Reseña: Crows As Shepherds – How To Stop A Plague

Es interesante desde el punto de vista del escritor poder ejercer su oficio con pruebas físicas, digitales y etericas. Conocer la genética primaria de un conjunto de seres, acrecienta la posibilidad de explayarse en lo concreto, sin temor a equívocos. Escribir acerca de Crows As Shepherds es un placer, porque han demostrado que su propia esencia está desde el minuto 1, y han conseguido plasmarlo con gran certeza en su disco How To Stop A Plague.

Allá por finales de 2019 pude recoger un poco de esas ideas e influencias en algún directo, y saber qué los hace particulares y que los propone como una banda de metal que va más allá de las etiquetas. En el trabajo encontramos un sonido oscuro, con armonías muy bien ejecutadas y que tienen esa garra de poder convertirse en personales. Las voces casi subversivas de canciones como Encaged&Chained o Anarchy pueden encajar a la perfección con ese metal que ha evolucionado gracias a la apertura de horizontes que muchos se empeñan en ocultar con la palma de la mano.

Es cierto que hay que estar al tanto de que estas canciones son construcciones que se basan en recursos electrónicos que aportan mucha ansiedad y desolación, que forman un concepto que, en el directo, cobran mucho cuerpo, y realzan la desesperación que nos ha envuelto esta última temporada, pero la madurez que demuestran en el estudio de grabación supera esos primeros pasos, tal vez basados en una tendencia nueva, está latente y a la vista con atmósferas densas y contundentes como I am in love o Unity. Aquí podemos encuadrarlos a la perfección con esta apisonadora de bandas españolas que rompen el molde y se terminan llevando a su terreno hasta al más reticente. Me refiero a grupos como Donuts Hole, Dekta o Eternal Psycho.

How to Stop a Plague

Remarco estos grupos porque realizan una nueva estructuración del metal, con las mismas influencias que el resto del universo, pero con una lírica profunda, ataviada con rabia introspectiva, generando un espacio que corre en paralelo a otras viejas glorias que salen indemnes de casualidad en sus presentaciones o discursos.

Sin entrar más en opiniones personales, recomiendo profundamente dejar correr los primeros singles: la creativa Tatemae, o la histriónica Deranged, y valorar que las etiquetas están para enunciar ciertas tendencias, disimular carencias de información, y que How to stop a Plague es, simplemente, un gran disco de este cruel 2021.

Crow as Shepherds tiene ya sus bolos bien puestos, su estilo y su estado de banda de Metal oscura y con densidad propia, o al menos eso es lo que demuestra en este álbum, macerado a fuego lento, y que los pone en carrera hacia una cima que puede no tener límites.
O los que ellos quieran.