Crónica: Los Calabria en la Sala Rockville de Madrid

0
135

Una buena noche la que vivimos el pasado viernes en la Sala Rockville de Madrid viendo en su debut a Los Calabria.

La banda de Blues Rock madrileño presentaba un proyecto, en un formato power trío, donde demostraron que, en ocasiones, lo esencial es más que suficiente para dar un concierto memorable.

Los Calabria

Por si alguien no sabe quienes son Los Calabria, hablamos del trio formado por tres grandes músicos, curtidos en múltiples proyectos y bandas con una calidad muy alta. Marcelo Calabria, más conocido como Valdés es el vocalista y guitarrista de este grupo, con una carrera con multitud de proyectos que oscilan entre pop duro, rock, blues y heavy metal, con bandas como Con Mora, Los Barones o su proyecto en solitario Valdés.

Al bajo, nos encontramos con Fernando García, un bajista curtido con muchos de los mejores músicos de blues del panorama nacional como Gabi Jogeix, Steve Zee o Ñaco Goñi entre otros. Y que decir de el jefe, Hermes Calabria, una leyenda que ha sido batería de Barón Rojo/Los Barones, Psiglo y que sabe meterse al publico en el bolsillo en cada una de sus actuaciones.

Con un repertorio de 15 temas y en algo más de una hora, Los Calabria supieron calentar el ambiente de una sala llena (según las restricciones de aforo) y hacernos desconectar durante unos momentos de estos tiempos inciertos que vivimos

Puntuales como un reloj y tras unas estrictas medidas de seguridad e higiene. Comenzaron un concierto donde el sonido era impecable. Con Tush de los ZZ Top se hacía difícil aguantar sentados y no levantarse a bailar y es que la química entre estos tres músicos hacen que la banda suene bien engrasada y con fluidez.

Llegó el turno de Whiskey, Beer & Wine de Buddy Guy, con uno de estos riff de bajo que combinan perfectamente contundencia, ritmo y melodía y donde Fernando demostró perfectamente las tablas que tiene sobre el escenario. Con apenas cuatro canciones, Marcelo nos hacía caer bajo la magia de Voodoo Woman, en una extraordinaria versión de Koko Taylor. De pronto, nos sorprendieron con una versión blusera de una de las baladas más bonitas de The Beatles, While my guitar gently weeps, una de las mejores canciones que compuso Harrison para la banda de Liverpool.

También hubo tiempo para hacer un guiño al cine, a través de Freedom, canción que forma parte de la banda sonora de la película de Quentin Tarantino Django Unchained que dejó paso a una versión de Jelaous Guy de John Lennon. Agradeciendo a Adrián, bajista del primer disco de Valdés la sugerencia de hacer esta versión.

Los Calabria

Poco a poco el concierto fue avanzando y nos acercábamos al final. De pronto, nos sorprendieron con Maybe I´m a leo, un clásico de los Deep Purple donde Hermes demostró que la veteranía es un grado llevando todo el peso de la canción sobre la batería. Hubo tiempo para Rock And Roll, Hoochie Koo de Johnny Winter y Strange brew de los Cream, antes de que llegase el punto álgido de la noche, que fue la excelente versión de Jimmy Hendrix Little Wing, sin duda una de las mejores de la noche.

Para acabar el concierto no podían faltar los míticos The Blues Brothers y su Sweet home Chicago invitando al público a cantar el estribillo.

Quizás, tras tanto tiempo sin conciertos, se hizo corto un concierto sencillo, sin tener que demostrar virtuosismo en solos interminables, aunque se echó de menos más juego entre estos músicos y con un público que estábamos entregados desde el principio.

Sin duda, un debut muy impecable el de Los Calabria. Esperemos poder ver más conciertos, así en los próximos meses.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here