Crónica Leprous, The Ocean y Port Noir en Barcelona

El pasado sábado 16 de noviembre la Sala Apolo de Barcelona acogía a 3 bandas de rabiosa actualidad e interés. La gira que nos compete había alcanzado cotas de lleno y casi lleno allá por donde pasaba y en España no fuimos la excepción. Si bien en Madrid hubo llenazo más de una semana antes del evento, en Barcelona nos quedarías a las puertas de completar un aforo de más de 1000 personas, que se dice pronto. La cita lo merecía, por lo que vamos a hablar de ella y de lo que allí aconteció desde mi humilde punto de vista.

Port Noir

Foto: Marina Rúbies

Abrían la velada Port Noir. Los nórdicos se encargaban de hacer boca durante la gira y, según pude comprobar, la decisión de traer a esta banda no tan conocida fue un gran acierto. Si bien dispusieron de tan solo media hora asistimos a un bolo muy especial. Con un sonido muy único del cual pude disfrutar unos días antes de verlos escuchando su último disco The New Routine, el cual lanzaron este año, en directo esta banda se convierte en una máquina de ruido y riffazos que mezclan con su propio toque experimental y progresivo. La electrónica y los ritmos pesados están a la orden del día y el público supo apreciar la gran calidad de la banda, que se mantuvo algo frío al principio pero fue ganando en comodidad y disfrute conforme el paso de las canciones.

Setlist:

1. Young Bloods
2. Flawless
3. Blow
4. Champagne
5. Old Fashioned
6. 13

The Ocean

Foto: Marina Rúbies

Quien entraba a escena son unos viejos conocidos por muchos de los que lean esta reseña. La banda The Ocean nos ha otorgado unos cuantos trabajos difíciles de olvidar o dejar de escuchar. Servidor esperaba asistir a un concierto donde el repertorio se basase en su último disco y poco más. Grata sorpresa me llevé cuando, a parte de tocar canciones de su gran último trabajo, pude escuchar de mi disco favorito Pelagial. Los alemanes nos hicieron vibrar y disfrutar a un público totalmente entregado desde el minuto 1. Un muro de sonido increíble y muy bien controlado, jugando con dinámicas en partes flojas y fuertes, nos quebró alguna cervical e hizo que nos dejásemos cuello, garganta y alma sobre la pista. 45 minutos de show que pasaron en un parpadeo. Si eres fan del metal, sea cual sea tu palo favorito, asiste a un concierto de The Ocean. Lo vas a disfrutar, palabrita de niño Jesús.

Setlist:

1. Permian: The Great Dying
2. Mesopelagic: Into the Uncanny
3. Silurian: Age of Sea Scorpions
4. Bathyalpelagic I: Impasses
5. Bathyalpelagic II: The Wish in Dreams
6. Devonian: Nascent
7. Firmament

Leprous

Terminaba la velada el grupo que la mayoría de gente había venido a ver. Presentando su flamante disco nuevo, la banda noruega Leprous salía a escena con un Einar que, según nos advirtieron, estaba bastante enfermo y la banda había estado a punto de cancelar el show debido a esto. Finalmente siguieron adelante y nos hicieron disfrutar de un bolo con una calidad apabullante. Leprous están a otro nivel y lo volvieron a demostrar. A nivel personal he de decir que, siendo gran fan de la banda, no me gustó demasiado el setlist por el mero hecho de tocar las canciones más conocidas y trilladas que tienen. Es algo totalmente subjetivo, insisto, pero esperaba haber visto alguna canción de Bilateral o algún temazo de esos que ya apenas tocan como Red o Moon. Pese a esto, Leprous hicieron gala de sus buenas maneras sobre las tablas, con una profesionalidad y sonido que, como he dicho antes, están a otro nivel por encima del resto. Pudimos disfrutar de un bolo de una hora y media aproximadamente en el cual se vio a un Einar agotado por su enfermedad pero dando un conciertazo con una fuerza y voz que muchos supuestos músicos profesionales querrían.

Foto: Marina Rúbies

Es de agradecer que no suspendieran el concierto y subieran a tocar pese a las condiciones de su carismático cantante que, según nos advirtió en las pausas entre canciones, era la primera vez que se paraba a hablar para soltar algún discursillo que otro (nada largo ni del otro mundo) entre canciones. Mencionar, como colofón a esta reseña y al concierto, el auténtico momentazo que vivimos cuando la banda terminó con la canción de 11 minutos de su último disco (podéis leer la reseña aquí) The Sky Is Red. El muro se sonido se sumó a un final de unos 5 minutos en los cuales puedes menear el cuello hasta estampar la cabeza contra el suelo. Un broche de oro a una velada de oro.

Setlist:

1. Below
2. I Lose Hope
3. Stuck
4. Third Law
5. The Cloak
6. Angel (Massive Attack cover)
7. The Price
8. Observe the Train
9. Alleviate
10. Bonneville
11. Distant Bells

12.From the Flame
13. The Sky Is Red 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.