Música murciana en cuarentena: JM Gómez (músico y técnico de sonido)

Presentación

JM Gómez / Cantante y guitarrista en Efecto Lucifer / Gerente, productor y técnico de sonido en Estudios Aleatorios.

¿Cómo está afectando la situación actual a tu profesión / proyectos musicales?

Con respecto a la profesión, está todo paralizado, ya que fue el primer sector que notó las medidas decretadas por el gobierno cancelándose absolutamente todos los eventos en directo. En el estudio estaba terminando de grabar un par de proyectos que también se han quedado a medio. Y con respecto a los proyectos musicales de Efecto Lucifer, no teníamos conciertos a la vista pues nos pilló empezando a grabar las primeras baterías de nuestro nuevo disco. Cancelamos la producción, aunque grabamos una canción de forma telemática cada uno desde su casa que publicamos la primera semana del confinamiento para intentar animar un poquito.

¿Crees que la industria musical es el colectivo olvidado en estado de crisis? ¿Por qué?

La industria musical a nivel de derechos laborales siempre ha sido un colectivo maltratado y ninguneado en este país y, por lo tanto, ahora no iba a ser menos. Está todo cancelado hasta por lo menos el mes de septiembre y la mayoría de los técnicos que trabajan en eventos de directo no tienen ninguna protección pues llevan años siendo obligados a ser falsos autónomos.

¿Piensas que, dentro de todo lo negativo que supone la cuarentena para la industria musical, se puede sacar algo positivo de esta situación?

Siempre se podrá sacar algo positivo de todo esto, aunque lamentablemente pienso que se tiene muy poca memoria y cuando la normalidad del día a día vuelva impedirá que la mayoría de la gente lleve a la práctica lo aprendido, si es que se aprende algo… Lo deseable sería que como sociedad identifiquemos qué es lo realmente importante en nuestras vidas y que salgamos reforzados a nivel de empatía y solidaridad.

¿Crees que esta crisis cambiará de alguna manera la industria musical o todo seguirá igual cuando pase esta situación?

Hay que diferenciar la industria de lo puramente musical. No tengo ni idea de qué pasará con la industria y si las nuevas formas que estamos viendo ahora mismo de comunicación y de teletrabajo influirán en algo… Lo que si que tengo claro es que la música seguirá pase lo que pase y que en este preciso instante se estarán gestando infinidad de obras maestras.

¿Qué medidas crees que se podrían tomar, tanto desde el gobierno como desde la propia industria, para que ésta se recupere lo antes posible?

No lo tengo claro. Aunque creo que el gobierno debería proteger la industria como mínimo lo mismo que a cualquier otro colectivo. Y desde dentro de la propia industria, cuando todo vuelva a la normalidad, se me ocurre que no estaría mal que algunos cachés estratosféricos de algunos artistas sean repartidos más equitativamente en beneficio del colectivo de trabajadores que los hacen brillar. Pero mientras los ayuntamientos y las administraciones públicas que los contratan no den ejemplo exigiendo ciertas normas éticas, eso no sucederá.

Muchas gracias por tu tiempo. ¿Quieres dejar algún mensaje o una reflexión final?

Me gustaría terminar lanzando un mensaje de esperanza. Saldremos adelante pase lo que pase. Debemos tomar nota de lo sucedido y situar la ciencia, la investigación y los servicios púbicos en el centro y no volver a esquilmarlos. Y como ayuda para sobrellevar la situación quizás deberíamos apoyarnos más que nunca en la música y en el arte como elementos que contribuyen a que seamos una sociedad más justa. ¡Ánimos a [email protected]!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.