Entrevista a Moonloop: “Devocean era un deber personal, teníamos que parir algo que realmente nos reflejara, costase lo que costase”

 

Hemos tenido el placer de entrevistar a Eric Baulenas, vocalista y guitarrista de Moonloop con motivo de la presentación de su nuevo álbum, Devocean. Nos habla sobre las lecciones aprendidas de anteriores trabajos, la inspiración del concepto tras el álbum, planes para un futuro cercano, geología y muchísimas cosas más.

El próximo 24 de marzo publicáis vuestro nuevo álbum, Devocean, pero sois una banda con muchos años de trayectoria, si no me equivoco Moonloop se formó en 2001. ¿Cómo han sido todos estos años? ¿Cómo ha evolucionado la banda?

Raul, Juanjo y yo nos conocíamos desde la adolescencia, éramos amigos e íbamos juntos al instituto. Surgió la idea de hacer una jam, ir al local, etc. Yo había estado en otras bandas previamente, nada serio, porque siempre he sido un poco jodido para adaptarme a lo que hacen los demás (me gusta mucho hacer lo que a mí me gusta hacer), había estado en bandas de pop, de blues, de corte más deathmetalero, más brutal…pero me costaba mantener el pulso. Poco a poco me cansé de todo eso, sobre todo a raíz de hacer grabaciones en casa y descubrir cuál era la dirección que a mí me interesaría recrear en una banda. A este factor se le suma que, por otro lado, una de las veces que quedamos para vernos, tras una jam pensamos “aquí hay algo, de aquí puede salir algo bueno”. En ese momento comulgábamos los tres con una mentalidad que mezclaba death metal con gente como Pink Floyd, Radiohead, Jeff Buckley: muchas cosas distintas que no necesariamente tenían que ser metal. A partir de ahí surgió la magia, yo me adapté a unas canciones que ellos ya tenían compuestas y ellos se adaptaron a una serie de ideas que yo tenía. Todo eso ocurrió a principios del 2001, después nos costó mucho encontrar un bajista que se quedara fijo en la banda. Mientras tanto fuimos grabando nuestras 2 primeras demos.

El error que hemos cometido básicamente es que pecamos de querer hacérnoslo todo nosotros mismos, nos lo autograbamos todo, hacíamos la edición nosotros, etc. Para una primera demo está bien, pero para una segunda o tercera, cuando ya tienes los temas bastante bien paridos y que sobre todo en directo los podíamos defender bien, en la grabación sonaban algo precarios. Ahí nos equivocamos, tuvimos que haber entrado en un estudio mucho antes. Porque entrar en el estudio y buscarte la vida con un sello te da unas posibilidades que de otra forma no tienes: un músico no es serio hasta que no tiene un trabajo editado y distribuido mínimamente, y en ese aspecto nosotros llegamos muy tarde. Si tras la primera demo, en el 2004/05, cuando grabamos la segunda, hubiéramos ido a un estudio, igual no nos hubiera fichado ningún sello, pero el sonido hubiera sido competente como para se hubiera tenido a Moonloop en cuenta de una manera más relevante.

En el 2008 entró Vic, el bajista actual, y fue una inyección de profesionalidad para la banda. Tenía un estudio de grabación con varios socios que además querían bajarse del barco, se encontró solo ante el peligro, nos ayudamos mutuamente y así grabamos un disco. Fruto de esa grabación surgió el contrato con Listenable Records, en el 2012, y a partir de ese momento comenzamos ser considerados más seriamente.

El fichaje por un sello de tanto renombre, Listenable Records, además de mostraros al mundo y el empuje comercial, os aporta algo más de profesionalidad.

Es algo que nos hacía falta, recuerdo haber estado con Moonloop a mediados del 2004/05 y decir “habría que grabar esto“. Yo me había comprado una grabadora digital, como un miniestudio con herramientas de mastering y efectos incorporados. Todos estábamos un poco curiosos por si podíamos conseguir un sonido mucho mejor que con la anterior demo. Empezamos a grabar y parecía que iba bien, pero realmente no, uno tiene unos referentes a nivel de sonido de las bandas y productores que escuchas y no se parecía nada a eso. Fue como otro intento fallido de dar un paso en adelante. En la demo de 2007 si conseguimos mejores resultados a nivel de sonido, pero por los años que llevábamos merecíamos entrar en un estudio. Perdimos 2 buenas oportunidades, lo que se traduce en casi 10 años de estar en el limbo. Después regrabamos algunas demos para el álbum Deeply from the Earth, en él rescatamos los temas en los que más creíamos. Deeply from the Earth es una especie de recopilatorio de material antiguo bien grabado. Pecamos de falta de confianza en nosotros mismos, de dormirnos en los laureles, de hacer un poco de McGyver, queriendo abarcarlo todo.

