Hoy vamos a comentar el lanzamiento de Silent Future, una propuesta colaborativa que ha llevado a cabo la banda Rezn originaria de Chicago junto con los mexicanos Vinnum Sabbathi. Un álbum que captura la atención, incluso antes de haberlo escuchado, gracias al fascinante diseño de portada, el cual nos anticipa el viaje esotérico en el que nos sumergiremos. Este disco vio la luz el 11 de agosto, bajo el sello discográfico Blues Funeral.

Silent Future se presenta como una miscelánea de stoner, psicodelia e incluso una reminiscencia del shoegaze, el cual se deja entrever en el letargo introspectivo de la voz. El álbum se plantea como un novedoso trabajo en conjunto, compuesto por Vinnum Sabbathi, una banda mexicana con un prometedor futuro por delante, y Rezn, quienes tienen una trayectoria más sólida a sus espaldas. De hecho, los propios Rezn lanzaron un disco en solitario hace apenas cinco meses, que se siente como la antesala de este Silent Future. Es por ello, que consideramos que este reciente proyecto podría presentarse como una secuela natural de la obra anterior. Una especie de proyecto mejorado donde ambas bandas exploran sonidos y texturas nuevas que quizás no tuvieron la oportunidad de desarrollar por completo en su predecesor.

una miscelánea de stoner, psicodelia e incluso una reminiscencia del shoegaze

Desde que quedamos prendados por la majestuosidad cósmica de la portada, nos sumergimos en un viaje de pura hipnosis, donde la voz dulce nos va guiando como si de un chamán se tratara. El disco es toda una travesía onírica con la que fácilmente consigues desprenderte de tu corporeidad gracias a la cuidadosa imbricación de las canciones. Una obra que de primeras pueda presentar una falsa impresión de simpleza, ya que se trabaja con solemnidad los tiempos y tiene un despegue lento. Aunque por otra parte, es ahí donde reside el encanto del álbum, encapsulando a la perfección la esencia meditativa de la psicodelia stoner. Por lo que realmente, consideramos que es un proyecto maduro, que ofrece muchas capas a explorar como consecuencia de la influencia mutua de ambas bandas. Asimismo, la mezcla de la voz envolvente, que parece que está persiguiendo su propio eco, y un sinfín de variaciones modulares a base de sintetizador, que junto con la percusión y la complementación de los instrumentos de viento, consiguen crear una cohesionada armonía cósmica de la que es imposible salir, obligándote prácticamente a escuchar el disco en bucle. Todo ello, nos demuestra una orquestación detallada y minuciosa del álbum.

El disco es toda una travesía onírica con la que fácilmente consigues desprenderte de tu corporeidad gracias a la cuidadosa imbricación de las canciones

En definitiva, Silent Future se muestra como un auténtica joya musical, que merece tener en consideración. Un trabajo que irradia creatividad y sensibilidad a partes iguales, consiguen dejarte predando de principio a fin. Es por ello, que desde Rock Culture te invitamos a estar pendiente de los futuros lanzamientos, porque sin duda nos aguardan más promesas musicales de estas dos talentosas bandas.