Reseña: Bala – Lume ¿Quién necesita estimulantes cuando la música nos da todo lo que necesitamos?

Imagina ser un boxeador. Imagina tener hoy un combate contra un adversario al que desconoces. Subes al ring y suena la campana. Tras tantear el cuadrilátero os decidís a atacar. Intercambiáis golpes para probar al contrincante y te lanzas al ataque. Una vez propicias tu primer golpe, te das cuenta de que tu contrincante se mueve como Alí y golpea como Thyson. ¿El resultado? Acabas por los suelos, los golpes no paraban, y los pequeños descansos que te daba tu rival eran para arremeter más tarde con mayor fuerza.

Así es este disco con el que nos deleita Bala, un grupo gallego formado por Anxela Baltar (guitarra y voces) y Violeta Mosquera (batería y voces). Con marcadas influencias grunge, punk y stoner, Lume (Discográfica Matapadre, grabado en estudios Ultramarinos) nos placa con potentes riffs, desgarradoras voces y una batería que se mimetiza con las guitarras pero que dota a cada canción de detalles únicos, sin ellos, los tracks se nos quedarían faltos de algo. Estas características me obligaron a otorgarle al segundo LP de las de A Coruña un puesto como, a mi parecer, uno de los mejores discos españoles de lo que llevamos de 2017.

bala lume

Pasemos a lo importante, las canciones. Lume comienza con Colmillos, un track cuyo riff introductorio nos mete de lleno en una confusa atmósfera que nos deja perdidos para después aplastarnos con una potencia superior a nuestras fuerzas, la cual acompaña el resto de la canción. Tras sacar sus colmillos a relucir, nunca mejor dicho, nos topamos con Upside Down, la cual abandona un poco la potencia del primer corte en pos de crear un tema que permanecerá por horas en nuestra mente. Rápido, pegadizo y un descanso para aquellos que quedaron rotos por Colmillos. La omertá es la ley siciliana que prohíbe hablar de las actividades delictivas, yo que tú, prohibiría a mis amigos hablar mientras suena esta maravilla llamada igual que dicho código de honor. Llegamos a mi canción favorita del disco, Liar, que como todo lo que me gusta empezó sin hacerlo. Solo diré que esta canción tiene uno de los mejores finales que he escuchado, combinando perfectamente las voces de sus integrantes con una potente instrumental.

 

 

Luces, corte de clara influencia stoner que puede suponer un bajón tras anteriores temas, solo por esto no debemos dejarla de lado. Si bien Luces nos puede dar un bajón, cortes como Vives, Vitamina y Flapper nos dan en su corta duración todo lo que nos promete el título de la segunda. ¿Quién necesita estimulantes cuando la música nos da todo lo que necesitamos? Finalizamos este viaje con Humo, otro corte con aires stoner el cual posee una frase que define este disco al cien por cien. “La cordura llega a su final”.

Con no más de 23 minutos de duración, este disco no solo les ha valido el reconocimiento nacional, sino que ha servido como billete a Japón y a Australia. Dejando a los asistentes seguramente fascinados por su fuerza en directo. Y es que Bala es eso, fuerza y carácter. Bala tienen los huevos de abrir la jaula del león en el circo musical que compone el panorama español. En conclusión; Bala es un grupo joven con ganas de guerrear, con una propuesta de calibre. Les auguro un buen futuro en la música y quisiera pediros que le deis las escuchas que hagan falta. Este disco merece la pena.

Web: http://somosbala.com/

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.