Pero más allá del pecado, también os habrá curtido, os ayudó a dar una evolución al sonido Moonloop.

Eso es cierto, así como inicialmente teníamos unos temas que eran muy tranquis o muy bestias, llegó un momento para la segunda demo en el que hubo que hacer una reunión de banda porque los temas iban en direcciones muy dispares. A todos nos gusta el rock progresivo, el death metal, no nos daba miedo tener una propuesta variopinta, pero yo en ese momento sentí que era demasiado diversa, quería tomar una dirección un poquito más oscura, más centrada en el metal sin excluir las partes más tranquilas, más progresivas y atmosféricas, pero con predominio del metal, ya que realmente es en ese terreno donde había mucha inspiración y muchas cosas por hacer por parte de la banda. Eso originó que más adelante montara otro proyecto con el nombre Eric Baule para todo ese material más tranquilo que ya había compuesto y el que iba a seguir saliendo más adelante. Moonloop se quedó como algo oscuro y Baule como algo más luminoso, más ortodoxo.

 

PARA LA SEGUNDA DEMO, SENTIMOS QUE MOONLOOP DEBÍA TOMAR UNA DIRECCIÓN MÁS OSCURA, SIN EXCLUIR LAS PARTES TRANQUILAS Y PROGRESIVAS, PERO CON PREDOMINIO DEL METAL

 

Una de las diferencias que aprecio entre Deeply from the Earth y Devocean es precisamente el conjunto, la temática y el concepto que envuelven de una manera más uniforme a casi todos los temas.

Efectivamente Deeply from the Earth era un disco que recogía temas antiguos más dispares como Strombus, Deceiving Time, Wailing Road  junto a un material relativamente reciente en el que creíamos mucho, con lo que salió un mix.

Este nuevo disco ha sido fruto de los últimos 5 años. Yo tengo muchas demos, riffs, grabaciones y cuando creo que algo tiene futuro lo planteo a la banda: a veces es una canción completa, a veces es un cosa pequeña. Si a la banda le motiva, nos ponemos manos a la obra entre todos. Eso es lo que ocurrió con Devocean, habían muchas ideas producto de ese mismo momento y nos pusimos a cosechar todo ese material, lo cual nos ayudó mucho de cara a enfocar el álbum con una gran motivación y con la participación de todos los miembros de la banda. Yo antes me encargaba de todo, para este álbum he seguido siendo un poco controlador y supervisor, pero ha habido más riffs, estructuras y arreglos que todos han aportado a la banda, y se refleja el trabajo en equipo de verdad.

Casi todos los temas encajan con el tema del cambio climático, océanos, geología, mezclado con temas personales un poquito más oscuros, Nightmare Gallery es la única que se sale de esta temática. Es una demo que yo tenía grabada en 2008, un tema bastante cabroncete, pero pensamos que con Moonloop podía tener futuro. La adaptamos para los conciertos, vimos que funcionaba y aunque se saliera de la tónica general del álbum seguíamos creyendo en ella lo suficiente como para incluirla en el disco, y aunque sea un apunte al terror más cinematográfico le da un buen punto al álbum.

Es un puntazo enorme, la primera vez que la escuché, cerré los ojos y me pareció estar escuchando a Satriani . En Moonloop se juntan dos sonidos que me encantan, el sonido de Opeth de Blackwater Park y el sonido de Vai y Satriani.

Sin duda me han influido hasta la médula. Uno no lo sabe apreciar, pero obviamente se nos ve el plumero, somos muy fans de Opeth, Gojira… cuando les descubrimos pensamos “no estamos locos por querer mezclar death metal con sonidos más tranquilos y limpios” y hablar de otras temáticas. Desde pequeño he sido muy fan de la geología y la paleontología, y un día se me iluminó: puedo hablar de lo que me de la gana, tengo una cantera muy importante ahondando en mis intereses, naturaleza, geología, cambio de los climas, continentes, extinciones, fósiles,etc. Todo eso me apasiona metido en el contexto de la banda, encontré que era un buen mix y nos aportaba un toque distintivo, aunque ahora esté un poco más de moda hablar de todos estos temas.

Lamentablemente sí está de moda, pero siempre es importante cualquier voz que ayude a sensibilizar a la gente sobre estas cuestiones.

Me mueve un amor infinito hacia eso, no cobro de ningún sitio, ni nos apoya ninguna organización, no somos estandartes de Greenpeace ni nada, lo hago porque creo que hay que hacerlo y así lo siento, es como un motor gigante que te ayuda a seguir.

Detrás de Devocean hay una cantidad de horas de trabajo que no puedo llevar a imaginar, además de compaginarlo con otros proyectos, pero 5 años entre ambos álbumes me parece muchísimo tiempo.

