Reseña: Libre – Debut de Viki and the Wild

Viki and the Wild – Libre

Uno de los últimos descubrimientos que hice en 2021 fue a Viki and the wild, el nuevo proyecto musical de Viki Lafuente, una cantante zaragozana con una dilatada carrera musical y artística que ha oscilado en multitud de estilos y registros, tales como ska, funk, soul, rock o grounge y que ha colaborado con gente como Boikot, La regadera o Manu Haller.

Esa variedad de estilos se palpa en Libre, el álbum debut de esta banda, otro de estos discos que esperaba ver la luz hace tiempo pero que, debido a esta interminable pandemia ha visto la luz a mediados del pasado año.

Viki and the Wild Libre

A lo largo de sus 8 cortes y en algo menos de 30 minutos Libre se configura con un sonido común dentro de la diversidad de influencias de las que se nutre.
Abre el disco Sabor a miel donde una marcada entrada de piano y batería con cierto aroma a soul dan paso a un riff contundente de guitarra y un bajo con toques de slap que enganchan, un estribillo donde Viki pone de manifiesto que su voz es su mejor arma.

En invisible una atmosfera instrumental y una voz soul permite adentrarse en un tema que va ganando intensidad a medida que avanza, un cresciento que lleva a un estribillo que es un verdadero canto a la libertad, donde Viki juega con un registro vocal con influencias de las raices del soul, propiciando una mezcla fresca y poco habitual.

Venom tiene un aire funky, un tema fresco de estos que invitan a bailar en directo, un veneno que entra por tus oídos y se hace con tu sistema nervioso a cada nota que pasa, donde las guitarras distorsionadas mas duras se alternan con teclados electricos en una armonia destacable, además de un solo de teclado con un toque retro muy destacado.

Con El Libro Viki and the Wild muestran un tema en castellano donde la letra cuenta una historia que habla del alzheimer, de los recuerdos que se disipan, un tema lento, una balada donde el piano aporta una solenmidad cobrando el protagonismo, el tema tiene un desarrollo en el que poco a poco se van sumando elementos hasta llegar a un climax que se cierra con un cierre suave.

Lost es quizás uno de los temas más rockeros del disco, iniciado con una tétrica melodía como de caja de música, de pronto el sonido evoluciona con un sonido más clásico tiene unas guitarras que llevan a un grounge moderado, donde las baterías se ganan el protagonismo, un tema lleno de energía.

En ruinas empieza con una contundencia de corte heavy, en el que la letra está a la altura de la dureza de la música, cierto aire stoner envuelve esta canción, aún dentro de su contundencia, juega con pequeños pasajes de cuerdas que contrastan y que dan algo de ligereza, enriqueciendo el tema.

Contrasta mucho Got To Learn, un tema más suave después de sus predecesores, un tema con mucha influencia del soul clásico, que puede recordar a unos Cosmosoul, donde cada instrumento sabe aportar su toque justo y que evoluciona aun estribillo mas rockero y donde destaca la parte rapeada por mighty aphrodite, da un contraste que enriquece el tema, unos gritos en el momento álgido del final que pueden recordar a un Dream On de Aerosmith.


Cierra el disco Mi monstruo, un tema con mucho aire funk y con bastante rabia rockera, donde el riff de guitarra va ganando crudeza a medida que avanza el tema, donde la línea de bajo conduce y, sin buscar ganar protagonismo lleva un peso muy elaborado, en este tema Viki juega con su voz, rasgando al mas puro estilo de Janis Joplin, que además gana con los coros mas suaves que acompañan en el estribillo.

Libre ha sido sin lugar a dudas uno de esos descubrimientos casuales que, una vez que llegó a mis oidos ha conseguido hacerse un hueco constante en mi reproductor, una mezcla cuidada de estilos que destacan por su frescura, por su falta de ataduras a lo preconcebido y que despiertan la curiosidad de ver cómo se defienden en directo.