¿Tendremos a Leprous en acústico en un futuro próximo?

¿Hay posibilidades de una gira de Leprous tocando en acústico? ¿Podremos ver aunque sea un par de directos con un set conformado íntegramente por canciones en este formato?

El pasado jueves nos encaminamos a la Cuervo Store en el madrileño barrio de Malasaña invitados por Madness Live para un evento muy especial. Este consistía en un pequeño set de Leprous en acústico y una posterior firma de discos. Si bien sabemos el amor que tienen los noruegos por España (y que es recíproco) es de destacar el hecho de que se hayan desplazado hasta Madrid, en medio de un tour, únicamente para un pequeño concierto en una tienda, ante tan solo treinta de sus fans más cercanos. La razón de este evento no era sólo promocionar el festival Rock the Night, en el cual Leprous son uno de los principales alicientes, además de bandas similares muy queridas como Haken o Devin Townsend, sino que también querían probar qué tal les iba el formato acústico.

La evolución de Leprous ha sido muy evidente. Han pasado de hacer metal progresivo del más alto nivel, donde desbordaban con una técnica espectacular, a los sonidos mucho más ambientales, con canciones mucho más sencillas, pero buscando una pegada mucho más adictiva. Con el Malina ya empezamos a ver estos cambios de forma más clara. Canciones como From the Flame, Bonneville o Illuminate, mucho más simples estructuralmente y con menos técnica pero que tenían un impacto mayor en el oyente, donde las melodías se te quedaban pegadas inevitablemente. También empezaron a tener espacio para construcciones mucho más introspectivas como The Last Milestone, conformada por un solo de cello, acompañado por las melodías vocales de Einar y un fondo musical del resto de instrumentos.

En el caso de Pittfalls simplemente siguieron esa línea marcada por su álbum precedente. Este álbum está en la antinomia de sus célebres Bilateral o Coal. Canciones mucho más cortas, basadas en una melodía muy bien construida, pegadiza, con una instrumentación mínima pero muy cuidada, al estilo de Massive Attack (grupo que nos mostraban explícitamente, realizando una cover de Angel). Todos estos cambios nos hacían cuestionarnos si Leprous podía perder algo de potencia en directo, sobre todo a la hora de tocar en festivales o precedidos por titanes como The Ocean, donde toda esa fuerza contrasta con la introspección que requieren estas composiciones.

La respuesta la tuvimos esa misma tarde. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que este tipo de temas ganan muchísimo en acústico. Al finalizar pudimos hablar algo con ellos y comentaron que se habían preparado más las canciones en acústico que todo el tour. Por lo que en seguida pensamos que todo ese trabajo no iba a ser simplemente para un set de media hora. Es probable que pueda ser empleado en una serie de conciertos en acústico, mostrando definitivamente el viraje de la banda.

No sólo sus últimas canciones son perfectas para este formato, también pudimos ver una adaptación de The Cloak, lo cual nos dejó tremendamente impresionados. La introducción realizada exclusivamente con el cello aporta un nuevo cariz al tema y que lo agradece enormemente. Esto es en parte por haberlo escuchado en prácticamente todas las ocasiones en las que hemos visto a Leprous en directo, que no son pocas.

Si sus últimas canciones son muy adaptables a formato acústico y pueden rescatar alguna de sus discos previos, es lógico pensar que la conformación de un set íntegro en acústico pueda ser algo más que viable. Si a esto le añadimos el trabajo que tienen las canciones detrás, la necesidad que tiene Leprous de buscar otro tipo de show (que quizá se aleje del más festivalero dentro del metal) y de que hayan venido exclusivamente a España, con uno de sus públicos más consolidados, para probar estas canciones… lo que venía siendo una mera posibilidad puede convertirse en algo más sólido.

Ante la pregunta de si tendremos a Leprous en acústico en un futuro próximo: todo indica que sí. Es bastante probable que podamos esperar una gira en acústico o, como mínimo, unos cuantos shows especiales con este formato. Por último, si sois fans acérrimos y todavía no habéis podido escuchar Pittfalls en directo, os recomendamos enormemente que no desperdiciéis su visita al Rock The Night. Estamos completamente seguros de que harán un show espectacular.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.