Es muy bestia, en 5 años parece que la banda haya muerto directamente. En 2013 hicimos varios conciertos, estuvimos en un festival en Dinamarca, pero a partir de 2014 hemos dado un par de conciertos por año, hemos estado inmersos en el proceso del disco. Por cuestión de agendas, de trabajo, ensayar nos cuesta mucho, vernos de manera asidua, y montar esas canciones no es cuestión de un mes.

Hemos perdido varios años grabando cosas cuyo sonido no nos convencía, pero también nos ha dado una visión muy clara de hacia dónde queríamos ir con más fortaleza. Junto a los bolos, todo eso te da mucho curriculum y tablas, es el único tesoro que hemos acumulado, aunque no hayamos hecho grandes giras y no nos conozca muchas gente. Este disco era como un deber personal, dijimos basta, ahora vamos a parir algo que realmente nos refleje a nosotros, parido por todos, con el sonido que queremos, tarde lo que tarde y cueste lo que cueste. Se nos puede tildar de lentorros y tardones, espero que de cara al próximo álbum no tardemos tanto, todo dependerá de las agendas, del tiempo del que dispongamos para vernos y poner en común ideas, hacer caminar las canciones, darles ese toque final, encontrar el tiempo para ir a grabar, etc. También está el tema económico, que a todo el mundo le vaya bien pagar por grabar, es complicado cuando uno tiene un trabajo y un horario limitado.

 

ESTE DISCO ERA COMO UN DEBER PERSONAL, DIJIMOS BASTA, AHORA VAMOS A PARIR ALGO QUE REALMENTE NOS REFLEJE A NOSOTROS, PARIDO POR TODOS, CON EL SONIDO QUE QUEREMOS, TARDEMOS LO QUE TARDEMOS Y CUESTE LO QUE CUESTE.

 

Es algo muy general, es realmente complicado para una banda poder vivir de la música. Recuerdo que se lo preguntaban a Toundra, uno de los grupos de mayor proyección y que parece que poco a poco está consiguiendo llegar a más gente y contestaron que no, no viven de la música. Cada uno tiene su trabajo y tratan de compaginarlo como pueden.

Lo leí, decían que “no paramos de hacer bolos y la gente nos apoya muchísimo, pero que sepáis que todos tenemos nuestro trabajo“. Eso pasa también en el resto de Europa, se tiende mucho a idealizar, a lo mejor en Suecia, por ejemplo, tienen otro nivel de vida e igual se lo pueden permitir, pero en el momento en el que tienes un trabajo del cual dependes para pagar facturas, comprar una cuerdas nuevas o pagar por un local de ensayo o una grabación, cuando tienes que pedir una excedencia o favores para poder ir a dar un concierto…es el momento de la verdad. Es cuando decides si tirar la toalla o si seguir siendo un loco y tener una vida más precaria o con trabajos temporales para poder hacer realidad tu sueño y seguir estando abierto a que te llamen un día para salir de gira, o dar un concierto que va a caer en un día en el que vas a tener que decir en el trabajo que no puedes ir. Ahí es cuando tienes que sopesar. En ese aspecto sigo siendo un poco Peter Pan, y si se presenta una buena oportunidad de telonear a alguien importante o dar un concierto sigo estando dispuesto a hacer esa locura. Claro que da miedo, más a los que tienen familia, como Juanjo y Raúl, cuesta mucho porque no es suficiente con tocar bien e intentar hacer buenas canciones.

De hecho creo que la escena musical nacional está en un momento de forma envidiable, pero se nota que sacar cualquier proyecto adelante requiere un esfuerzo muy grande.

Si, pero todo ese esfuerzo y sacrificio se ve plasmado también en la pasión que hay en la música. No pasó a nosotros mismos: cuando tuvimos grabado el disco y pasamos a poner las capas superficiales del pastel, los arreglos, las guitarras acústicas, voces, teclados, algunos solos de guitarra…el mimo con el que lo tratas es mucho mayor, esa grabación va a quedar para siempre y te da igual el esfuerzo empleado.

No somos una banda importante a las que les ponen fecha límite para tener el disco grabado, de hecho la relación que teníamos con Listenable se estaba enfriando, casi se estaba perdiéndose el contacto, porque vieron que con el primer álbum no conseguimos lo que ellos esperaban y no tenían claro lo de sacar un segundo disco, con lo cual nos lo tomamos con más tranquilidad incluso. Veíamos que quizás tendríamos que tocar otras puertas a nivel de sellos discográficos. Hemos puesto todo el amor, paciencia y dedicación en este disco, y el mismo sello ha creído que el álbum está muy bien y nos ha dado una segunda oportunidad, valió la pena la espera.

Listenable Records es un sello francés, ¿resulta más sencillo encontrar apoyo discográfico fuera de España?

