Hace unas semanas veía la luz el primer trabajo en solitario de Francis Sarabia. Queríamos hablar con él y saber de primera mano cómo el artista murciano está viviendo esta nueva aventura en su nada desdeñable carrera, en la cual ha formando parte de bandas y colaborado con otros artistas de renombre.

-¡Hola Francis! Un placer poder conversar un rato contigo. Llevas años colaborando con muchos artistas y por fin tenemos en nuestras manos tu primer disco en solitario que se llama simplemente Francis Sarabia. ¿Cómo valoras tu trayectoria personal hasta el momento actual?

Buenas, el placer es mío, me encanta poder charlar con vosotros. Pues la valoro muy positivamente, porque he hecho cosas que jamás imaginaba que podrían pasar. Hice varios discos con distintas bandas antes de llegar a sacar hace nada el mío propio, y he llegado a cantar al lado de muchos de mis ídolos de juventud. Sólo por eso ya merece la pena el viaje, pero además hay un largo camino de aprendizaje que continúa y me sigue fascinando a día de hoy. Por otro lado, creo que lo mejor de todo son el montón de buenas
amistades que he ido haciendo por el camino.

-Cuéntanos un poco cómo ha sido el proceso (me consta que cocido a fuego lento) de la grabación del disco y las múltiples colaboraciones que has tenido en él.

La verdad es que hemos hecho el disco sin ninguna prisa. Yo tenía todas las canciones con un esqueleto muy básico de guitarra y voz, así que me puse en contacto con mi amigo y guitarrista Juan Alarcón para que me ayudara a arreglarlas, y se metió tanto en ellas que puedo decir que también las ha compuesto él. De hecho, así aparece en los créditos del álbum. Una vez que las dimos por terminadas, Raúl García grabó las baterías en su casa, y de ahí nos fuimos a los Invisible Studio de Monty (productor del álbum y guitarra rítmico de la banda) para registrar lo demás. Es justo decir que el hecho de tener su estudio a nuestra disposición ha sido decisivo para poder echarle el tiempo necesario sin mirar el reloj y hacer las cosas exactamente como queríamos. Juan grabó la mayoría de guitarras y bajos, y Monty también tiene algún solo y bajo en un par de canciones. El resto de colaboraciones estaban claras casi desde el principio. He contado con amigos que musicalmente me gustan mucho y a los que admiro. Tener a Jaime Moreno de The Electric Alley compartiendo tareas vocales conmigo era una idea que me llamaba desde que los escuché por primera vez. Grabó desde su casa en Cádiz y el resultado nos encantó. Lucas Albaladejo (Carlos Vudú, MClan, Loquillo) también hizo los teclados y pianos en su estudio. La armónica y el contrabajo son obra del gran Pablo Orenes (Baboon Blues County), y los coros en otro par de temas los grabaron Sus Reche y Paula Marengo. Como colofón, el cantautor Juan Carlos Lax compuso conmigo el tema que cierra el disco. Un equipo de ensueño.

-En el álbum no te ha temblado la mano (en este caso la voz) para arriesgar con temas de distinto pelaje moviéndote por distintos estilos como el Rock más clásico, el Soul ,Funk , R&B o incluso el Pop. ¿Cuál ha sido de todos ellos el mayor reto personal para ti?

Siempre he escuchado mucha música distinta, y aunque desde muy joven me he decantado más por el Rock, la influencia de otros estilos siempre ha estado ahí. No sé si ha sido un reto, pero es cierto que la música negra está muy presente en este disco. Mezclar RnR con otros palos, en este caso con diferentes estilos de música afroamericana, es algo que me gusta mucho.

-Hay canciones muy destacables en todo el disco pero a mí personalmente me llamó mucho la atención desde la primera escucha la que elegiste para cerrarlo que se titula No sé decir que no que cuenta sólo con tu voz y un piano. ¿Fue esto un reto para ti? ¿Hay más canciones en el álbum que también lo fueron?

Estás en lo cierto. Si hay una canción en el álbum que fue un reto, sin duda es No sé decir que no. Nunca había hecho algo parecido. Tuve que ponerme en una tesitura en la que no había estado antes, una canción muy íntima y además acompañándome únicamente de un piano. Musicalmente está todo reducido casi a la mínima expresión, muy desnudo. Hay que controlar muy bien la dinámica al cantar y lo mismo ocurre con las teclas. Juan Carlos Lax quiso componer la canción junto a mí y no puedo estar más agradecido.

-En las letras del disco se aprecian mucho los sentimientos y las vivencias
personales y cotidianas. El que se acerque a tu música encontrará poca fábula en su contenido. ¿Son estos temas los que crees que despiertan en ti mayores sensaciones?

Cuando escribo no me sale casi nunca hablar sobre un personaje o una situación inventada. Reconozco que hay quien lo hace muy bien, y obtiene buenísimos resultados, pero en mi caso, me resulta mucho más complicado que si hablo de lo que me ha ocurrido en primera persona. A veces he hecho canciones hablando de alguien o algo que quizá no me toca directamente, pero sí que son personas y situaciones reales que conozco o he vivido de cerca.

