Reseña: Victoria – Modern Value

Sentía la necesidad de machacarme este disco antes de hablar de él. Es lo mínimo que merece el nacimiento de un proyecto que no se sabe si avanzará en el tiempo o tan siquiera que dará conciertos, pero que tras su debut ha logrado cautivar más de un alma, entre la cual incluyo la mía. Hablamos del nacimiento de Victoria, banda formada por Joshua de la Victoria y Matt Garstka (batería de la banda instrumental norteamericana Animals As Leaders).

Llegan a la escena con un trabajo cercano a la media hora titulado Modern Value; dividido en 7 temas, cada uno de ellos supone una pieza muy única diseñada para distintas almas. Ambos compositores hablan de esto mismo y de una especie de búsqueda en notas, armonías y ritmos que, pese a la complejidad, rompen los esquemas del progresivo instrumental para llevar una música altamente compleja a una sencillez y calor que difícilmente te va a aburrir.

victoria-modern-value

Como decía, quise tomarme varias (bastantes) escuchas de este disco puesto que, nada más escucharlo, supe que el sitio al que pretendían transportarnos era lejano y no resultaría fácil llegar. Canciones no demasiado largas que conforman un global hipnótico; unas melodías que te van guiando hacia un remanso musical sobre el cual resulta muy placentero sumergirse. Conforme surgen las escuchas es difícil no pararse en nuevos detalles y éstos, a su vez, rompen un poquito más la limitación que te produce escuchar un disco de tal magnitud compositiva; la creatividad, el buen gusto y la sabiduría musical se funden y el resultado es más que exquisito.

Ambos músicos, más allá de la sobrada técnica de la que disponen, se centran en crear una música compleja a la par que de asombrosa fácil escucha. Si bien los temas son intensos, la corta duración de éstos los convierte en piezas muy concretas y diferentes la una de la otra, creando cada una de ellas una sensación distinta y de fácil desencriptación a lo largo de las escuchas. Agradezco este tipo de discos; si bien me apasiona este género, reconozco que me cuesta coger cuerpo para detenerme a escuchar a este tipo de grupos. Este es otro de los motivos por los que me fascina este grupo: pese a la complejidad resultan altamente atractivos tanto si buscas relajarte como fijarte en los detalles. Estamos frente a un disco tremendamente polivalente y que se adapta a muchísimos moods que puedas tener dentro de ti. Sin duda, uno de los discos de este año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.