Nunca nos habíamos puesto a buscar sello de una manera seria. Partimos de la realidad (y esto ahora parece que está cambiando, y espero que así sea) de que en España, si haces metal no hay muchos sellos. A ver, si haces death metal está lleno de sellos independientes y es difícil que te quedes sin editar un disco, pero a nosotros nos interesaba editarlo con un sello que tuviera un poquito de proyección internacional, y ahí es donde entras en un terreno complicado: si haces power metal o heavy metal clásico sí encuentras algún sello nacional que lo mueva bien, pero hablando de metal extremo y cuando los referentes (al menos para mí personalmente) han estado fuera de este país, yo ya tenía las miras puestas más allá de los pirineos.

Una vez teníamos el disco grabado y estábamos buscando sello, pude conocer a Lauren, director del sello Listenable porque pasó por la tienda en la que yo trabajo, Revolver Records. Estuvimos hablando, le pasé la última demo que teníamos hasta la fecha y le gustó, me dijo que cuando tuviéramos grabado el álbum que le avisara. Y así lo hice, realmente no busqué ningún otro sello, le envié el disco y nos dijo que lo iba a sacar. A partir de ahí todo fue muy fluido. Fue como un sueño hecho realidad: es el sello que dio a conocer a Gojira, Textures, Soilwork, bandas que son muy buenas y hoy día están en sellos mucho más grandes y les va muy bien, con lo cual para mí fue como un bautizo idílico. Pero también hay que trabajar mucho después, no sólo editar el disco, hacer promo, entrevistas, concierto de presentación…hay que seguir apretando y sobre todo apostar por tocar en directo y dejarse la piel en los escenarios y en la carretera. E invertir: sacrificio, tiempo y dinero. Y eso es lo que no hicimos en Deeply from the Earth, porque estábamos un poco en la parra y todo nos vino de nuevas. Hay que defender todo de otra manera, y eso es lo que pretendemos para este nuevo disco, a ver cómo van las cosas.

 

NO BASTA CON EDITAR EL DISCO, HAY QUE SEGUIR TRABAJANDO Y APOSTAR POR TOCAR EN DIRECTO, DEJARSE LA PIEL EN LOS ESCENARIOS Y LA CARRETERA

 

El disco anterior lo mandasteis a masterizar a Suecia…

Sí, a Mastering Room, con Goran Finnberg, que ya había trabajado con gente como Gojira, Dark Tranquility y Opeth.

En cambio con Devocean habéis decidido quedaros en un estudio de Barcelona.

Lo hicimos porque antes de saber si nos iba a fichar algún sello, y ya que no había ninguna colaboración de ningún músico famoso que hiciera de anzuelo para atraer los ojos de un sello importante, pensamos en al menos hacer el mastering fuera, en un sitio muy pro y que diera nombre a las bandas nos podría garantizar entrar por alguna puerta interesante, y supongo que sí nos ayudó. Aunque el contacto estaba hecho previamente con Listenable antes de tener el disco grabado.

Para este disco, como ninguno de nosotros es rico y vamos muy justos de pasta, todo fue muy fluido. A David Querol, que ha sido el ingeniero, le conocí en 2010 a raíz de grabar un proyecto thrash death de unos amigos suyos con los que colaboré, y me gustó mucho la producción. Él ya nos dijo de trabajar juntos (en su momento optamos por Gorka Dresbaj, un tío muy profesional que hizo un gran trabajo para Deeply from the Earth), y para este disco estábamos buscando un sonido más grueso y poderoso, y David maneja muy bien ese sonido. Por otro lado en cuestiones económicas nos interesaba más trabajar con él, fue la decisión acertada. David se lo ha tomado con mucha profesionalidad, pasión y dedicación, y al ver que la producción, antes de estar masterizado, ya nos estaba encantando, sinceramente, gastarse un dinero extra no tenía sentido. Hay mucha gente que lo hace: colaboran músicos en sus discos (igual no les pagan nada, lo desconozco) para tener un gancho que atraiga a la gente, o que lo han grabado en tal sitio o lo ha masterizado fulanito, etc. Es algo que me da coraje, porque pienso que realmente hay suficiente nivel, no sólo de músicos, sino de productores e ingenieros en nuestro país como para que tengan exposición y darles una oportunidad.

Ahí quería llegar, en el último año se han grabado una serie de trabajos en el territorio nacional con un sonido espectacular, como los discos de Viva Belgrado, Jardín de la Croix, o los debuts de Firmament o Antier que han sacado unos discos enormes, y todos están grabados en España. Creo que el nivel de grabación y producción en el territorio nacional es muy grande.

