30 años de Ceremony de THE CULT

1991 fue un año en el que se publicaron discos muy especiales en casi todos los estilos musicales y particularmente en los que engloba el Rock. Algunos de ellos marcaron una época, otros comenzaron una trayectoria y también los hubo que supusieron el fin de otra. «30 años de…» es nuestra manera de rendir homenaje a esas obras musicales compartiendo con nuestros lectores y lectoras la huella que han dejado en nuestro equipo de redacción. Y ya de paso, recordar tiempos en los que la música que nos mueve a formar parte de esto ocupaba el lugar que se merece. 

Un ejercicio de nostalgia, reconocimiento y celebración. Y para ti que nos lees, ¿qué supuso ese disco en tu vida?

Hoy se cumplen 30 años del lanzamiento de Ceremony de The Cult, quinto álbum de estudio de la banda británica. Editado por la discográfica Beggars Banquet y por Sire en USA, es la sucesión al gran éxito de sus dos discos anteriores, y al mismo tiempo una evolución hacia un Hard rock más yankee, con influencia de las culturas nativas de América del Norte en su sonido. A pesar de ser un gran álbum, tuvo sombras en su creación debido a la salida de Jamie Stewart, su bajista de siempre, y al mal ambiente entre sus dos principales líderes: Ian Astbury y Billy Duffy. Además, como pasó con todos los discos del género, vio como el creciente éxito del Grunge iba conquistando a pasos agigantados el espacio comercial hasta entonces ocupado por el Hard Rock y derivados. Dejamos “micrófono abierto” a algunos de nuestros más veteranos colaboradores para que nos cuenten su experiencia con este disco: ​

¿Cuándo escuchaste el disco por primera vez?

Luis Rey: En cuanto salió. Emitieron en TV el video del single de adelanto Wild Hearted Son y me pareció una canción increíble.

Manu Hernández: Creo que al año siguiente de su publicación, cuando me dio por investigar más a fondo la discografía de la banda, a la que sólo conocía por los singles de sus anteriores discos.

Monty: Si no me falla la memoria creo que el mismo día que lo lanzaron o días después. Compré el cassette en una tienda de discos de Ibiza, tenía que escucharlo YA!.

Pedro Hernández (@picfromthepit): No lo recuerdo, pero lo escuché tarde, descubrí a The Cult gracias a Metallica, en concreto gracias a Bob Rock. 

¿Qué te aportó o qué te inspiró el disco? 

Luis Rey: Con Electric y Sonic Temple la banda ya había alcanzado un status más grande y un éxito más que merecido. Ceremony fue para mí como una ampliación de todo eso, aunque no lo pondría al mismo nivel que sus dos predecesores.

Manu Hernández: Nunca había sido muy fan de The Cult, como he comentado, conocía sólo sus singles, muy populares no sólo en la escena Rock sino también en ambientes de música electrónica que por aquellos años tenía un boom en España. De hecho, había una famosa discoteca en tierras levantinas que usó tanto en su fachada como en su marca comercial la figura del guitarrista Billy Duffy en la portada de su disco Sonic Temple. Como a todos los jovenzuelos de aquella época, esa cultura musical y fiestera nos alcanzó en mayor o menor medida, y en mi caso The Cult me llegó así, escuchando alguna cinta grabada de sesiones de DJs de discotecas de este rollo, donde también se podían escuchar bandas guitarreras como The Sisters of Mercy. Esta imagen que yo tenía de The Cult asociada a la movida electrónica y la psicodelia se rompió al escuchar Ceremony y pasé a englobarlos dentro del Hard Rock americano, cambiando mi percepción de la banda de manera importante.

Monty: Pues me aportó muchísima felicidad y al estar lejos de casa fue muy reconfortante tenerlo siempre a mano para perderse en él, no me salvó la vida pero casi.

Pedro Hernández (@picfromthepit): Como se suele decir, en casa de rico hay buenas sobras. Ellos venían de la resaca de Electric, Love, y Sonic temple. Aprendieron mucho en esa etapa, sobre todo con Bob Rock, que les consagró como estrellas mundiales. Todo lo que toca Bob lo convierte en oro y al mismo tiempo desestabiliza a la banda y caen en picado los años siguientes. Pasó con Mötley Crue, pasó con The Cult, pasó con Metallica y volverá a pasar. Grabar con Bob rock es como pactar con el diablo.

¿Fue tu primer disco del artista?

Luis Rey: Yo conocí a The Cult en la época de Dreamtime y sobre todo de Love porque mi hermana en casa los escuchaba bastante a menudo. Canciones como Rain o She Sells Sanctuary eran ya verdaderos himnos en su época.

Manu Hernández: Escuché toda su discografía hasta el 91 al mismo tiempo, con la intención de ahondar más allá de una banda que sólo conocía por sus singles.

Monty: No, en esos días The Cult ya era mi banda favorita y de la que casi tenía todo, singles, camisetas, vhs con sus videoclips.

Pedro Hernández (@picfromthepit): No, el primero fue Sonic Temple.

