Bob Dylan – Músicos e instrumentos

Bob Dylan

A lo largo de esta semana hemos publicado los primeros de nuestra nueva sección diaria Músicos e instrumentos, pero, ¿qué pasa con aquellos artistas que han destacado en su carrera sin necesariamente llegar a ser considerados los mejores de su instrumento? O artistas como Bob Dylan, ganador de diez premios Grammy, un Globo de Oro, un Óscar, y un Premio Nobel de Literatura.

Bob_Dylan

Robert Allen Zimmerman nació en una pequeña comunidad judía el 24 de Mayo de 1941 en la ciudad de Duluth, Minesota; pero a los seis años se mudaron al pueblo de Hibbing. Se crió escuchando blues y country en la radio, y ya en su adolescencia los principios del rock & roll. Era tal su afán por la música que en el instituto formó varias bandas, incluida una de versiones de Little Richard y Elvis Presley.

A los dieciocho años, en septiembre de 1959 se mudó a Mineápolis para empezar una carrera universitaria. Ahí, tocaba en la cafetería “Ten O’Clock Scholar”, a unas calles del campus, y comenzó a involucrarse en el circuito folk de la ciudad. Fue durante este periodo que empezó a presentarse como Bob Dylan.

Dylan abandonó la carrera al año, y en enero de 1961 viajó a Nueva York para tocar y visitar a su ídolo, Woody Guthrie; quien se encontraba seriamente enfermo en el hospital y pasaría a ser una influencia en sus primeros discos. Dylan luego dijo que también encontró mucha inspiración en los poetas afroamericanos que se cruzaba en las calles de la ciudad, en especial Big Brown.

En Febrero del mismo año ya tocaba en varios clubs y cafés de la ciudad, dándose a conocer entre varios músicos folk de la ciudad. Después de colaborar tocando la harmónica en el tercer disco de Carolyn Hester, atrajo la atención del productor John Hammond; con quien firmó un contrato para su primer disco, publicado en 1962. Vendió tan solo cinco mil copias al final del primer año y varios productores de Columbia Records quisieron cortar relaciones con Dylan; pero Hammond, apoyado por Johnny Cash, pusieron fe en el joven.

Durante su primer viaje al Reino Unido, y en una emisión de la BBC, Dylan tocó por primera vez lo que pasaría a ser uno de sus temas más conocidos, Blowin’ in the Wind. Descrito como un himno del movimiento por los derechos sociales, la canción no solo marcó un cambio en las futuras composiciones de Dylan, inspiró a incontables otros artistas a usar su fama para dar voz a injusticias.

“Simplemente lo habíamos reproducido y lo desgastamos. El contenido de la lírica y simplemente la actitud — era increíblemente original y maravilloso.” George Harrison, hablando del segundo disco de Bob Dylan.

Muchas de sus canciones se llegaron a conocer por las versiones de otros artistas. Como las de Joan Baez, quien pasaría a ser otra influencia musical para él y durante unos años su pareja.  Durante este tiempo Dylan escribió varios discos, incluyendo The Times They Are a-Changing y su canción homónima.

En 1965 Dylan dio otro salto musical al empezar a tocar sus canciones en una guitarra eléctrica. La recepción fue tal que abandonó un concierto después de tocar tres canciones por los abucheos del público. Pero la actitud de Dylan se volvió más ruda y hay varias anécdotas de los enfrentamientos que tenía con su público durante esos años. En una ocasión un espectador enfadado le llamó “Judas”, el artista le gritó “mentiroso” antes de girarse a su banda y decirles “Play it fucking loud!” para que subieran el volumen.

A día de hoy ha publicado una extensa discografía que incluye 39 álbumes de estudio y doce en directo. Pero uno de sus mayores hazañas es el Never Ending Tour, que comenzó en 1988. A un ritmo de cien conciertos al año, el tour dio sus conciertos número 2000 y 3000 en 2007 y 2019 respectivamente. Por desgracia el tour se encuentra en una pausa, pero esperamos que pueda proseguir cuando se calme esta tormenta.

Como extra incluyo dos canciones sobre Bob Dylan. Mañana volvemos a empezar la semana con grandes vocalistas.

Diez años después de terminar su relación con Dylan, Baez escribió Diamonds and Rust, que ha sido descrita como “una descripción acertada de Dylan”.

 

Carlos Redondo
Productor amateur, técnico de Sonido, bajista y traductor. O tal vez todo es mentira y me creo demasiado por ayudar dos veces

Otras noticias

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10,455FansMe gusta
6,306SeguidoresSeguir
2,049SeguidoresSeguir
218suscriptoresSuscribirte