Efectivamente, ya no tenemos nada que envidiar, y ya nos tocaba también. Todos hemos tenido muchas referencias, una banda que hacía death metal, o thrash o heavy en los 80… parecía que había una escena, pero también lo parecía en los 70 con el rock progresivo y se fue a la mierda, y luego en los 90 empezaron a salir muchas referencias que venían de Estados Unidos, y Europa empezó a despuntar con muchas propuestas metaleras. Aquí en España queríamos absorber todo eso, porque estaba llegando una pedazo de ola que no veas y no podíamos subir a ella, pero a partir del año 2000 en adelante, tanto músicos como estudios de grabación se han puesto las pilas. Ya no era necesario seguir teniendo todas las referencias fuera, te lo podías cocinar todo en casa, confiar en ti mismo, tanto como músico como en los productores de aquí. Hay trabajos editados con un sonido espectacular, por no hablar de fotógrafos, diseñadores gráficos, ilustradores… hay una cantera hermosísima que creo que vale la pena. El hecho de ser un músico pobre y humilde hace que te encuentres en ese callejón sin salida, aunque quisiera no podría irme a Suecia a grabar, o no podría encargar la portada a aquel dibujante que me flipa porque es muy caro, con lo cual creo que es bonito utilizar las herramientas que tienes a tu alcance y dar el máximo de ti, y si encima gusta, pues es una bendición.

Has comentado a nivel de diseño, hay diseñadores nacionales que me encantan, como 2112 Producciones o Error! Design, pero a nivel de bandas también: llevo 2 años escuchando casi prácticamente todo música nacional, obviamente junto a grandes lanzamientos foráneos, pero todo a un nivel muy similar. ¿Cómo ves tu esa escena progresiva o metalera nacional?

Veo que hay gente cada vez más preparada y que no tienen absolutamente nada que envidiar a nadie. Te puedo hablar de muchas bandas, en Barcelona somos amigos de una banda que son brutales, se llaman Foscor, van a sacar un disco en el que llevan muchos años batallando y han conseguido un contrato con Season Of Mist, sello francés de los más importantes en Europa. Han evolucionado de un black metal a algo mucho más vanguardista y emocional que mezcla hasta influencias de Joy Division. Me viene a la cabeza Wormed de Madrid, que hacen un brutal death supertécnico y feroz y ya han cruzado el charco, han participado en festivales metaleros en USA, Firmament como decías, Face the Maybe que es una banda que tira más hacia el metal progresivo con toques djent, un estilo como Meshuggah o Textures y lo hacen de puta madre, además se han autoeditado el disco y tocarán con nosotros en el concierto de presentación en Barcelona. Hay una cantidad de gente, que si fueran americanos, holandeses o de donde sea, ya se estarían comiendo el mundo, pero como son de aquí, parece ser que cuesta arrancar. Nadie es profeta en su tierra.

Hablando de salto internacional, ¿tenéis en mente dar ese paso?

Nos gustaría obviamente. Ha sido una grata sorpresa ver que en Japón se han interesado por el disco, va a salir una edición japonesa con 2 bonus track: 2 temas acústicos que grabamos hace unos años en la radio. Ver que hay un interés en un país tan alejado de aquí, aunque son consumidores de mucho material occidental y con mucho criterio, nos alienta.

 

HA SIDO UNA GRATA SORPRESA VER QUE EN JAPÓN SE INTERESAN POR EL DISCO: VA A SALIR UNA EDICIÓN CON 2 BONUS TRACKS, 2 TEMAS ACÚSTICOS QUE GRABAMOS EN LA RADIO.

 

Lo que tenemos en mente después del concierto de presentación que haremos en Barcelona en mayo, es hacer otro en Madrid, si puede ser antes del verano mejor. Pero también somos conscientes que habrá que dejar que el disco se escuche, ver qué pasa. A un disco hay que darle tiempo para que la gente lo escuche y ver qué reacción hay, tanto a nivel de promotores, como de público, medios, etc. Si todo va bien nuestro plan más inmediato este año es hacer una minigira estatal para presentar el disco en 4 o 5 ciudades importantes mínimo. Los ojos siempre están puestos fuera, es un trabajo que se lleva a la par, a veces recibimos ofertas de giras internacionales o para ir por Europa con alguna banda, y ahí hay que hacer números, porque normalmente es carísimo y tienes poco tiempo para tocar, te lo tienes que pagar todo tú, transporte, dormir, comida… a veces hay que llevar hasta parte del backline. Pero es la rueda en la que uno entra si quieres estar visible. Somos más conscientes que nunca de que si viene una buena oportunidad intentaremos subirnos al tren. Por lo pronto, España: a raíz de las críticas que estamos recibiendo nos debemos a nuestra tierra, tengo ya contactos hechos en varios puntos de la península donde sabemos que podríamos ir a tocar y puede ser una grata experiencia. Después, el sueño que todo el mundo tiene de llevar su música un poquito más lejos de la frontera y ver si eso comulga con la gente.

¡No os olvidéis de Murcia!

Para nada, además soy muy fan de Murcia por temas geológicos, eso es otro tema, me gusta mucho toda la gente de Murcia y Almería, mi abuelo era de Almería y adoro esa región.

