Crónica: Leyendas del Rock 2016. Miércoles

Miércoles, 10 de agosto de 2016. Un año más volvemos a Villena para disfrutar de la undécima edición del Leyendas del Rock; un festival que nació en Murcia y que tiene alma murciana pero que, por desgracia, tuvo que emigrar para poder seguir adelante. Por suerte, podemos decir que la localidad alicantina le sienta de lujo al Leyendas y que gracias al magnífico Polideportivo Municipal y las mejoras que realizan la organización año a año, el Leyendas está hoy en día y por mérito propio en el TOP 3 de los festivales patrios.

Este año destacaban, obviando el magnífico cartel, las varias mejoras que se habían anunciado para el recinto y zonas de acampada: zona de camping con sombra, mayor número de tiendas y puestos de comida, una segunda barra, gradas y (al fin!!!!) dos pantallas; detalles que hicieron mucho más cómodos los 4 días de estancia en Villena.

Como ya viene siendo tradición, la primera de las cuatro jornadas de las que consta el festival es totalmente gratuita, lo que unido a un interesante cartel con grupos para todos los públicos, hizo que éste primer día fuese un auténtico éxito en lo que a afluencia se refiere.

El día comenzaba con bastante aglomeración a la entrada del recinto por lo que cuando conseguimos acceder al mismo ya había comenzado la descarga de [In Mute]. Los de Valencia son uno de los grupos más potentes y con mayor proyección del death metal melódico patrio que tenemos en la actualidad, y cada concierto de ellos es buena prueba ésto. El grupo se come, casi literálmente, el escenario con la gran Steffi al frente, que actuó con una pierna lesionada, debido a un accidente en el pasado Resurrection Fest.

[In Mute]  nos dejaron el primer Wall of Death del festival, nos adelantaron un tema de su próximo disco, se marcaron dos versiones bestiales (Imperium de Machine Head  y Vacuity de Gojira) y, en general, se metieron al público en el bolsillo con el evidente handicap que suponía abrir el festival un miércoles a las seis de la tarde.

Los siguientes en salir a escena eran el supergrupo Lords of Black, con el gran Ronnie Romero a la voz.  El vocalista fue el elegido por el mismísimo Ritchie Blackmore para su reciente gira de Rainbow, inmejorable presentación para aquellos que no hayan escuchado hablar de él. Junto a Ronnie, el guitarrista Tony Hernando, el batería Andy C y Javi García a las cuatro cuerdas. El grupo desgranó los dos discos que tienen en su haber hasta la fecha: Lords of Black (2014) y II (2016). Temas como MercilessEverything You’re NotNothing Left To Fear fueron bien recibidos entre un público dividido entre fans del grupo que coreaban cada uno de los temas y curiosos que los escuchaban por primera vez.

Como colofón final se marcaron el Neon Knights de Black Sabbath, demostrando una vez más la similitud que tiene el timbre de Ronnie al del añorado Dio.

Veinte minutos de reposo antes de disfrutar del único grupo extranjero de esta primera jornada; ni más ni menos que Fear Factory. Reconozco que me sorprendió bastante el anuncio de un grupo de este calibre para la jornada gratuita, (cuestiones de agenda, supongo); lo que está claro que es que los de Los Ángeles fueron una de las grandes razones para que muchos se acercaran esta noche a Villena.

Dos eran las grandes incognitas sobre la descarga de Fear Factory, por un lado si el sonido acompañaría al grupo y por otro, el estado vocal de Burton C. Bell. Ambas incógnitas se desvelaron de forma más que satisfactoria, a excepción de un par de problemas que trataremos más adelante.

