Blind Channel (foto oficial)

El pasado sábado 22 de mayo se celebraba en Rotterdam (Países Bajos) la edición número 65 del Festival de Eurovisión. Un festival que, especialmente los últimos años, se ha convertido en un evento muy comentado en redes sociales y que ha pasado a centrarse en dar el mejor espectáculo. Las propuestas que se pueden ver en ese evento son bastante variadas: desde artistas con voces prodigiosas que emocionan con baladas hasta actuaciones enfocadas en un tono cómico o llamativo con las que el público se lo pasa pipa. Y, aunque el pop sea el género predominante, el metal también tiene cabida. Una de las actuaciones que más han dado que hablar de esta última edición es la de Finlandia, representados por el grupo de metal Blind Channel.

Caracterizados por una gran energía sobre el escenario, los de Oulu lo dieron todo en su actuación con el tema Dark Side y despertaron así una oleada de nuevos fans en numerosos países que ya acumulan más de trece millones y medio de reproducciones de esta canción en Spotify. Pero Blind Channel son mucho más que un grupo de Eurovisión. Llevan ya unos siete años de carrera musical y tienen a sus espaldas tres álbumes: Revolutions (2016), Blood Brothers (2018) y Violent Pop (2020). El título de su último trabajo podría definir en parte su sonido, aunque más bien se trata de una mezcla entre Linkin Park y Enter Shikari. En la escena de su país ya se han hecho su hueco, actuando en salas y festivales no sólo de Finlandia sino también por Europa y girando con grupos como los suecos Amaranthe.

Además, han firmado recientemente con Century Media Records. Puede que Eurovisión no sea el acontecimiento del año para quienes no tengan interés debido al formato o los géneros que se suelen encontrar. Sin embargo, Blind Channel han sido para muchos un gran descubrimiento gracias a esta plataforma, así como los ganadores italianos Måneskin que no dejaron títere con cabeza con su actuación y actitud en el escenario.

Volviendo a Finlandia, cabe destacar que no es extraño que un grupo como Blind Channel hayan sido elegidos para representar al país en este concurso. Si bien en otros países (como podría ser el nuestro) sería una novedad, lo cierto es que para ellos no es la primera vez. Y es que hubo un año en el que el metal y los monstruos se apoderaron de Eurovisión. Ese año fue 2006, cuando el grupo Lordi irrumpió en aquel escenario con Hard Rock Hallelujah y dejó a medio mundo boquiabierto. No sólo porque era una canción de metal (bastante pegadiza, por cierto) en medio de un evento lleno de pop, sino también por su puesta en escena. Iban vestidos de monstruos de pies a cabeza, con una caracterización impresionante y cuidada hasta el último detalle.

Así se llevaron la victoria Lordi y hoy, once años después, se sigue recordando aquella actuación como una de las más notorias del festival. Finlandia apostó por una banda de metal que en aquel momento ya contaba con varios discos y gracias al concurso aumentó su éxito, proyectándolo así de forma internacional. Desde entonces, Lordi han grabado siete álbumes más, siendo Killection (2020) el último hasta la fecha. Y, por supuesto, han girado todos estos años por numerosos festivales y salas con su característica presencia y un estilo que sigue conquistando oídos.

El legado musical de Finlandia

Pero vamos a ir todavía más atrás en el tiempo para hablar sobre Finlandia y el rock/metal. Allá por 2003 y los años cercanos se produjo un fenómeno que muchos que hoy en día somos veinteañeros y nos gusta esta música recordaremos con bastante cariño. Y es que en radios como Los 40 Principales o Europa FM lo mismo te ponían lo último de David Bisbal que aquella canción tan pegadiza de The Rasmus llamada In The Shadows, que pasó a ser uno de los himnos de la década. Este grupo finlandés de estilo alternativo y oscuro llegó a colarse en nuestra vida diaria así como también lo hicieron los reyes del rock gótico HIM. Funeral of Hearts, del disco Love Metal, también sonaba en todas partes. Sus videoclips salían en los canales de música. Y fue así como enamoraron a generaciones posteriores que hoy lamentamos su separación.

Y no son precisamente pocas las bandas y los músicos que nos ha dado Finlandia. Un ejemplo que, por desgracia, ha dado mucho que hablar este año son Children Of Bodom. Se debe al fallecimiento de quien fue su líder Alexi Laiho, quien fue un gran guitarrista y compositor para muchos músicos y fans alrededor del mundo. Su pérdida fue lamentada por muchos compañeros de escena, una escena finlandesa que lo recuerda con cariño y a quienes sirvió de inspiración a la hora de tocar la guitarra. Para la posteridad quedan discos como Follow The Reaper (2000) o Hatebreeder (1999), que dejaron huella en el death metal melódico.

Finlandia nos ha dado grandes regalos musicales para todos los gustos. Algunos nombres están ya consolidados en el metal europeo como son Nightwish, Korpiklaani, Amorphis, Wintersun, Finntroll, Turisas, Stratovarius, Imsonmium, Kalmah, Ensiferum, Apocalyptica, Sonata Arctica, Hanoi Rocks, The 69 Eyes… seguro que son bandas que quienes estén leyendo este artículo habrán visto en algún festival o sala incluso varias veces. Sin desmerecer en absoluto las escenas de otros países, lo cierto es que en su país tienen una gran cantidad y calidad de músicos y bandas de rock y metal. Por tanto, en el fondo no nos extraña tanto que a Eurovisión hayan elegido a unos representantes como son Blind Channel.

Sin embargo, hay una buena parte de grupos que no gozan (todavía) de tanta repercusión internacional como los mencionados al principio de este párrafo, como los propios Blind Channel sin ir más lejos. ¿Y qué mejor manera de acabar un artículo así con unas cuantas recomendaciones?

En Rock Culture hemos hecho una playlist de Spotify para vosotros que incluye a todos los artistas mencionados en este artículo además de recomendaciones de la casa, como Lost Society, Santa Cruz, Reckless Love, Shiraz Lane, Stam1na, Battle Beast o Temple Balls.