Entiendo que por temas geológicos te refieres a la riqueza de yacimientos de la zona.

Sí, a partir de Alicante, hacia Murcia y Almería, hay muchos yacimientos a poca distancia de la costa de antiguos playas fosilizadas del Pleistoceno, de cuando habían mamuts en el norte de Europa: habían periodos interglaciares en los cuales la temperatura subía y el nivel del mar subía también, y muchas especies de clima cálido emigraban de otras zonas y se venían para el mediterráneo. Cuando viene otra vez la época glaciar y se enfría todo, baja el nivel del mar y la línea de costa, y lo que sucede es que te encuentras playas fosilizadas, vas andando a 100 metros de la costa y puedes encontrar caracolas, conchas y restos de corales. Parece que alguien hubiera quitado el tapón de una bañera, se va todo y queda el fondo marino fosilizado, es brutal, me encanta.

Una de mis aficiones de pequeño era precisamente ir a la montaña a buscar fósiles de caracolas, eso me alucinaba y no podía entender cómo habían ido a parar allí.

A mi de pequeño me pasaba lo mismo, ¿cómo puede ser que algo que te encuentras en el mar esté ahora aquí en forma de piedra? Lo primero que piensas es que el mar antes llegaba hasta aquí, vete a saber por qué. Pero no es tan simple, luego están los movimientos tectónicos, los pliegues, las fallas, los continentes se han movido de sitio, es un puzzle tan complejo y tan hermoso que me apasiona.

Al hilo de esto, y volviendo al álbum, veo que la música de los temas los firmáis todos como Moonloop, pero las letras sí que son tuyas, son todos estos temas que te apasionan los que al final salen a relucir.

Exacto, son mi fuente de inspiración y con ellos me siento muy libre. Siempre componemos la música primero, para mí la música es muy importante, estoy acostumbrado a escuchar música instrumental desde pequeño, me gusta mucho y a veces para mí ya es suficiente, a mi me ya me habla. Con Moonloop siempre partimos de ideas instrumentales y luego vemos qué me dice la canción y qué puedo o no contar por encima. A veces parto de ideas preconcebidas, o apuntes o notas y otras no, es como un lienzo en blanco, dejas ver qué sensación te transmite para hablar de eso y desarrollarlo. Me inspiro en temas ecológicos. En el death metal, al ser un género “violento”, hay muchos tópicos en el mensaje que envías, estados más críticos o negativos, pero intento que no sea el típico rollo de vísceras podridas o crítica social o cadáveres y satanismo. Prefiero redirigir esa energía negativa.

Ese mensaje de rabia lo cambias por otro que a ti te motiva más.

Sí, puede seguir siendo rabia, pero lo llevo a otros terrenos, más de conciencia ecológica o de dar unos avisos a la humanidad sobre ciertas cosas, y lo combino con experiencias personales, cosas que he vivido y me han dolido o las he vivido como un infierno, hago mi propia terapia. Al escribir la letra intento exorcizar esos demonios y quedan expuestos en el papel, eso no está exento de que al cantar esa canción no transmita aires de paz o de conciliación pero ya me meto en el papel, a veces hay que ser un personaje y en Moonloop existe ese rol de interpretarlo todo desde un punto más feroz, es divertido.

Desde luego me sorprende como esa rabia histórica del death metal la rediriges hacia el efecto que está teniendo el ser humano sobre el planeta que nos acoge. Imagino que es por lo que seleccionas “El quinto día” de Frank Schatzing como inspiración para el tema Oceans.

Yo soy muy fan de Vincent Price, las pelis de terror y todos esos topicazos, pero ves que no hay peor monstruo que el propio hombre, a veces la gente le tiene miedo a estar solo en casa, o a la oscuridad, al bosque…igual había que tener más miedo a un tío que está en un bar con más gente y en un momento se le va la cabeza al hablar de fútbol porque no le gusta lo que has dicho y te parte la cabeza con una botella. Eso extrapolado a lo que pasa hoy en día en el mundo y cómo todos somos un poco egoístas y pensamos “si salgo yo ganando que le den al resto” o no reciclo y paso de todo y nos escudamos en cualquier excusa.

Haciendo death metal soy consciente de que hay ciertas limitaciones estilísticas: es death metal, rápido y feroz, con voz gutural, pero cuidado, que también podría hablar de amor, no hay límites. En mi caso me encuentro a gusto en ese contexto de dar ciertos avisos o hacer ciertas críticas y aportar un poco de conciencia sobre lo mal que hacemos ciertas cosas respecto a la naturaleza o a los océanos. Aunque luego inevitablemente La Tierra sigue su curso, eso ha pasado siempre y seguirá pasando.