El grupo salió dispuesto a darnos una magnífica sesión de metal industrial con Dino Cazares de vuelta en el grupo. La dupla DemanufactureSelf Bias Resistor nos hizo soñar por un momento en la posibilidad de que tocaran su mítico album de 1995 al completo; aunque teníamos claro que no iba a ser así, y casi mejor, ya que así pudimos disfrutar de un viaje a través de su historia con temazos como Edgecrusher o Soul Hacker, perteneciente a su último disco de estudio. Un sonido correcto, un Burton cantando mejor de lo habitual y un grupo compacto, veloz y atronador hizo de la descarga de Fear Factory la mejor del día. Ahora bien, no todo iba a ser perfecto, en plena actuación el grupo sufrió un corte total del sonido que sorprendió tanto al publico como al propio grupo, sorpresa que se tornó indignación con el segundo corte de sonido. Cazares nos invito a saludar al técnico con un “pendejo, pendejo…” a modo de desahogo, pero no evitó que nos quedásemos con un mal gusto y, sobretodo, con una sensación de incertidumbre sobre la calidad del sonido de los tres días que quedaban por delante.

Por suerte, Fear Factory supo reaccionar y devolvernos las ganas de tralla terminando su actuación con el clásico Replica. Gran concierto en general, aunque empañado por esos dos problemas puntuales.

Turno para el segundo plato fuerte de la noche, la actuación de Warcry en formato sinfónico, todo un reto tanto para el grupo, como para la organización del festival, un reto que por desgracia no fue superado. No sabría decir si la culpa fue de alguien, si el grupo no había planteado bien las partes orquestales, si el técnico de sonido no estuvo a la altura para el enorme trabajo que supone ecualizar a tantas personas sobre un escenario… La cuestión es que el concierto no fue lo esperado.

Esta claro que el grupo tiene tablas de sobra para enfrentarse a un concierto de estas características, aunque probablemente un festival no es el lugar más adecuado para llevarlo a cabo, más aún si antes han tocado Fear Factory. Los asturianos dieron a su repaso a los temas más tranquilos de su carrera, ralentizando más aún algunos de ellos para adaptarlos al formato orquestal. Un buen puñado de clásicos como Cada vez, Nana, Contra el viento, Nuevo mundo… bien interpretados pero en los que apenas se notó el plus que se supone ofrecería la orquesta, de hecho sólo ciertas partes de viento y en 3 o 4 temas llegaron a destacar. Estoy seguro que éste será un formato más que disfrutable para otro tipo de recintos, aunque, su paso por el Leyendas no fuera el mejor comienzo para ello.

A partir de aquí el cachondeo se apoderó del Leyendas del Rock, primero tomaron el escenario los veteranos Mojinos Escocíos. 20 años de carrera llevan los sevillanos y más de 10 hacía que no los veía yo en directo, he de decir que me sorprendieron gratamente. Hora y media de concierto en las que El Sevilla no dejó de interactuar con el público mientras nos ofrecían un puñado de temas que todos conocíamos, fuéramos o no seguidores del grupo. Eco, La Liebre, Jerónima, Mi jefe, Qué güeno que estoy sonaron mientras el cantante iba repartiendo leña a cada uno de sus compañeros. Todo iba perfecto hasta que el sonido volvió a fallar, dejando al grupo tocando sin darse cuenta de que nadie podía escucharles.

Final del concierto con un largo No vale pá ná, versión del Whatever you want de los Status Quo, que utilizaron para presentar a los miembros del grupo con pulla incluida para cada uno de ellos.

Fin de fiesta con El Reno Renardo a quienes entrevistamos semanas antes del festival y que no gozaron del mejor sonido posible. Jevo Jevardo y sus huestes empezaron duros con Ancho cipote que enlazaron con su reciente Meriendacena medieval. Un repaso a su discografía con guiño al fallecido Lemmy en el tema El as de oros y fin con la mítica Crecí en los ochenta.

Cierre da una primera jornada de festival multitudinario, con buenas sensaciones, aunque con miedo de que los problemas de sonido pudieran mantenerse en las jornadas posteriores.

Leyendas Del Rock 2016 – Miércoles

Flickr Album Gallery Powered By: WP Frank

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.