diría que la banda Nervosa, Jessie Williams y RaTache de Ankor, Tatyana Shmaylyuk de Jinjer, Steffi (ex-InMute), Lena Scissorhands de Infected Rain…de todas ellas se toma un gran ejemplo, y como he dicho antes, me faltan aún más.

Siendo mujer siempre se juzga más la apariencia, algo que en los hombres parece no ser tan relevante ¿Ha influido tu aspecto físico en algún sentido a la hora de trabajar en este sector?

Para nada, siempre he vestido como he querido libre de que me juzgaran, al menos de que me importe que me juzguen, siempre ha sido sin barreras. Espero no encontrarme algún día con ese problema, todas deberíamos sentirnos libres de ello.

¿Hay alguna situación que hayas vivido en esta industria por ser mujer que te haya marcado?

Si puedo decir una, sería que algunos hombres se han lanzado de forma descarada a invitarme a irme con ellos, creo que es por el simple hecho de subirme a un escenario. Tengo mis principios y mis formas de pensar, no me tiene por qué gustar esa forma de interactuar.

También lo que sucedió me hizo crecer como persona y apreciar las cosas desde otra perspectiva.

¿Piensas que en este sector prevalece la sororidad ante la envidia o al contrario?

Me da la impresión de que sí, otra razón que nos hace estar más unidas.

Ha pasado ya bastante tiempo desde que comenzó la pandemia del Covid-19 y que tanto ha afectado a la cultura, especialmente a la música en directo. Poco a poco se van dando pasos hacia una vuelta a la normalidad, pero aún sigue habiendo riesgo. ¿Cómo lo has llevado todo? ¿De qué manera ha afectado a tu actividad y cómo has conseguido seguir adelante con tus proyectos?

Al principio fue desmotivador, estuve unos meses parada sin componer nada, aun así seguía mejorando lo que ya tenía establecido en las canciones con mi toque personal; luego también más de año y medio sin pisar un escenario, pero la parte positiva floreció y derivó en que ahora tengo las pilas más cargadas que nunca. Ya había estado ilusionada desde que empecé, por seguir cantando, tocando y componiendo. Hemos trabajado por separado y cuando se pudo juntamos ideas, el reencuentro fue inolvidable, emocionante. También lo que sucedió me hizo crecer como persona y apreciar las cosas desde otra perspectiva. Lo que nos estamos apoyando en la banda, la fuerza y motivación de los demás componentes, mantiene un equilibrio, se transmite, se siente la armonía, es maravilloso tener una familia así.

¿Qué opinas sobre esta sección de mujeres en la industria? ¿Piensas que ayuda a destacar la presencia de la mujer y sus circunstancias en el rock y el metal; ¿o, por el contrario, crees que puede transmitir algún mensaje negativo?

Siempre pensaré que es algo positivo, por supuesto. Que se nos vea, que sepan que estamos también ahí, que tenemos creatividad, que podemos ser igual de buenas en lo que nos propongamos. Me siento encantadísima de poder formar parte de esta entrevista.

Para ir finalizando, ¿Te gustaría dejar algún mensaje a los lectores de Rock Culture?

Tanto si eres hombre como si eres mujer, que nadie te diga lo que tienes que hacer con tus metas, tus propósitos, tus sueños. Que si inevitablemente te encuentras a personas así, mira hacia delante, piensa en ti. Que vales muchísimo, que te vas a encontrar muchos baches en el camino ya sea aprendiendo o teniendo fallos, pero será algo bonito que con el tiempo recordarás durante tu vida, porque forma parte del camino. No te rindas si es lo que realmente quieres, no reprimas esa ilusión, suéltala, déjala que se vea, los demás se darán cuenta sin que les digas nada de lo que quieres transmitir.

Muchísimas gracias Rock Culture por esta bonita y emocionante oportunidad, ¡Se os quiere!