 

SOY CONSCIENTE DE QUE HAY CIERTAS LIMITACIONES ESTILÍSTICAS EN EL DEATH METAL, PERO TAMBIÉN SE PODRÍA HABLAR DE AMOR, NO HAY LÍMITES. ME ENCUENTRO CÓMODO APORTANDO ALGO DE CONCIENCIA RESPECTO A LA NATURALEZA O LOS OCÉANOS.

 

Puede que la idea que has pintado del egoísmo sea el mal que todo lo corrompe.

Lo que está pasando en el mundo nos pasa a nivel individual a pequeña escala, uno se ve sus mezquindades, sus egoísmos, sus personajes oscuros. Luego sale Trump elegido o ves que te quieren montar un campo de golf en la costa y se escudan diciendo que van a crear puestos de trabajo…no hay un equilibrio. Lo único que puedes hacer a nivel individual es intentar hacer las cosas lo mejor que puedas día a día contigo mismo y con los que están a tu alrededor. Claro que me gustaría tener poderes y coger por los cojones a algún político y tirarlo a una balsa llena de pirañas…pero como eso no puede ocurrir y crea mucha impotencia, y perderíamos la vida y la salud, lo único que nos queda es tratar de actuar de manera local, sobre todo de manera interior, creo que es arma más poderosa que tenemos. Si otros no predican con el ejemplo o no optan por seguir el mismo patrón, pues allá ellos. Por desgracia se ven muchas injusticias por el camino, tanto hacia seres humanos, con temas de salud o económicos, o extrapolados a la naturaleza, cómo muchos biotipos y zonas naturales se van a tomar por culo por el interés de cuatro magnates, por poner un pequeño ejemplo. Y el poder que tiene La Tierra de regenerarse y aportarnos siempre alimento a veces parece que se va a acabar.

De hecho creo que hace algunos meses llegamos al punto de inflexión, en el que ya consumimos en un día más de lo que La Tierra es capaz de regenerar.

Sí, estamos ya en ese punto en el que ya no hay vuelta atrás. Está todo por ver, a veces surgen grandes pensadores y grandes gestos y hazañas que pueden ser positivas para mucha gente a raíz de verse contra las cuerdas. Creo que las personas, y el mundo, somos en ocasiones como el típico niño que tiene un trabajo que hacer a un mes vista y prefiere irse al parque a jugar, y cuando le quedan 2 días lo hace todo de golpe y toda velocidad, y eso no es garantía de que le salga bien. A lo mejor necesitamos ese toque de atención de ver que las cosas empiezan a ir realmente mal, no sólo en países como India, Siria o Tailandia, sino en ciudades como París, Barcelona o Nueva York. Cuando nos veamos con el agua al cuello a lo mejor nos entra mucha conciencia y nos arremangamos y desbancamos a esta logia que está controlándolo todo. O no, o nos vendemos todos al diablo y esto se va al garete. Supongo que aún nos falta sufrir más, por desgracia, para coger conciencia.

Volviendo a Devocean, la semana pasada estrenasteis el nuevo videoclip de Medusa, ¿nos puedes contar algo de su grabación?

El videoclip lo ha hecho mi primo, Ricard Renalias, aparte de que le quiero con locura y le he visto crecer desde chiquitito, le influencié mucho con mis paranoias cuando a finales de los 90 yo era muy fan de Porcupine Tree, Opeth, Satriani y toda esta gente. Con la edad que tiene es un crack en muchas cosas y ya quiso colaborar con nosotros desde un principio. Escribió el guion, las imágenes, todo lo que iba a pasar.

El videoclip y la canción trata de la relación amor-odio entre un hombre y una mujer. Me baso en experiencias vividas a nivel personal, cuando el amor se transforma en algo dependiente, tedioso, donde ya no se respira un aire sano y a veces uno de los dos, o tal vez los dos, se ven mermados por la energía que desprende el otro. Porque las personas pueden ser algo negativas en lo que dicen, en lo que hacen, en cómo influencian la actitud del otro. Lo que quise hacer fue establecer una comparación metafórica con el mito de Medusa y Perseo, con el hecho de que no puedas mirarle a los ojos porque te petrifica y tienes que cortarle la cabeza. A nivel simbólico me interesaba mucho expresarlo: cuando hay una energía que te oprime, que te ofusca, y que a veces es culpa de uno mismo, por no saber decir que no o de coger las “armas” y salir por uno mismo del bache…te encuentras con personajes y situaciones que te paralizan, y en este caso habría la alegoría de paralizarte o quedarte petrificado, como cuando miras a los ojos a esta persona y te quedas anulado del todo. En videoclip narra esa situación.

