Reseña: Midnite City – Icth you can’t Scratch

MIDNITE CITY: ICTH YOU CAN´T SCRATCH – PICA LO QUE NO PUEDAS RASCAR

Tercer trabajo de la banda sajona liderada por Rob Wylde, bajo el divertido nombre de Itch You Can´t Scratch. Esta vez con Pete Newdeck a la batería, Miles Meakin a la guitarra, Shan Charvette a los teclados y Josh Tabbie Williams al bajo. Grabado con el sello Roulette Media, con Newdeck como productor y masterizado en Canadá por Harry Hess (Harem Scarem).

Es complicado mantener la calidad trabajo tras trabajo sin caer en la monotonía. De nuevo lo han logrado sin esfuerzo aparente, desde los primeros acordes aseguran que no han perdido ni su estilo, ni su fuerza, ofertando letras divertidas, con atrayentes estribillos en estas diez nuevas canciones de puro hair metal. Si eres seguidor de la banda, este va a ser uno de los discos que vas a trillar estos meses, si no, prueba a ver si su frescura te hace sentir que parece que llevas toda la vida escuchando estas composiciones.

Rob mantiene su voz impecable, como hemos podido comprobar en los streamings que nos ha ofrecido durante estos duros meses y logra brillar sin anular ninguno de los demás instrumentos, empeñado en cuadrar tentadores ritmos costagiosos y descarados de forma sincronizada. El hecho de que un batería se ponga a los mandos de la producción es un extra para asegurar el equilibrado sonido final.

Cargados de energía, con exuberantes melodías y coros con gancho, presentan todo lo que puede ser un disco de rock divertido y comercial, baladas a medio tiempo que iluminan, armoniosos teclados y un nivel mantenido muy arriba en todo momento.

Ya nos habían adelantado tres temas en forma de singles, Crawling in the Dirt, que abre el álbum, con un sonido de bajo potente, unos puentes y estribillos made in Rob y un corto pero certero solo. Le sigue Atomic que nos permite comprobar una producción pegadiza para volver locos a los nostálgicos del hard rock ochentero, con esos coros encajados donde las estrofas los piden. El trallazo They Only Come Out at Night, llegó acompañado de un currado video con unos vivos sintetizadores y un ritmo adictivo.

Medios tiempos como Fire Inside, o la balada If It´s Over son un dulce retroceso en el tiempo, con estribillos bien flanqueados entre puentes y estrofas, teclados presentados con buen gusto, completados con rimas recurrentes pero efectivas. No han inventado nada, ni falta que hace.

Van entremezclando cortes, con mayor presencia de teclados en algunos y, derrochando agudos vocales en otros, ambiente fiestero en consonancia, guitarras concisas encajadas a la perfección, veloces estrofas escoltadas por brillantes coros. Han logrado la fórmula perfecta de hacer sentir bien en cada nota. El ritmo no baja en ningún instante, la monotonía, si el estilo te llena, no tiene presencia entre las piezas según se van sucediendo. Decir de cualquiera de las canciones, que solo son un gran tema, puede parecer que se queda corto, pero es esa la sensación a disfrutar y justo lo que han creado.

Cargados de energía, presentan todo lo que puede ser un disco de rock divertido y comercial, baladas a medio tiempo que iluminan, armoniosos equilibrios entre guitarra y teclados y una alta categoría mantenido en todo momento.

Rob Wylde tiene claro lo que le gusta, sabe como hacerlo bien y nos lo ofrece sin innecesarios experimentos. Esto de la música, va de sentir y con este trabajo lo han conseguido. Llega el último tema con ganas, pero no de acabar, sino de volver a ponerlo desde el principio. El anhelo de aquellas bandas nunca olvidadas, se cura con este excelente trabajo.

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,455FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte