Crónica Calella Rock 2018 (Viernes)

0
40

Fotos: Emilio Pastor

Una nueva edición del Festival Calella Rock en territorio catalán que se ha convertido año tras año en una cita ineludible para los que amamos el Rock en el formato de sala.

Un cartel variado y nada exento de calidad apostando por bandas nacionales e internacionales que estén girando en ese momento por toda España. El marco es incomparable porque la localidad costera catalana reúne todas las condiciones para el pleno disfrute del evento. Un formato de festival que se presenta con cuatro bandas diarias donde ofrecen sets completos y no sujetos a limitaciones horarias y que arrancan a partir de las 19.00 horas. Precios más que asequibles y ambiente realmente envidiable.
Detrás de todo se junta un grupo de personas que pone toda su ilusión para que esta apuesta se repita año tras año luchando contra viento y marea y enfrentándose a contraprogramaciones que les ponen las cosas muy difíciles. Confiemos en que esto no les haga flaquear y continuemos teniendo esta cita anual marcada en rojo en el calendario.

VIERNES 12 DE OCTUBRE

Los encargados de abrir esta edición fueron los castellonenses Dry River. Era la primera vez que los veía en directo y pese a que vi una banda plagada de grandes músicos su apuesta muy cercana a la comedia musical rockera no llegó a convencerme. No estoy para nada menospreciando su propuesta donde ponen toda la energía y énfasis pero no consiguieron en ningún momento del show engancharme a su música. Los veo como algo cómico que se autoparodia a sí mismo consiguiendo apenas sacar alguna que otra sonrisa del personal.

dry river calella rock

Es básico saber reírse de uno mismo pero esto es RocknRoll y las bromas con figurantes y demás no ayudan en mi opinión a que un concierto te marque. Traspasa mi piel o Rómpelo fueron algunas de las canciones que sí llenaron de júbilo a algunos de los asistentes.

dry river calella rock

La siguiente banda en saltar al escenario fueron nuestros suecos favoritos, Hellsingland Underground. Una banda que a base del calor humano y musical que desprenden sus componentes se han ganado nuestros corazones para la eternidad. Su propuesta cercana al Rock setentero con muchas influencias mezcladas a la perfección en una paleta multicolor dibujan melodías que tocan la fibra de manera muy especial. La peculiar voz sobria de Charlie Granberg y esas guitarras dobladas al más puro estilo de Thin Lizzy de Mats y Peter y la base rítmica con Martin, Patrik y Thomas hacen que se engrandezca su presencia sobre el escenario. Canciones como No Regrets, Evil will Prevail, Dizzy Johnson and the Rovers, Northern Country Boy o Saved Me se han convertido para muchos de nosotros en verdaderos himnos. El sonido en este caso sí que adoleció algo de nitidez ya que la banda si se caracteriza por algo es por la claridad de sus melodías.

Hellsingland Underground

A la postre nos hemos enterado que este ha sido el último concierto de Mats Olson como guitarrista de la banda después de más de doce años junto a ellos. Nos entristece la noticia y deseamos la mayor de las suertes a un tipo que en lo personal gana a cualquiera por su cercanía y buen hacer.

Hellsingland Underground

El grupo que se consideraba “Cabeza” este primer día fueron los finlandeses Lordi. Bajo esos disfraces monstruosos se esconden buenos músicos que saben sacar partido a su propuesta “Shock Rock” metalizada. No consiguieron enganchar del todo debido a que su sonido es bastante plano y el volumen atronador dentro de la sala se convirtió al final en una verdadera pesadilla. Presentaron los temas de su nuevo disco Sexorcism como Your Tongue’s Got a Cat o Naked in my Cellar y otras como Missing Miss Charlene, Devil is a Loser o su himno para cerrar que los encumbró a ganar Eurovision en 2006 Hard Rock Hallelujah. Cabe decir que congregaron bastantes fans y que su puesto de merchandising era una auténtica pasada para los más frikis y coleccionistas de complementos relacionados con la banda.

lordi calella rock

Para cerrar la primera jornada los elegidos fueron los norteamericanos Nashville Pussy. Aquí si que tuvimos claro que los que se nos venía encima era como siempre un show de

Foto: Cristina Martínez

RocknRoll divertido, sin concesiones y directo a la mandíbula. La banda liderada por Blaine y Ruyter y perfectamente secundada por Bonnie y Ben presentaban su nuevo disco Please to Eat You que para nada es una obra menor en su ya dilatada trayectoria. Una colección de trallazos incontestable como We Want a War, Go Home and Die o clásicos como Piece of Ass, Go to Hell o Go Motherfucker Go nos hicieron gastar zapatillas y correr el sudor por nuestras espaldas. Pura adrenalina que nos dejó a todos los presentes con una gran sensación de felicidad en nuestros cuerpos. Destacar la cercanía y amabilidad de Ruyter y Bonnie Buitrago en su puesto de merchandising tras el show donde estuvieron muy simpáticas con todos. Un cierre de primera jornada espectacular que nos dejaba con ganas de más para el segundo día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here