 

Fuimos a grabarlo a una playa de rocas cerca de la costa del Garraf en Barcelona, en un centro cívico de Manresa y en una masía cerca de Manresa para recrear unos exteriores que necesitábamos. Estamos muy contentos, es fruto de mucha pasión, mucho amor, mucha vocación y poco tiempo y dinero. Mi primo ha estado muchos meses dedicado a la edición y creo que ha conseguido un muy buen resultado dadas las condiciones que teníamos todos, se hizo en un fin de semana, rapidísimo. Lo que decíamos antes, uno no dispone ni del tiempo ni de los medios para hacer lo que sueña pero utilizas las herramientas que tienes a tu alcance e intentas sacarles el máximo jugo posible.

Otra cosa que me ha gustado muchísimo es la portada, todo el artwork es precioso y refleja perfectamente toda la idea que hay detrás del álbum.

Sí, es que ha sido muy curioso, ha habido una relación simbiótica. La foto original, que es de un fotógrafo inglés afincado en Australia, Matthew Smith, que es un crack y un tío que ama la naturaleza. La descubrí en Instagram o en Facebook, no recuerdo, y lo primero que pensé es que era una medusa, pero de una especie muy rara. Al informarme vi que no era una medusa, sino que es un ser que está compuesto por varios animales, es una cosa realmente curiosa: la parte que está en la superficie, que sirve para navegar y es la que le da nombre, carabela portuguesa, es como si fuera una vela que se desplaza con el viento. Además tiene un estómago y unos tentáculos, es como si las células no estuvieran relacionadas de manera original, pero con el tiempo cada célula crea un órgano y organismo distinto pero viven en comunidad, es un animal flipante. Al informarme de cómo vivía este bicho y verlo con ese azul eléctrico y sobre todo en esa fotografía con ese contexto tan oscuro, primigenio y enigmático me inspiró muchísimo, y cuando la banda lo vio todos cayeron rendidos a la foto.

Todo eso ocurrió antes de empezar a grabar pero nos autoinfluenció muchísimo: ya teníamos una serie de canciones con una dirección muy clara, pero el hecho de ser conscientes de que teníamos esa portada e iba a ser el estandarte del álbum nos marcó el camino de las demás. Temas como Oceans o Medusa ya los teníamos terminados, pero de cara a Interglacial o Megalodon ejerció un papel bastante importante para intentar recrear esa oscuridad en ese paisaje primigenio, esa especie de solitud y enigma pero que a la vez parece algo extraterrestre, me hacía conectar con la idea de que la vida pudo venir de fuera a partir de moléculas de agua arrastradas por meteoritos, o teorías un poco conspirativas, aunque la gente me pueda tachar de new age, yo siempre pienso que como nadie ha estado allí, todo es posible, con lo cual nadie puede negar que haya podido venir de un platillo volante. Ni afirmarlo ni negarlo, me quedo con la duda. El bicho de la portada transmitía algo muy alienígena y nos enamoró.

Contacté con el fotógrafo cuando lo tuvimos claro, le compramos un par de fotos, una es la portada y otra es otra calavera portuguesa distinta que aparece dentro del libreto. El fotógrafo se mostró muy interesado y fue todo muy fluido. Después contactamos con una amiga mía diseñadora, Maite, de Mai Visualart, nos hizo el montaje de la foto con el logo, el libreto, etc, y a principios de este año estuvimos ultimando detalles con el diseñador de Listenable, que adaptó el diseño al digipack y al vinilo. Ha hecho un trabajo excelente, trabajó para bandas muy importantes, es un honor tenerlo como el diseñador que ha dado el toque final al producto.

Hemos podido ver que tenéis un proyecto acústico muy interesante.

Haremos un acústico para presentar el disco, un día antes de que salga, aprovechando que yo trabajo en Revolver Records, he hablado con el encargado y nos ceden el piso de arriba, que está lleno de vinilos. Haremos una fiesta de presentación. Nuestros managers nos propusieron hacer una especie de firma de discos el mismo día que saliera el álbum, pero pensamos que una firma de discos a secas, siendo desconocidos para el público no tenía mucho sentido. Pensamos entonces en ofrecer un acústico y así atraer más a la gente. Hablando con los distribuidores en España, Gran Sol, lo hemos organizado todo para que nos enviaran el material y podamos vender el disco un día antes de su fecha oficial, eso será el jueves 23 de marzo. Hemos ensayado algunos de los pasajes de varias canciones en formato acústico, haremos una adaptación de Medusa con voz limpia, están saliendo cosas muy curiosas. Lo malo es que tenemos un deathline muy justo y tenemos poco tiempo para vernos, pero algo saldrá.

 

Actualización: Debido a un problema con la fabricación, el lanzamiento de la versión en digipack de “Devocean” se retrasa hasta el viernes 7 de Abril. Esto afecta directamente al acústico que tenían previsto llevar a cabo en Revólver Records, os mantendremos informados de las próximas fechas.

El concierto de presentación será el 12 de mayo de 2017 en la sala Bóveda de Barcelona, y estarán acompañados por Face The Maybe y Perennial Isolation.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.