-Ya has presentado el disco oficialmente en directo y tienes previsto hacer una pequeña gira con más fechas. ¿Cómo fue esa presentación y cómo de extensa pretendes hacer la gira para que tu música llegue a todos los rincones posibles?

La presentación en Murcia estuvo de lujo. Fue en La Yesería, una sala no muy grande en el centro de la ciudad. Se vendió todo así que estuvimos como pez en el agua. La gente disfrutó del show y nosotros de ellos, así se cierra el círculo de manera perfecta y todos contentos. Por ahora hay unas pocas fechas cerradas (2 diciembre Madrid –sala Funhouse-, 13 enero Alicante –sala Euterpe, 24 febrero Orihuela –sala La Gramola-) pero próximamente iremos añadiendo más conciertos que iremos actualizando en nuestras redes sociales. Nos encantaría hacer el máximo ruido posible en todos los sitios que se pudiera.

-Compaginas tu carrera artística con las labores de la enseñanza siendo profesor. ¿Cuál es la reacción de tu alumnado al saber que eres músico y cantante?

En mis clases de música cantamos mucho, así que cuando me ven cantar en internet o en televisión no se sorprenden demasiado, porque me ven haciendo lo mismo que hacemos a diario y para ellos es casi como algo normal. Siempre intento mostrarles músicas que sean diferentes a las que ya conocen o a las que suelen escuchar a diario por televisión, radio o internet. Me esfuerzo para que se den cuenta de que hay todo un universo de canciones diferentes y de calidad si buscan un poco.

-Ahora voy a hacerte una pregunta que hago habitualmente a casi todos los
artistas que entrevisto. Sé que incluyes versiones en tus repertorios, pero ¿Cómo ves el tema de las bandas tributo? Sobre todo, de bandas que continúan activas. ¿No crees que esto está restando protagonismo sobre todo en las programaciones de directos en salas a artistas que crean su propia música?

Sin duda está quitando protagonismo. Un promotor o dueño de una sala, como es lógico, busca sacar el máximo beneficio económico, no fomentar la cultura ni la creatividad; y ese beneficio se lo da un tributo, nos guste más o menos. No podemos olvidar que si hay bandas tributo es porque hay una enorme demanda de ellas. La gente las quiere y va a sus conciertos. ¿Público aborregado? Cada uno tendrá su opinión. Yo respeto y entiendo todo, aunque en mi caso, puedo hacer versiones, pero paso de tributos.

-Como buen fan de la música que sé que eres, acudes con frecuencia a conciertos de muchos artistas. ¿Hay alguna banda o músico actual que haya llamado recientemente tu atención de manera poderosa?

Voy a ver conciertos siempre que mi ritmo de vida me deja tiempo para ello y además suelo escuchar muchos nuevos discos de artistas que me parecen interesantes, sean jóvenes o veteranos. Hay cosas muy buenas que se han dado a conocer en los últimos años. A nivel internacional te diría por ejemplo que Chris Stapleton, Jason Isbell o Saint Paul and the Broken Bones están haciendo cosas muy interesantes, y dentro de nuestras fronteras tenemos bandazas como The Kleejoss Band, Electric Alley o Corazones Eléctricos, que han hecho un tercer disco de quitarse el sombrero.

-De todos los músicos o bandas con los que has colaborado supongo que guardas una experiencia personal irrepetible. Aparte de ser partícipe de todo ello si te tuvieras que quedar con un momento que para ti fuese más especial que los demás , ¿Cuál sería?

Pues ahora mismo no sabría decirte un momento en concreto, pero sí te puedo decir que la satisfacción que uno siente cuando músicos que han sido una influencia te felicitan por tu trabajo y te invitan a colaborar con ellos, supera a todo lo demás. Esa sensación hace que todo cobre sentido y te hace recordar porqué sigues en esto de la música después de tanto tiempo.

-¿Cómo ves la escena musical en una ciudad como Murcia que es donde más te has dado a conocer como artista?

Siempre ha sido una ciudad con una oferta musical muy amplia, pero especialmente ahora mismo goza de una salud buenísima. Cada vez hay más sellos, promotoras, bandas, solistas y proyectos de todos los estilos, y varios de ellos triunfando a lo grande. Los artistas de toda la vida se mantienen arriba, y por otro lado vienen las nuevas generaciones pegando fuerte y buscando hacerse un hueco.

-¿Crees que los medios actualmente se involucran lo suficiente en promocionar a nuevos artistas o a gente como tú que ya llevas unos cuantos años en activo?

En mi caso no puedo quejarme, ya que se han involucrado más de lo que yo mismo podría esperar. Hay un montón de medios que se han interesado por el álbum y nos han felicitado por él. Las críticas tanto del disco como del directo están siendo muy buenas, y cada vez parece que estamos haciendo un poco más de ruido de cara a que el público nos conozca mejor.

-Finalmente darte las gracias por este rato y dejarte que nos cuentes cómo van a ser tus conciertos y qué puede esperar el público de ellos.

Muchas gracias a vosotros por apoyarnos. La gente que venga a los conciertos va a encontrar una banda tocando con el corazón, sin samplers, ni cosas pregrabadas ni nada de ese rollo. Cinco músicos haciendo Rock sin trampa ni cartón, así que os esperamos en los próximos conciertos.