Reseña Korn – The Nothing

Ya han pasado muchos años desde que Korn sorprendían a todo el mundo con su primer trabajo allá por los 90 y sentaban las bases del nu metal. Después de más de 20 años y tras la vuelta de su guitarrista ‘Head’ en 2013 están volviendo a vivir una segunda época dorada, retomando sus raíces y alejándose del dubstep y algunas líneas creativas cuestionables las cuales parecían no cuajar.

La evolución de todo esto se materializa en The Nothing, que de alguna forma se siente más definitivo que sus últimos 2 trabajos, es un disco que se disfruta de principio a fin y lo que me parece más importante, es un disco que solo podría haber hecho Korn. Todas las bandas de metal que en algún momento acaban siendo más mainstream caen en la maldición de que les salgan miles de imitadores queriendo copiar su fórmula, en el caso de Korn me parece imposible, cuando vuelcan todo su ser en un trabajo nadie puede acercárseles.

korn-the-nothing-portada

The Nothing por una parte se siente familiar, pero por otra aporta y trae idas muy interesantes y frescas. Abriendo el disco con una gaita haciendo así honor a sus orígenes no encontramos un cd donde cada canción está cuidada con mimo para que no se sienta igual que la anterior, con un apartado instrumental enorme y demoledor, aunque tampoco dejan atrás las melodías tranquilas hechas con un excelente gusto, acompañando de forma excelente por un apartado vocal que se atreve con todos los registros.

En cuanto a las letras nos encontramos a un Jonathan Davis más desgarrador que nunca, si es que eso es posible… Sin miedo a abrirse ni a enfrentarse a sus miedos más profundos saca todo lo que tiene en su interior, se enfrenta a la reciente pérdida de su mujer y lo convierte en unas letras que te gritan desde lo más profundo. La suma de todas esas partes nos da como resultado un disco oscuro y lúgubre con canciones que suenan a desesperación y otras (las que menos) a purgación.

Más que sonar como una banda la cual ya ha dado todo lo que podía aquí lo que vemos es a unos músicos con las pilas cargadas y con energía para traernos mucho más. Ojalá nos queden muchos años así de Korn porque el día que ellos no sean capaces de darlo todo no habrá ningún grupo que pueda jugar en su liga, al menos no quedará su gran legado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.