Tribulation – Where the Gloom Becomes Sound

Tribulation – Where the Gloom Becomes Sound

Con un sonido de teclado tétrico y funerario comienza el primer corte de este álbum: In Remembrance. La oscura intro incorpora un sonido de xilófono muy perturbador (recordando a una vieja cajita de música) dando paso a unas rockeras guitarras que desempeñarán un papel determinante en toda la canción. La voz de Johannes Andersson comienza a sonar: oscura, gutural, perfecta, pronunciando unos versos en sueco (en el resto del álbum el idioma utilizado es el inglés). Que yo recuerde y si no me equivoco, no habían utilizado hasta ahora su lengua materna en un tema. Buen modo de dar comienzo a un álbum. En este primer corte, se puede ver que continúan, como en anteriores trabajos, proclamando a los cuatro vientos su pasión por los temas oscuros y esotéricos. Sin embargo, a nivel de sonido, parece que dan prioridad a unos sonidos más rockeros en detrimento de los metaleros. Algo que me ha sorprendido bastante, sin embargo, no me ha decepcionado en absoluto.

Comienzan las primeras notas de Hour of the Wolf, el que ha sido el segundo single de éste álbum. Más cercano a los sonidos de su anterior álbum, Down Below, los pasajes oscuros y esotéricos se repiten una vez más en un hipnótico ritmo que nos introduce de lleno en su mundo fantasmagórico y sombrío. De esos temas que no te cansas de escuchar y al acabarse sientes la imperante necesidad de volverlo a disfrutar una y otra vez. Con un sonido pegajoso, casi bailable, pero a la vez oscurísimo. Una verdadera delicia.

 

Con Leviathan (su tercer corte, y el primer single publicado de este largo), me vienen a la memoria sonidos de su afamado álbum The Children of the Night. Guitarras melódicas, una batería machacona otorgando tintes épicos al tema. Las guitarras aquí adquieren su propio lenguaje acompañando a la melodía vocal. Y la voz gutural de Johannes invocando a los Leviatanes. En las partes más lentas de la canción, sonidos de órganos de iglesia se mezclan con guitarras lejanas y sus tétricas melodías.  Qué más se puede pedir.

En Dirge of a Dying Soul, guitarra y posteriormente batería hacen una reverencia para dar paso a una procesión de oscuridad. Acompañando la entrada, siempre ese órgano lejano. Un tema lento, penetrante, con melodías que perfectamente podrían pertenecer a una película de terror de los 70. Con una tristísima letra, Johannes va describiendo a lo largo del tema su propia muerte de una forma que sólo Tribulation pueden expresar. Las palabras finales helarían a un muerto: “Benditos sean los desafortunados, que escuchan este canto fúnebre de un alma moribunda”. Con una campana de difunto comienza el decaer de este lastimero corte que finaliza con una melodía de guitarra a modo de despedida y el sonido de las negras aguas de la muerte. Precioso.

Tribulation

Lethe es un tema corto, de escasos 2 minutos,  íntegramente instrumental en el que el piano es el protagonista. Una melodía que podría recordarnos, de nuevo, a una antigua cajita de música o a los ecos de un palacio olvidado. Una oda al río donde, según la mitología griega, las almas van a beber para borrar todos sus recuerdos antes de volver a la vida en un nuevo cuerpo.

Con Daughter of the Djinn volvemos a la fiereza de las guitarras, esta vez más rápidas y furiosas. El bajo acompaña la base rítmica y la fuerza de las guitarras a la perfección. La letra podría ser un desesperante anhelo por olvidar y soñar, rogando a Nepenthe, la bebida del olvido en la mitología griega, como si de una canción de amor se tratara. Hacia la mitad del tema, todo se para, se relaja, los ecos fantasmagóricos y las guitarras lejanas de nuevo hacen acto de presencia. Después el sonido increíble de la batería de Oscar Leander comienza de nuevo a resonar. Y las guitarras de nuevo avanzan en su conversación sin palabras cabalgando hacia el final.