¿Crees que es el mejor disco de su carrera?

Luis Rey: En mi opinión no es el mejor disco de su carrera, pero si uno de los destacables. Mi favorito es Sonic Temple, aunque Electric le sigue muy de cerca.

Manu Hernández: No, a pesar de ser un disco más afín al tipo de Hard Rock que me gustaba en la época, el anterior disco Sonic Temple es una obra maestra de Hard Rock guitarrero revienta-cervicales y desgasta-zapatillas.

Monty: No y creo que ahora se valora mejor que en su día o eso me pareció. Tuvo que ser comparado odiosamente con una de sus obras cumbres, Sonic Temple y creo que repercutió en las críticas. Yo con ellos no soy nada objetivo, me gusta todo, no veo ningún paso en falso y Ceremony es un pedazo disco, evolución natural de Sonic Temple.

Pedro Hernández (@picfromthepit): No, será el 4 o quinto, por encima está la trinidad de The Cult con Love, Electric y Sonic Temple, de los cuales, seguramente el mejor sea el último.

¿Cuál es tu canción favorita del disco?

Luis Rey: Cualquiera de los dos singles tanto Wild Hearted Son como Heart of Soul serían mis favoritas, aunque también añadiría Indian Woman.

Manu Hernández: La que da título al álbum, Ceremony, porque es una contundente declaración de intenciones de su nuevo sonido y Wild Hearted Son, por la perfecta simbiosis entre el viejo estilo y el nuevo.

Monty: Pues diría que Bangkok Rain, inmensa. Astbury y Duffy lo bordan.

Pedro Hernández (@picfromthepit): Wild Hearted Son.

¿Qué importancia crees que tiene tanto en su contexto generacional como en la influencia que tuvo después?

Luis Rey: El disco tuvo bastante éxito de ventas y la gira mundial también, aunque no alcanzó el nivel de Sonic Temple. En ese momento la escena musical estaba cambiando y la irrupción de las bandas de Seattle empezó a hacer estragos a todos los niveles.

Manu Hernández: The Cult sin duda cuentan con dos fenómenos del Rock liderando la banda, pero no creo que haya sido una gran influencia de manera independiente, pues forman parte de un grupo de excelentes bandas de su época que, sin haber llegado al éxito masivo como las pocas que lo hicieron, sí que consiguió congregar a un buen número de incondicionales convirtiéndose en una banda de culto (nunca mejor dicho) y llegando en buena forma hasta el día de hoy.

Monty: Pues en su contexto generacional difícil lo tuvieron con todo el aluvión que iba a llegar desde Seattle y la era alternativa de la que ellos supieron muy bien adaptarse. The Cult influenciaron a muchos grupos, pero digamos que después de Ceremony pegaron un giro de 180 grados a su sonido con el tema The Witch, ritmos bailables, Astbury alabando las raves. Luego volverían a sonidos más hard rock, pero no volvieron al sonido de Ceremony.

Pedro Hernández (@picfromthepit): A nivel de ventas funcionó bien, casi tan bien como los anteriores, pero más por los coletazos de los anteriores que por mérito propio. El tiempo confirmó esto.

¿Crees que en el siglo XXI se ha publicado algún disco con alguna similitud o relación?

Luis Rey: Si hay algo que defina perfectamente a The Cult es que nunca han grabado un disco malo y jamás se han repetido. Incluso un álbum como The Cult (el de la cabra en la portada) donde experimentaron con sonidos más electrónicos con el paso de los años ha ganado enteros por parte de muchos de sus fans que lo rechazaron cuando se publicó. Ceremony es un disco con el sello exclusivo de la banda y no veo similitudes con otros.

Manu Hernández: No asocio a The Cult ni a este disco con nada reciente. Hay muchas bandas que han tenido cierta relevancia imprimiendo su sello personal y con miembros destacados como para recordar a alguna en especial. Y me alegro de que así sea, a más variedad, mejor para quienes nos gusta el Rock. Aunque espera… de repente he tenido un cortocircuito mental y me he acordado de los valencianos Uzzhuaïa

Monty: Ceremony es un disco de Hard Rock, se han seguido publicando discos de Hard Rock con muchas similitudes.

Pedro Hernández (@picfromthepit): En el siglo XXI no, en su momento si, la mitad de la carrera de Héroes del Silencio sin ir más lejos.

Manu Hernández
Formación académica: Heavy desde edad temprana. Graduado en Metal y derivados con seminarios en casi todo género musical. Ni heavy ni metalero al uso, lo siento por los haters. Padre a tiempo completo de una mujer que ha venido para ponerlo todo patas arriba. Música = Vida. Admiro profundamente a quienes que se comunican mediante notas y acordes musicales. Siempre tienen algo que decir, aunque pocos les entiendan. Intento responderles con imágenes, pero también hablo inglés, portugués, y murciano. Bueno, en general hablo, y bastante. Hago casi de todo menos reseñas. Son como la poesía y yo soy más de narrativa... XD

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,455FansMe gusta
6,541SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte