Crónica: Northbreaker presentan su último trabajo en A Coruña

Crónica: Sergio Vecino
Fotografías: Melanie Silva

El pasado sábado nos dirigíamos a la Sala Filomatic para asistir al concierto de True To Life, Ashes Of Eden y Northbreaker. Al contrario de lo habitual en los conciertos de este género, la sala estaba bastante llena ya al principio de la noche, lo que nos muestra lo mucho que siguen a los grupos de este estilo la gente de esta ciudad. Para el único grupo que tenía expectativas era Northbreaker que ya les tenía ganas desde hacía tiempo pero de los otros dos grupos no hay música online para escuchar a excepción de un tema de Ashes Of Eden ya que todavía están empezando en el mundillo.

Arrancaban True To Life y a pesar de ser los más novatos del día (es su segundo concierto) y tener algún fallo pequeño me sorprendieron gratamente, sus temas tienen ideas y arreglos muy creativos en los que si siguen trabajando les acabará dando grandes canciones. Incluso se atrevieron con un cover de While She Sleeps. Supieron suplir la soltura en el escenario con muchas ganas desde el primer momento e intentando mover a toda la gente del público. Especial mención a su guitarrista solista, en mi opinión fue el que mas brilló dentro del grupo (sin desmerecer a sus compañeros) si siguen así darán que hablar.

Después de un breve descanso y de montar su equipo empezaban a tocar Ashes Of Eden, tanto en sonido como en técnica fueron mejores que sus predecesores (después de todo la experiencia se nota) pero a mi me engancharon menos, aunque mi opinión no fue la general ya que con diferencia fueron el grupo con el que más se entregó el público, la sala se veía bastante llena y la gente no paraba ni un momento de hacer mosh. Consiguieron un gran ambiente en la sala. En especial me quedo con el papel de su cantante, me parece que hizo una gran labor frente al grupo y animando al público en todo momento.

 

El plato fuerte de la noche llegaba con Northbreaker, que venían a presentarnos su último trabajo The Chaos Within. Aunque sorprendentemente fue el momento en el que la sala estaba más vacía cosa que sigo sin entender porque la gente que se fue se perdió un concierto increíble. Desde el primer momento el ambiente que consiguieron en la sala fue de 10, transmitiendo su música a todo el público, incluso bajando a tocar con ellos. Su experiencia y naturalidad en el escenario no tiene nada que envidiar a la de otros grupos con muchísimos más años en los experiencia. Conciertos así son los que hacen que te enganches a un grupo y empieces a seguirlos. Siendo lo más grandes fueron también los que más agradecieron la asistencia del público y el apoyo a las bandas, me quedo con el momento en el que cerraron el concierto con Never Give Up, con todo el mundo disfrutando de este último tema para dar el broche de oro a la noche.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.