Elementals comienza con ecos de órganos antiguos de iglesia, para dar paso a una batería y guitarras furiosas. Los riffs me recuerdan bastante a Leviathans. Su letra parece invocar a los cuatros elementos, a la vida y a la muerte.  Los solos de guitarra reclaman su protagonismo. Los instrumentos de 6 cuerdas una vez más parecen hablar en su lenguaje propio y contar su propia historia. Excelente trabajo en las guitarras de Adam Zaars y de Jonathan Hultén que recientemente abandonó el grupo hace tan sólo unas pocas semanas (sustituído por el reciente miembro Joseph Tholl.)

Le toca el turno a Inanna. La introducción se alarga, y se incluyen los sonidos lejanos de un teclado muy 80’s. En este caso esta canción se sumerge en la mitología sumeria, narrando el mito de Inanna, la diosa sumeria del amor y de la guerra y su descenso al inframundo. Los solos de guitarra complementan perfectamente a la melodía principal. Como si fueran corales celebrando el renacer de la diosa. Una vez más, un trabajo sobresaliente a las 6 cuerdas por parte de ambos guitarristas.

Funeral Pyre se abre paso con guitarras febriles. El tercer single de este disco. (No dejéis de echarle un vistazo al videoclip que es una delicia). Una de mis canciones favoritas de este álbum. Nos sumerge en una hipnosis oscura de la que es difícil escapar. Las guitarras con sus rasgadas melodías y la batería acompañan con perfección a los sonidos oscuros y a los guturales de Johannes. Melodías de películas de terror una vez más, maridan de forma sublime con violentos sonidos. Todo en un perfecto equilibrio.

 

El estupendo tema: The Wilderness, cierra el álbum. Yo siempre digo que a Tribulation les gusta cerrar sus álbumes casi como si de un ritual se tratara, y en este caso no me han defraudado. Este tema es mi favorito de todo el álbum. Echando una tímida mirada atrás a su disco The Formulas of Death, y combinando a la perfección los nuevos sonidos de sus últimos dos álbumes, este corte es una maravilla de principio a fin. Los cambios, las melodías, toda la composición de esta canción me ha parecido simplemente perfecta. Si tuviera que elegir una canción para bailar alrededor de una hoguera en un aquelarre, no lo dudaría. Un tema de 6 minutos y medio que se hace realmente corto. Sin duda la mejor manera de despedirse y finalizar el ritual.

En este álbum se puede ver que aunque siguen muy en la línea de sus anteriores trabajos: The Children of the Night y Down Below, continúan en su trayectoria de experimentación y crecimiento, sin mostrar miedo a sacrificar sonidos más “metaleros” en pro de la creatividad. Muy lejos quedó aquel The Horror que presentaba un sonido más Death Metal Old School, y aquel The Formulas of Death, en el que nos ofrecían una propuesta de Death Metal pero esta vez con altas dosis de experimentación, incluyendo sonidos que no le son propios al género. Fue con The Children of the Night cuando traspasaron el umbral de no retorno definitivamente, adentrándose en un viaje casi alucinógeno; mezclando unos sonidos casi setenteros y unas melodías de película de terror antigua, con unos riffs y voces muy “death”. Dicha fórmula es la que han continuado usando para Down Below y para éste último largo llamado muy apropiadamente Where the Gloom Becomes Sound. Aunque este álbum no me ha supuesto una gran sorpresa sí que he decir que no me ha decepcionado para nada, continuando con el legado Tribulation y con ese proceso de desarrollo, crecimiento y experimentación que los hace grandes como banda. Una obra de amor, muerte y magia al más puro estilo Tribulation.

Por último comentar que en este álbum se han enfrentado a la marcha de uno de sus guitarristas y compositores: Jonathan Hultén, que abandonó el grupo una vez hubo estado completamente grabado y terminado todo el disco. Su puesto ha sido ocupado por Joseph Tholl. Confío en que a pesar de este significativo cambio en su line-up, Tribulation nos sigan ofreciendo propuestas tan convincentes como este Where the Gloom Becomes Sound y esos directos tan místicos y espectaculares que les son propios. Sólo puedo desear con vehemencia que vuelvan los directos y que podamos verlos en toda su gloria y oscuridad.

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,081FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte