Crónica y fotos #LaIraFest: La Skala de Richter, 13 Millas, Aphonnic y Hamlet

Cada visita de Hamlet a Murcia o alrededores es una cita ineludible, una fecha marcada en rojo en el calendario y, en esta ocasión, la marca era más grande aún. El grupo volvía a Murcia tras presentar su último disco allá por 2015 (una de las primeras fechas de la gira de La Ira) con los deberes bien hechos. Año y medio de gira, con fechas claves como su primer vez en el Leyendas del Rock, un disco más que notable y un verano repleto de eventos como la primera edición del Download Madrid.

El grupo volvió a Murcia con un nuevo setlist y acompañado de tres grandes grupos como son La Skala de Richter, 13 Millas y Aphonnic, en lo que denominaron La Ira Fest.

Los primeros en salir a escena y con bastante puntualidad, tal y como habían anunciado, fueron los almerienses La Skala de Richter. El grupo venía dispuesto a reventarnos los oídos con los temas de Facta Non Verba, su recién publicado disco que está teniendo muy buenas críticas. Esclavo fue el tema elegido para comenzar la descarga, toda una declaración de intenciones hecha canción. Muy buena puesta en escena y una batería atronadora que hacía retumbar toda la sala.

La Skala de Richter

Al grupo le sobran tablas, llevan muchos conciertos a sus espaldas y eso se nota sobre el escenario. Si a ello le sumas una potente base rítmica y unos riff bien afilados, da como resultado un concierto altamente disfrutable. Temas como AisladoXXII o El Monte de Venús, con la que pusieron fin a su concierto, dejaron buenas sensaciones al bastante público que “madrugó” para verlos.

Tras el tiempo justo para cambiar de instrumentos, se presentaban sobre las tablas los valencianos 13 Millas. El trío venía acompañado de Manu, vocalista de Jolly Joker, por lo que era una ocasión perfecta para presenciar un show bastante especial.

El grupo, formado por miembros de Uzzhuaïa, Ambuka Doral y Wicked Article, ha publicado recientemente su primer trabajo homónimo, del que presentaron temas como Silencio o 13 Millas. Estilísticamente son los más alejados del sonido imperante en este mini festival, estando mucho más cerca de sonidos más rockeros que metaleros, poniendo un toque de color al evento.

13 millas murciaPara ser un grupo que lleva muy poco tiempo en activo y además, no tener a su vocalista oficial, mostraron un concierto compacto y muy bien solido. El grupo quiso cerrar el concierto con temas de esos que nunca fallan, clásicazos intemporales del rock como el Ace of Spades de Motörhead y I believe in Miracles de Ramones. Buen concierto en su primera visita a Murcia.

Momento para la gran sorpresa de la noche, al menos para mí. Un grupo que, como ya he comentado varias veces en las redes, se fue de Murcia con un buen puñado de nuevos seguidores. Y es que, Aphonnic, dieron un magnífico concierto que nos dejó con ganas de más tanto a quienes seguían al grupo desde sus inicios como a quienes (como yo) llevaban una semana escuchándolos.

Aphonnic Murcia

El grupo basó gran parte de su concierto en los temas de Indomables, su último trabajo que vio la luz el pasado año; aunque fue Amarga Despedida de su anterior disco la encargada de abrir su show.

Aphonnic se hizo con el público desde el primer momento y gran parte de culpa fue de Chechu, su vocalista. Al principio, la gorra y las grandes gafas hacían que mis ojos se fueran inconscientemente hacia él, pero pronto entendí que no era su estética lo que me cautivaba, era su actitud. ¡Qué manera de comerse el escenario!

Pero no solo de Chehu vive Aphonnic, el resto del grupo acompaña y los temas aún más. Imposible no corear Ombligos o Cunfía, no aprenderte en pleno concierto el estribillo de Mi Capitán. o no estremecerte con la explosión sonora de Fruta Fresca.

Nos vamos acercando al final y el grupo no quiere abandonar Murcia si recordar a un paisano muy querido. En Honrada Avestruz, dedicada a “el plasma”, gritamos bien fuerte eso de que os follen y acabamos con Cíclopes, con el grupo animándonos a echarse a las calles. Por favor Aphonnic, volved pronto por aquí.

Momento ahora para los protagonistas de la noche. Hamlet volvían a Murcia por segunda vez en la misma gira, pero no por ello íbamos a ver el mismo concierto. En la anterior ocasión el grupo interpretó casi al completo La Ira, que por aquel entonces estaba recién publicado, ésta noche vendrían a recordarnos por qué son, sin lugar a dudas, uno de los grupos más en forma del país.

hamlet murciaEl grupo haría un viaje en el tiempo a lo largo de su discografía comenzando por el combo Limítate + Vivo en él, temas que me hace recordar que fue Hamlet, en la gira de su álbum negro, el primer grupo que vi en directo en Murcia hace ya 15 años.

A partir de ahí el grupo empezó a encadenar un clásico tras otros, incluidos varios temas de La Ira que ya se han convertido por mérito propio en nuevos clásicos. Mi Religión, Antes y Después, Lamento o Egoísmo van caldeando el ambiente hasta llegar a uno de los punto álgidos de la noche gracias al wall of death que precede al final de Muérdesela.

Si a alguien le quedaba alguna duda de la buena salud del grupo, a estas alturas ya se habían disipado. Ken HC está perfectamente acoplado al grupo, Álvaro Tenorio es un valor seguro, Paco Sánchez un batería acojonante y Luis Tárraga se mantiene en un nivel sobresaliente desde hace ya varios años. Y ¿qué decir de Molly? Desde mi punto de vista está en su mejor momento, mantiene la voz perfectamente y canta mejor que nunca; su puesta en escena desprende energía, arrogancia y humildad a partes iguales. Si quieres vender algo, tú debes ser el primero que creo en ello y Molly lo hace; vive cada uno de los temas y conecta con el público en cada una de sus letras.

Los ánimos están por los aires y el grupo no va a dejar que decaigan. Dementes Cobardes, Denuncio a Dios, Tu Medicina o Un Mundo en Pausa, terminan de destrozar a un público que no deja de corear cada uno de los temas. Los músicos abandonan el escenario para tomar (y darnos) un par de minutos de descanso, el tiempo justo para coger aire y prepararnos para la traca final.

Vuelta a escena con la melódica Imaginé que da paso al segundo wall of death de la noche. Luis Tárraga sube a la plataforma que hay en el centro del escenario para dividir al público en dos, izquierda y derecha. Las caras de los presentes miran con una mezcla de rabia y satisfacción a quienes tienen en el bando contrario; muchos no lo entenderán, pero ésta es una de las mayores muestras de hermandad que puedes ver en un concierto de este tipo, aunque quizás una muestra un tanto Irracional. El choque entre los dos bandos desemboca en un pogo que ocupa toda la sala, mientras Molly se baja del escenario y se sube a la barra atrayendo todas las miradas del público.

Jodido Facha pone el broche fin de fiesta a una noche llena de energía, buena música y buen ambiente. Estamos deseando volver a verlos a finales de mes en la primera edición del Download Madrid.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.